Yihadismo en cárceles británicas: Autoridades ignoran la advertencia de retirar material que incita al asesinato de gays

Yihadismo en cárceles británicas: Autoridades ignoran la advertencia de retirar material que incita al asesinato de gays

Funcionarios de  justicia del Reino Unido han sido acusados de ignorar las advertencias sobre el material extremista que se utiliza para radicalizar a los internos en prisiones británicas. El ex oficial de la prisión y funcionario del Ministerio del Interior, Ian Acheson, había revisado con preocupación algunos de los materiales distribuidos por los imanes y capellanes de prisiones y así lo hizo constar en un informe sobre la radicalización entre rejas.

Los inspectores de Acheson encontraron material extremista islámico en nueve de las 11 prisiones inspeccionadas, según el diario The Times, y lo puso como primera posición de las preocupaciones urgentes en un informe que elaboró en noviembre de 2015.

En abril de 2016 el contenido del informe advertía que los capellanes de prisiones designados por el Gobierno habían distribuido de forma rutinaria panfletos y libros homófobos a los presos. Sin embargo, el Servicio Nacional de Gestión de Delincuentes no actuó para ordenar que los libros fueran retirados de prisiones hasta el 20 de junio pasado, más de siete meses después de las advertencias iniciales sobre el tema.

Uno de los libros prohibidos ahora es el del jefe de los Hermanos Musulmanes, Yusuf al-Qaradawi, donde explica lo lícito y lo prohibida en el Islam, lo utiliza para fomentar el asesinato de homosexuales  y el sentimiento de odio hacia los gays entre los yihadistas. Entre los párrafos del libro, dice: “En el Islam está prohibida la desviación sexual conocida como la homosexualidad. La difusión de esta práctica en una sociedad depravada interrumpe su patrón de vida natural y hace de que quienes lo practican esclavos de sus deseos, privándoles de decencia, dignidad y moral de una manera  de vida decente. Los juristas del Islam han defendido puntos de vista relativos a la sanción de esta práctica abominable. ¿Deben los participantes (en referencia a los gays) activos y pasivos ser eliminados? Si bien este tipo de castigos pueden parecer cruel, se sugiere para mantener la pureza de la sociedad islámica”.

Otra de las afirmación de este libro prohibido arremete contra los semitas: “Los judíos están detrás del materialismo, la sexualidad de los animales, la destrucción de la familia y la disolución de la sociedad. El establecimiento del dominio de Dios no puede lograrse sólo a través de la predicación. Cualquiera que entienda este carácter particular de esta religión también comprender el lugar de la Jihad”.

Acheson dijo ante un comité parlamentario: “En las capellanías de prisiones, encontramos numerosos ejemplos de literatura religiosa que era extremista en su naturaleza y que, a veces, contenía información sectaria, homófoba e incendiario. Estaban a la libre disposición de los presos vulnerables en muchas cárceles, sin ningún control obvio sobre él”.

Acheson le dijo a la BBC: “Me dejaron en claro que el Ministerio de Justicia en  noviembre pasado iba a actuar. Mi suposición era que se tomasen medidas urgentes para eliminar estos materiales. Su acceso libre a los presos vulnerables y sugestionables es un riesgo para la seguridad”.

Un portavoz de Ministerio de Justicia ha salido al paso de las críticas: “El secretario de Justicia encargó la primera criba del extremismo islamista en las cárceles. Como parte de esta revisión, estos textos fueron identificados como material extremista para su eliminación. El nuevo secretario de Justicia ahora trabajará en estrecha colaboración con el Ministerio del Interior y otros organismos para hacer frente a la importante cuestión del extremismo islamista en las prisiones”.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín