La familia real danesa hace historia: La Princesa María, a la cabeza de la marcha del Orgullo de Copenhague

La familia real danesa hace historia: La Princesa María, a la cabeza de la marcha del Orgullo de Copenhague

Luciendo unas zapatillas deportivas en tono azul, unos pantalones de pitillo, con su larga melena suelta que sujetaba con unas gafas de sol, una camiseta de la Fundación de lucha contra el Sida de Dinamarca (de la que es presidenta de honor) y con una pancarta en sus manos así pudimos ver encabezado la marcha del Orgullo en la Plaza del Ayuntamiento (Regnbuepladsen) de Copenhague a la princesa María, Condesa de Monpezat, segunda esposa del Príncipe Joaquín de Dinamarca.

La princesa María ha hecho historia porque ha sido el primer miembro de la familia real danesa en asistir a la marcha del Orgullo de Copenhague. Un evento que tuvo lugar el pasado sábado, 20 de agosto. Este año se batió el récord de personas con más de 30.000 participantes y casi 200.000 personas celebrando las fiestas en las calles. Entre ellos, se encontraban el primer ministro de Dinamarca, Lars Løkke Rasmussen.

Princesa María en el Orgullo de Copenhague

Para sorpresa de muchos, la princesa María apareció sin que se hubiera comunicado previamente y marchó con la Fundación danesa de lucha contra el SIDA. De hecho, el responsable de comunicación del Orgullo de Copenhague, Thomas K. Rasmussen, explicó la sorpresiva presencia de este miembro de la casa real Danesa: “Que tengamos conocimiento, es la primera vez que en Escandinavia un miembro de la familia real camina en un desfile del orgullo. Y es sin duda la primera vez en Dinamarca. Su participación, sin duda, muestra una modernización de la monarquía en Dinamarca y un cambio de bienvenida hacia una mayor apertura”.

Entre otras obras sociales, la Princesa Marie se vuelca con la Asociación Danesa de la epilepsia en las celebraciones del 60 cumpleaños del Departamento Infantil del Hospital en Dianalund vistió con las firmas que adora. La princesa llevaba una chaqueta de Alexander McQueen, la parte superior de Hugo Boss, zapatos de Jimmy Choo con el bolso de Channel.

Looks de la princesa María de Dinamarca

Su Alteza Real, María, tiene 40 años y es parisina. La única hija de Alain Cavallier, director publicitario y Françoise Grassiot, empresaria hostelera. Se mudó a Ginebra después de que sus padres se divorciaran. Tiene cuatro medio-hermanos, Benjamín y Gregorio Grandet y Carlos y Eduardo Cavallier. Estudió en el internado de élite de Suiza, Collège Alpin Beau Soleil y después realizó la carrera de economía en la Universidad de Ginebra y en el Babson Collage de Massachusetts, en EE.UU, estudió negocios internacionales y economía.

Habla con fluidez tres idiomas además del francés, el inglés, castellano y danés. Trabajó en la empresa de publicidad de Internet DoubleClick en Nueva York y después en el departamento de prensa de la empresa Media Marketing en París. Desde 2005 hasta su matrimonio fue secretaria ejecutiva en la empresa de su padrastro, Grupo ING Numismático, en Ginebra.

En una cacería otoñal en 2002 conoció al Príncipe Joaquín de Dinamarca, hijo menor de la Reina Margarita II de Dinamarca, y los dos intercambiaron correos. El Príncipe aún no se había divorciado de la Condesa Alejandra. Pero, con el paso de los años, la amistad se fue estrechando y en 2006 inició su relación con María. Ambos se comprometieron en octubre de 2007 y se casaron en mayo de 2008 en la iglesia de Møgeltønder, al sur de la península de Jutlandia, en Dinamarca. María,  aunque era católica, se convirtió al luteranismo. La pareja tiene dos hijos en común: El Príncipe Enrique Carlos Joaquín Alain, de 7 años, y la Princesa Atenea Margarita Françoise María, de 4 años de edad. Fruto del matrimonio de Joaquín con Alejandra nacieron los príncipes Nicolás Federico Guillermo Alejandro, de 16 años y Félix Enrique Valdemar Cristian, de 14 años.

Pero la Princesa Maria no es la primera miembro de la Casa Real danesa en respaldar a la  comunidad LGBT en este año. La Princesa Mary, su cuñada y esposa del príncipe heredero Federico,  pronunció un discurso de gran alcance llamado a la unidad en los derechos LGBT durante la celebración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia en el foro de Idaho, organizado por el gobierno de su país en el mes de mayo donde dijo: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, independientemente de su orientación sexual e identidad de género. Pero esta afirmación, para demasiadas personas en todo el mundo no es cierta. A pesar de que estamos en 2016, demasiadas personas LGBTI siguen siendo víctimas del odio, la violencia, la discriminación, el acoso y malos tratos – y esto no se puede, ni se debe aceptar”.

Dinamarca lleva mucho tiempo en el camino de los derechos LGBT. La primera ley de parejas del mismo sexo en el mundo es de 1989, décadas antes de que se aprobara en muchos otros países. El país también ha sido pionero en leyes de género para que las personas trans pueden obtener el reconocimiento legal sin someterse a un tratamiento médico y recientemente se convirtió en el primer país del mundo en eliminar la transexualidad  de su lista de trastornos mentales.

Foto de portadas: Lars Peter Barendensen y en el interior (Getty Images / P.Vind)

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín