Los socorristas salen del armario

Los socorristas salen del armario

Hay profesionales LGBT en diferentes cuerpos que han decidido aunar esfuerzos creando asociaciones y departamentos que atienden sus necesidades, es el caso de Gaylespol, la Asociación de Policías Gays y Lesbianas que, desde abril del 2006 visualizan la diversidad dentro de los cuerpos policiales luchando contra el odio y la discriminación hacia toda persona o de QUILTBAG, la red de apoyo de la identidad sexual y de género LGBT del Reino Unido del Servicio de Incendios y Rescate que creó este año, Katie Cornhill, jefa de la estación del Servicio contra Incendios y Rescate de Hampshire y una de las pocas mujeres que hay en la profesión.

Hace poco la RNLI, que en la siglas inglesas es la Royal National Lifeboat Institution, una institución de salvamento marítimo que se puso en marcha en 1824 y que vigila 12.500 kilómetros de costa del Reino Unido patrullan en alrededor de 200 playas (salvando más 140.000 vidas desde su creación), lanzaba su primera red LGBT.

Algunas funciones están pagadas pero aproximadamente 35.000 de los que trabajan para RNLI son voluntarios, un cuerpo similar al que tenemos en España, Protección Civil.

jefe-socorristas-gays-gales-del-sur

El Presidente de la nueva red LGBT es miembro del personal de RNLI a tiempo completo y se llama, Jacob Davies. Nació y se crió en una zona rural de Nueva Zelanda. Asegura que en gran parte del mundo, la gente todavía tiene rígidas nociones de la masculinidad. Por eso, para él visibilizar su homosexualidad no resultó fácil.

Davies asegura que ama el deporte, la natación y las actividades al aire libre lo que le llevó a estudiar entrenamiento deportivo en la Universidad en Christchurch. Al mismo tiempo, comenzó a trabajar de salvavidas y como entrenador de natación.

En 2011, después de Davies se graduó, Christchurch sufrió los efectos de un devastador terremoto. La piscina donde trabajaba fue gravemente dañada, dejándolo sin empleo. Por ese motivo decidió cambiar de país y probar suerte en Inglaterra: “Decidí venir al Reino Unido en verano de 2011. Tengo pasaporte británico y familia en Devon así que pensé: “¿Por qué no?”. Me trasladé a vivir con mi familia y ahora trabajo para la RNLI en Jersey”.

Davies alternó temporadas de verano entre el Reino Unido y Nueva Zelanda durante dos años. En la primavera de 2016, se trasladó al Reino Unido a tiempo completo para asumir su puesto actual: Jefe de Salvamento del RNLI de Gales del Sur. Sus funciones incluyen supervisar y coordinar a 130 personas que trabajan en 22 playas a lo largo de la costa de Gales del Sur. Los socorristas prestan su servicio desde Semana Santa hasta  final de las vacaciones escolares de verano.

También están comprometidos con los programas de educación, informando a la gente sobre cómo divertirse pero respetando la peligrosidad de las aguas: “La dura realidad de lo que hacemos es prevenir ahogamientos pero no siempre se puede evitar”, dice.

Ya sea trabajando con un equipo de salvavidas o con el personal que va en los botes, los roles de RNLI son exigentes e implican actuar con rapidez en situaciones de vida o muerte. Davies dice que las recompensas de su trabajo va de la mano con sus desafíos: “A veces tenemos que responder a incidentes por los que tenemos que proporcionar primeros auxilios y RCP (reanimación cardio-pulmonar) o recuperar cadáveres. Esa es la cruda realidad de lo que realmente hacemos y ese es lado difícil”.

lancha-de-salvamento-maritimo-ingles

Davies dice sentirse orgulloso de poder servir a la comunidad: “Lo que me gusta de mi trabajo es que está proporcionando un servicio a la comunidad asegurando que las familias estén a salvo en la playa, proporcionando los primeros auxilios si es necesario, y evitar que las cosas malas sucedan. Interactuar y comprometerse con el público es la parte agradable. Además, también proporciona oportunidades para que el personal construya una carrera. Algunos sólo hacen este trabajo por un corto periodo de tiempo, tal vez mientras están estudiando, mientras que algunos se han convertido en socorristas de carrera y otros entrenan para ser paramédicos”, explica el jefe de los socorristas en Gales del Sur.

Davies reconoce que salvar vidas le confiere una imagen de macho viril y son pocos los que lo asocian con ser homosexual. Dice que experimentó esto más en Nueva Zelanda. Define su ciudad en Australia como bastante conservadora y católica donde se topó con problemas a causa de su sexualidad: “Mi orientación sexual lo conocían algunos de mis compañeros y algunas de las familias de las personas a las que entrenaba, pero uno de los entrenadores lo intentó utilizar en mi contra para que me echaran pero, afortunadamente, tenía apoyos a mi alrededor. La reacción fue: “¿Qué relevancia tiene eso para cualquier cosa que hagamos?”. Esa situación me hizo aprender que hay algunas personas que tratan de hacerte daño, pero hay una fuerte red de apoyo también”, subraya Davies.

Parte de ese fuerte apoyo se ha formalizado por su empresa actual con la creación de una red propia LGTB dentro de la RNLI. Davies espera que ayude a promover que se trata de una organización inclusiva: “Como parte de mi título universitario, hice un trabajo de investigación sobre la masculinidad y la homofobia en el deporte y cuanto más nos fijamos en las cosas, más se reduce la ignorancia. Puede que no sea la palabra adecuada a usar pero es una especie de miedo a no entender bastante algo o sólo tener una forma de ser. La gente tiene una imagen en su mente de cómo las cosas deben ser y, si no lo son, supone un desafío a lo que sentimos y pensamos”, explica el joven.

Davies asegura que ha encontrado más aceptación en el Reino Unido que en Nueva Zelanda: “Aquí hay mucho menos “hipermasculinidad”. O bien, hay muchas más formas de masculinidad, lo que crea una sensación mucho más inclusiva y diversa. Hay una sensación de que es una sociedad más inclusiva”.

Dice que la homofobia a veces puede ser experimentada de manera más sutil: “Por mi experiencia, a veces, puede pensar que existe un debilitamiento de la autoridad. Por alguna razón, se asume que si eres gay, entonces no sabes muy bien las cosas y hay que reestablecer la credibilidad antes que nada. Los estereotipos de ser gay no se alinean con la visión o comprensión de lo que se asume que debemos ser los homosexuales”.

Davies dice que la red LGBT la ha creado para ayudar a la gente a ser ellos mismos en el trabajo: “Tenemos personas que están fuera del armario en el trabajo y un número significativo de personas que lo mantienen en secreto y que es una verdadera pena. Es una de las razones por las que esta red LGBT está en su lugar trata de romper esas barreras. No estamos diciendo que la gente debe salir, pero creo que es de esperar que cree un ambiente más inclusivo y permita el florecimiento de la diversidad que sepan que hay gente ahí para apoyarlos”, dice Davies.

También hace hincapié en que la red no es sólo para personas LGBT, sino también para los amigos y sus familias para que les proporcione educación sobre las realidades de inclusión y sus beneficios: Se trata del respeto al individuo y la creación de un espacio para preguntas para escapar de la persecución. Yo trabajo aquí con un buen montón de chicos y en los últimos siete meses he encontrado que es muy útil permitir que hagan preguntas que antes podían haberles intimidado a abrirse porque estaban preocupados por ofender. Tenemos alrededor de 35.000 voluntarios. Las personas dan su tiempo para ayudar a sus comunidades y sólo queremos ser capaces de reflejar plenamente la diversidad de la comunidad”, concluye el socorrista.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín

Otro año más estamos en Fitur Gay

 

Ven a visitarnos a Fitur Pabellón 3, Stand 3b18,3b20 y 3c33.

Pásate por nuestro Stand y participa en nuestros sorteos, catas...

Podrás conseguir tu Agenda Magazine 2022

Holler Box