Vimeo cierra un canal de terapia de curación gay: “No permitimos videos que inciten al odio”

Vimeo cierra un canal de terapia de curación gay: “No permitimos videos que inciten al odio”

Por fin una buena noticia en la lucha por el veto a las terapias que tanto daño emocional y psicológico están causando a millones de personas LGBTI del mundo. Pure Passion Media, anteriormente conocido como Mastering Life Ministries, es un canal cristiano dirigido por David Kyle Foster, quien se describe a sí mismo como un “ex homosexual” cuya pretensión era “curar” a la gente para que dejara de ser homosexual, lesbiana o transgénero. De hecho,  Kyle Foster en sus apocalípticos mensajes dice que las personas que son LGBTI  cometen “pecado sexual y un quebrantamiento de las leyes divinas”.

El canal estaba lleno de videos que mostraban los testimonios de presuntos ex-homosexuales o ex-transexuales autoproclamadas que fueron ‘sanadas’ a través de Cristo.

Ahora la plataforma de streaming de vídeo, Vimeo, ha cerrado sus servicios para Pure Passion al considerar que promueve “terapias que son muy peligrosas y están desacreditadas por los profesionales de la medicina y la psicología”.

De hecho, todas las principales organizaciones médicas profesionales del mundo condenan las “terapias de curación gay” no solo por su ineficacia sino porque los daños irreversibles que someten a sus “pacientes” les pueden llevar a plantearse el suicidio.

Vimeo contactó con Pure Passion por primera vez en diciembre del año pasado, según el diario World Net Daily . En esa ocasión, le informaron a Foster que un moderador había marcado algunos de los vídeos del canal y le recordaron que “Vimeo no permite videos que hostiguen, inciten al odio o retraten la violencia excesiva”. Se le advirtió que si se negaba a eliminar todos los vídeos que no cumplieran con esta regla, su cuenta sería revisada 48 horas más tarde para comprobar que había cumplido con la exigencia.

Pero Foster no cumplió y lo negó todo. “Deben tener la cuenta equivocada. Somos un ministerio cristiano premiado que solo publica contenidos que ayudan a la gente, no los lastima “, argumentó. Así que Vimeole  explicó las reglas otra vez. “Parece que algunos de sus videos van en contra de las Directrices de Vimeo de que también prohibimos contenido que muestra una actitud humillante hacia grupos específicos incluyendo los vídeos que promueven los esfuerzos de Cambio de Orientación Sexual (SOCE)”, le respondieron.

Pero Foster quería salirse con la suya les puso como ejemplo que organizaciones xomo la de Alcohólicos Anónimos muestran imágenes de cómo se comportan estos enfermos bajo los efectos etílicos y no por ello “avergüenzan” a los alcohólicos. Pero Vimeo no estaba dispuesta a pasar una y le contestó que el alcoholismo es un problema médico pero la homosexualidad no lo es.

Así que el pasado 16 de marzo Vimeo le dio a Foster un ultimátum final: “Deshágase de los videos ofensivos en una semana o pierda su canal” y no lo hizo. “Su declaración equiparando homosexualidad a “rotura sexual” traiciona la postura subyacente de su organización. Para decirlo con claridad, no creemos que la homosexualidad requiera una cura y no permitimos videos en nuestra plataforma que apoyen este punto de vista Por favor elimine todos y cada uno de los videos que hablan de la homosexualidad como una condición que requiere sanación. También consideramos que este punto de vista básico muestra una actitud humillante hacia un grupo específico, algo que no permitimos”, le advirtió Vimeo.

Pero como no lo hizo, los 850 vídeos que Pure Passion tenía subidos en Vimeo fueron eliminados el pasado viernes 24 de marzo. Los partidarios de Foster ahora afirman que Vimeo está “involucrándose en una censura anticristiana flagrante, sin disculpas y agresiva”.  Dicen que Cristo puede “transformar a la gente cuando se trata de homosexualidad”. Pero en este caso Vimeo ha tenido la última palabra.

“Hacer referencia a la homosexualidad como una “distorsión sexual” no es aceptable, ni tampoco se hace referencia al hecho de que Dios puede transformar la vida de alguien atrapado en la confusión homosexual”, dijo un portavoz de Vimeo en un comunicado.

Por desgracia, Pure Passion sigue siendo un canal activo en YouTube. Eso sí, desde esta red social han preferido no hacer comentarios y mantenerse al margen de la polémica. Lo que está claro es de qué pie cojea Facebook con su puritanismo censurando imágenes de desnudos tanto femenino como masculino a las que califica de “indecentes” mientras no ve un flagrante atropello a la dignidad humana que le digan a alguien que es un “enfermo” o un “desviado” por su orientación sexual y que se puede “curar” gracias a la “intervención divina”.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín