Obama dice que sus hijas adolescentes le ayudaron a cambiar sus puntos de vista sobre la igualdad del matrimonio

0
1148
President Barack Obama, First Lady Michelle Obama, and their daughters, Sasha and Malia, sit for a family portrait in the Oval Office, Dec. 11, 2011. (Official White House Photo by Pete Souza) This official White House photograph is being made available only for publication by news organizations and/or for personal use printing by the subject(s) of the photograph. The photograph may not be manipulated in any way and may not be used in commercial or political materials, advertisements, emails, products, promotions that in any way suggests approval or endorsement of the President, the First Family, or the White House.Ê

El presidente estadounidense, Barack Obama, dice que sus dos hijas adolescentes, Sasha (de 17 años de edad) y Malia (de 14 años), le han ayudado mucho a entender la diferencia entre “unión civil” y “matrimonio” para parejas del mismo sexo. Así lo comentó el líder norteamericano durante un encuentro con 500 jóvenes líderes celebrado en el ayuntamiento de Londres este pasado sábado. Obama respondía a una pregunta formulada por un activista en el que le planteaba como las campañas sociales le habían influido para cambiar de opinión sobre ciertos temas. ‘Tengo que confesar que mis hijas han tenido un impacto sobre mí.  No era simplemente sobre los derechos legales, sino de un sentimiento de estigma”, explicó el presidente.

Obama reveló que, inicialmente, estaba más a favor de las uniones civiles porque sintió que no era necesaria la “etiqueta” de calificar una unión entre personas del mismo sexo como matrimonio ya que las personas estaban recibiendo los mismos derechos de todos modos: “Mi idea fue inicialmente que el etiquetar esas uniones como matrimonio no era necesario, siempre y cuando las personas tuvieran los mismos derechos y sería separarlos de algunas de las connotaciones religiosas que el matrimonio tiene en la mente de muchos estadounidenses”.

Sin embargo, con la ayuda de Malia y Sasha, así como de activistas a favor de la igualdad que fue capaz de ver que el asunto no se trataba sólo de “derechos”, sino también del “estigma” que enfrentan todas las parejas del mismo sexo en la sociedad: “La gente que amaba y que tienen relaciones del mismo sexo monógamas me explicaron lo que debería haber entendido antes que no era simplemente sobre los derechos legales, sino de un sentimiento de estigma. Si llamas a algo diferente, de alguna manera, significa menos a los ojos de la sociedad”, subrayo el presidente.

Al describir el movimiento de igualdad del matrimonio, Obama dijo que era “el conjunto que más rápidamente ha generado cambios en términos del movimiento social” que ha visto y aseguró estar impresionado por la forma en que el panorama político, los corazones y las mentes han cambiado y que, finalmente, condujeron a cambios reales en las leyes del país.

Obama también elogió la capacidad de la comunidad LGBTI para llegar a sus oponentes conservadores y cómo la igualdad de matrimonio realmente es algo arraigado en “valores familiares y todo lo que las familias proporcionan de estabilidad, de compromiso y de unión”.

“Me pareció que había una gran cantidad de inteligencia para llegar y lograr la construcción y determinación que atrayese a personas que inicialmente no estaba de acuerdo con ellos”, comentó Obama.

El viernes, Obama ofreción una rueda de prensa conjunta con el primer ministro británico, David Cameron, donde criticó las leyes anti-LGBTI firmadas recientemente en Carolina del Norte y en Mississippi asegurando que estaban “equivocadas” y deberían ser anuladas.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta