Sentencia pionera: Conceden asilo a una mujer trans de Singapur para evitar que haga el servicio militar

Sentencia pionera: Conceden asilo a una mujer trans de Singapur para evitar que haga el servicio militar

Por primera vez en la historia, el Reino Unido ha concedido asilo a una mujer transexual de Singapur para evitar la obligación de que tenga que realizar el servicio militar como cualquier  hombre. En el país asiático, todos los ciudadanos varones son reclutados durante dos años cuando cumplen los 18. La joven, de 33 años de edad y cuña identidad se mantiene en el anonimato para su seguridad, ha vivido en el Reino Unido con un visado de estudiante desde el año 2004.

Entró en el Reino Unido identificada como una mujer en su tarjeta de identificación que expide el Ministerio del Interior. Durante vivió con el temor de ser expulsada. Pidió una solicitud de asilo en 2012 cuando su visado expiró y le resultaba angustiante saber que tendría que cumplir las obligaciones de ser “reservistas” si se viese obligada a regresar a Singapur. El problema de la joven es que aunque ha superado la edad en la que el Estado obliga a cumplir el servicio militar, todavía tiene que servir como reservista durante unas pocas semanas cada año hasta que cumpla entre 40 a 50 años.

Aunque la salvedad es que las mujeres transexuales que se han sometido a una operación de cambio de sexo quedan exentas del servicio militar. Antes de llegar al Reino Unido, a la mujer le obligaron a alistarse en Singapur y durante la última década ha estado viviendo como una mujer aunque todavía no se ha sometido a la operación de cambio de sexo. Por eso, legalmente consta como un hombre en Singapur.

Si se niega a cumplir con sus obligaciones militares, podría enfrentarse a 15 meses de prisión y una multa de 10.000 dólares, según The Guardian . Su petición de asilo fue sido rechazada varias veces, la justicia consideró que no había pruebas suficientes que demostraran que iba a ser objeto de persecución en su país, que es una de las causas para la concesión de asilo en el Reino Unido. Sin embargo, en el mes de noviembre pasado, un juez del Tribunal de Inmigración respondió favorablemente a su petición de ayuda.

Su abogado argumentó que ella iba a volver a su país de origen como una mujer para ser castigada como un hombre. El juez señaló que sería “una violación fundamental de su derecho a una vida privada y a la expresión de su identidad de género. Me parece que el requisito de la recurrente para ocultar esencialmente su género y vivir como un hombre, aunque sea por dos semanas al año, no sería en absoluto razonable”, dijo el juez. El Ministerio del Interior apeló contra la sentencia. Sin embargo, esta semana, un segundo juez falló a favor de la mujer.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín