La hipocresía de la FIFA contra la homofobia: Sanciona a 7 selecciones pero mantiene los Mundiales en Rusia y Qatar

La hipocresía de la FIFA contra la homofobia: Sanciona a 7 selecciones pero mantiene los Mundiales en Rusia y Qatar

El órgano rector del fútbol mundial, la FIFA, ha puesto pie en pared y ya no va a permitir los actos de demostración de la homofobia en los campos de fútbol del mundo. Por ello, ha castigado a siete selecciones de equipos nacionales después que se entonaran cánticos insultantes, discriminatorios y antideportivos por parte de los hinchas fanáticos seguidores durante los partidos de clasificación al Mundial de Fútbol Rusia 2018. Las multas económicas que oscilan entre los más de 13.000 a 135.000 euros han sido emitidas por el Sistema de Control Anti-Discriminación la semana pasada contra Chile, Paraguay, Perú, México, El Salvador, Honduras y Croacia.

En una declaración oficial el organismo internacional dictamina que: «Chile fue sancionada con la prohibición de jugar en el Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos en Santiago durante dos partidos oficiales y una multa de 30.000 francos suizos (27.125 euros). La primera suspensión se aplicará en el próximo partido de clasificación de los Mundiales de 2018 de la FIFA entre Chile y Bolivia, mientras que la aplicación de la segunda suspensión queda sujeta a un período de prueba de dos años en aplicación del artículo 33 del Código Disciplinario de la FIFA (FDC)». Así Chile no podrá jugar el próximo partido oficial la FIFA contra Bolivia que estaba previsto para septiembre de 2016.

Así, las federaciones de fútbol de México y El Salvador tendrán que pagar multas de 35.000 francos suizos cada una (unos 31.645 euros); Honduras, 40.0000 francos suizos (36.167 euros); Paraguay fue multado con 20.000 francos suizos (18.084 euros) y Perú, 15.000 francos suizos, (unos 13.563 euros).

México ya había sido sancionado enero del 2016 por conductas antideportivas en sus tribunas y fue multado con 20.000 mil dólares (17.951 euros) por esos cánticos, motivo por el cual la federación de fútbol local (Femexfut) presentó a finales de marzo la campaña «Abrazos por el fútbol» en un intento para eliminar los gritos considerados como homófobicos de los estadios del país.

Por su parte, la Federación de Fútbol Croacia también fue sancionada con una multa superior a los 150.000 dólares (134.664 euros) y dos juegos oficiales de la FIFA sin espectadores por dos casos de discriminación de los hinchas fanáticos que ocurrieron en partidos amistosos de Croacia con Israel y Hungría, en marzo 23 y 26, respectivamente. La selección croata ya había sido sancionado por incidentes similares por parte de la FIFA y la UEFA.

“En todos los casos se trata de cánticos homófobos que entonaron los seguidores de las respectivas selecciones, que según la Comisión Disciplinaria de la FIFA constituyen una violación del artículo 67 del Código Disciplinario de la FIFA (CDF) por parte de las federaciones”, ha dicho la FIFA con respecto a estos actos.

La estrella de fútbol, Robbie Rogers, afirmó recientemente: «La FIFA está corrupta y dirigido por personas homofóbicas, sexistas, racistas que ponen a sus amigos en cargos».  Así los grupos de derechos LGBT previamente habían denunciado su «profunda preocupación» por la decisión de la FIFA de otorgar las Copas del Mundo de 2018 y 2022 a Rusia y Qatar, dos naciones con leyes homofóbicas.

En 2013, la FIFA anunció su intención de presionar a Qatar para que relajara su legislación contra los homosexuales de cara a la celebración del gran evento de 2022. La responsable del equipo femenino de fútbol de Inglaterra, Casey Stoney, ya anunció que no asistiría a Qatar porque las personas homosexuales no son bienvenidas allí.

Con estos gestos lo único que demuestra la FIFA es su afán recaudatorio porque nada hace por organizar sus competiciones deportivas internacionales en países tolerantes y libres de LGBTfobia, vetando a los que no lo son.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email