Suecia quiere en 2018 enmendar una transbófica ley indemnizando a los transexuales forzados a esterilización

Suecia quiere en 2018 enmendar una transbófica ley indemnizando a los transexuales forzados a esterilización

Desde la década de 1940 hasta enero de 2013, los individuos que querían cambiar su sexo de manera legal en Suecia, tenían que someterse previamente a una esterilización para así evitar tener hijos. Sí, lo leíste bien. Suecia, la tierra con un gobierno “todo subsidiado”, mantuvo durante más de 70 años unas de las políticas anti-transgénero más agresivas de cualquier país desarrollado.

El gobierno sueco, protector de su población “genéticamente sueca” mantuvo un programa de esterilización dirigido sobre todo a los inmigrantes y a otros “indeseables” genéticos. Se mantuvo de los años 40 a los 70 del pasado siglo y fue abolida en 1976, pero sólo después de que casi 31 mil personas fueron intervenidas. Una ley aprobada en 1972que exigía esterilizarse primero a todas las personas que quieran cambiar su sexo legalmente– siguió en la constitución hasta enero de 2013. Además, estipulaba que cualquier persona transgénero debe probar que no tiene gametos (espermas u óvulos) guardados en alguna parte, ni haber donado esperma a bancos para su uso futuro.

“Forzar a una persona a operarse por algo que no es necesario, en función de tener géneros legalmente reconocidos; es una violación a los derechos humanos”, dijo la actriz sueca Aleksa Lundberg, quien fue esterilizada a los 17 años, cuando cambió de sexo y que a través de la comedia Infestus contó sus experiencias de joven, su cambo de sexo, su adolescencia tardía y su vida como mujer adulta y fue aclamada en todo Suecia.

El Gobierno sueco quiere cambiar esta situación y va a proponer un proyecto de ley para indemnizar con 24.000 euros a las personas que fueron obligadas legalmente a estilizarse como requisito para cambiar de sexo, así lo ha contado el ministro de Salud Pública del país escandinavo, Gabriel Wikström, al diario Dagens Nyheter.

Considerada inconstitucional y discriminatoria, alrededor de 500 personas sufrieron esterilización forzosa en virtud de esta ley, del total de 865 que pidieron cambiar de sexo. En 2013, como consecuencia de una sentencia del Tribunal Administrativo de Apelación de Estocolmo, casi 150 transexuales pusieron una demanda judicial reclamando una indemnización de 34.000 euros por persona. Ahora, la estimación de esta compensación estaría alrededor de las 300.000 coronas suecas (unos 32.000 €) por persona.

El objetivo es que la ley entre en vigor en julio de 2018.  Kerstin Burman, de la Federación Sueca por los Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Queer, dijo que las “reparaciones monetarias no pueden compensar completamente las violaciones de esterilización forzada, pero una reparación financiera iniciada por el gobierno es un reconocimiento oficial de que estas acciones eran malas y que el Estado no debería haber tratado a sus ciudadanos de esta manera. Que el gobierno haya optado por tomar la responsabilidad política de las esterilizaciones forzadas es muy positivo. Ahora estamos esperando que el nivel de la compensación sea adecuado y justo”, matizó. Y advierte: “Si el gobierno propone una cantidad significativamente menor, a continuación volveremos a los tribunales”, precisó.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín