Prohibido representar a Jesús, ¿por ser gay?

0
1495

Hace ya unos años, en ‘El Intermedio’ pusieron las sevillanas ‘No decirle mariquita’, interpretada por José Valladares en las que habla de un hombre homosexual al que le llaman con este apelativo homófobo. El cantante sale en defensa del gay diciendo eso de “no decirle mariquita, que tiene un nombre también”. Lo cierto es que la canción tiene su guasa, con frases como “no tiene la culpa de ser femenina”, o cuando dice “Dios quiso hacerlo hombre cuando venía pá mujer”. Y ¿por qué hablamos de esta canción, precisamente hoy? Pues porque acaba de pasar la Semana Santa y seguimos viendo la bochornosa actitudes homófobas por parte de algunas cofradías o de la propia Iglesia. La polémica va más allá debido a que afecta a una persona que llevaba muchísimos años interpretando el personaje de Jesucristo Resucitado como miembro de la Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador de Valencia.

Resulta que en la Semana Santa de 2015, Ramón Fossati, que es la persona que encarna a Jesucristo, decidió salir con un hombro al descubierto y parece que ese detalle en la vestimenta le ha parecido poco decoroso a la Junta directiva de la hermandad por lo que le comunicaron que este año le vetaban en el desfile, sin más explicaciones. En una entrevista realizada en la Cadena Ser de Valencia, Fossati explicó que la entidad le puso una multa de 300 euros que luego, tras su apelación, se rebajó a 60 euros. El hecho es que tiene prohibido desfilar hasta la Semana Santa de 2019.

La Junta Mayor de la Semana Santa Marinera acusó a Fossati de dar ‘falsas’ bendiciones saludando al público como si fuera una ‘parodia’. Fossati se defiende: “La iconografía nos muestra a Jesús Resucitado con el costado desnudo. Ese era mi plan pero decidí cambiarlo al darme cuenta de que era algo exagerado, de ahí lo del hombro”, explicó el actor ante los micrófonos de radio.

Según el actor, apunta directamente como responsable al párroco de Nuestra Señora de los Ángeles y cree que hay otros motivos y tiene que ver con el hecho de que es homosexual: “No se me dio ninguna razón para la prohibición … Podría ser por celos. O tal vez fue un castigo por ser homosexuales. Pero todo el mundo sabe donde vivo mi orientación sexual y que no es un problema … Soy profundamente religioso y esto es lo peor que me podría suceder”, ha explicado. . Por su parte, la Junta Mayor de la Semana Santa Marinera de Valencia aluden a que “el desfile de Resurreción tiene naturaleza de procesión por lo que deben mantenerse las formas”.

Todos sabemos que los desfiles tradicionales de Semana Santa son muy conservadores y tienen códigos de vestimenta muy estrictas. Hay cofradías que multan a las mujeres que acompañan a los pasos por llevar faldas que no son lo suficientemente largas pero el caso de Fossati llega más lejos. A pesar de la homofobia que impera en la Iglesia católica no sabíamos que nadie pudiera ser vetado para interpretar un papel por su orientación sexual.   

En 2012 el pastor anglicano Paul Oestreicher se hacía esta pregunta “¿Jesucristo era gay? Pues va a ser que sí”, en un artículo en el periódico británico The Guardian. La teoría de Oestreicher se basa en las últimas palabras de Jesús en la cruz. Cuando vio Jesús a su madre y al discípulo a quien amaba, dice a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Luego dijo al discípulo. “Ahí tienes a tu madre”. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. Desde ese momento el discípulo se convierte en parte de la familia de Jesús.

Ese discípulo era Juan, a quien, dicen los evangelios, Jesús amaba de una manera especial. Todos los otros habían huido atemorizados. A los pies de la cruz había tres mujeres, pero sólo un hombre tuvo el valor de acompañar a Jesús en su ejecución. En todas las representaciones clásicas de la Última Cena, un tema favorito del arte cristiano, Juan está al lado de Jesús, muy a menudo con la cabeza apoyada en su pecho de Jesús.

Sostiene Oestreicher que la sexualidad de Jesucristo era parte de su naturaleza humana y desdeña las teorías que apuntan a una relación con María Magdalena, carentes de base bíblica. Recuerda también que Hugh Montefiore, obispo de Birmingham se atrevió a sugerir esta misma posibilidad: la de que el rabino hebreo nacido en Belén, que nunca tuvo esposa –algo inusual para su condición- fuera homosexual.

“Si Jesús era gay o heterosexual no afecta en absoluto quién era y lo que significa para el mundo de hoy. Espiritualmente es irrelevante. Lo que importa en este contexto es que hay muchos seguidores gays y lesbianas de Jesús -ordenados y laicos- que, a pesar de la iglesia, muy humildemente le son fieles”, concluye el pastor anglicano, quien además invita a las iglesias cristianas “en sus muchas formas” a aceptar, abrazar y amar abiertamente a los gays y lesbianas.

En fin, en Loottis estamos convencidos de que si Jesucristo resucitara lo último en lo que se fijaría es en si le representan o no con un hombro al descubierto. ¡Pasan demasiadas cosas terribles en el este mundo para detenerse en este detalle insignificante!. Como dicen la letra de las sevillanas: “Si no hubiera mariquitas, no habría Semana Santa”.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta