La Iglesia Mormona cambia de táctica para “curar la homosexualidad”

La Iglesia Mormona cambia de táctica para “curar la homosexualidad”

Hay un dicho que asegura: “Si no puedes con el enemigo únete a él” (aunque para ello el lobo se disfrace de abuelita). Sorpresivamente esta semana, los mormones han puesto en marcha un sitio web destinado a la “acogida” de las personas homosexuales en su seno. Aparentemente la página Mormón y Gay se identifica como gayfriendly pero si la analizamos en profundidad, en realidad, se trata de un espacio que pretende ayudar a los mormones a “gestionar su atracción hacia el mismo sexo”. Es decir, el mismo lenguaje de código utilizado por los practicantes para “curar” a homosexuales.

En la web se insiste: “La atracción en sí (por personas del mismo sexo) no es un pecado, sino que se actúe. A pesar de que los individuos no optar por tener este tipo de atracciones, ellos deciden cómo responder ante ellas”.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocida como la Iglesia Mormona, predica el rechazo de la homosexualidad a menos que estos miembros permanezcan célibes de por vida. Su doctrina también rechaza a los hijos de padres homosexuales y les condiciona a desaprobar activamente el “estilo de vida” de sus progenitores si quieren permanecer en el seno de la Iglesia. A los mormones también se les ha relacionado con una serie de peligrosas “práctica de curación” de la homosexualidad.

A principios de este año, un líder mormón llamado David Vendar, que pertenece al “Quórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”, insistió que entre los mormones no hay miembros homosexuales: “En primer lugar quiero reformular la afirmación “no hay miembros homosexuales de la Iglesia. Nosotros no nos definimos por la atracción sexual o por el comportamiento sexual. Somos hijos e hijas de Dios y todos tenemos diferentes retos en la carne”. Bednar insistió que la homosexualidad no constituye una de las “aflicciones de la sexualidad” porque los mormones tratan de curarlos.

Elder Dallin H Oaks, un reputado líder mormón, confirmó que la Iglesia no está suavizando su doctrina anti-LGBT: “No hay ningún cambio en la posición de la iglesia de lo que es moralmente correcto. Lo que está cambiando y lo que hay que cambiar está ayudando a los miembros de la Iglesia a responder de manera sensible cuando se encuentran con una persona que siente atracción hacia el mismo sexo en sus propias familias, entre otros miembros de la iglesia o en otro lugar”.

De hecho, una ley de delitos de odio en Utah fue bloqueado recientemente después de la oposición de la Iglesia Mormona, Estado en el que tiene mucha importancia sus opiniones.

En 2014,  Elder Kimball y Elder Searcy, dos ex mormones, publicaron “El Libro de Mormón: Posiciones del misionero” simulando que practicaban varias posturas sexuales totalmente vestidos con las ropas que les identifican (camisa blanca abrochada hasta el cuello, corbata y pantalón oscuro) para burlarse de la institución en la que se criaron.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín