Irlanda da más pasos hacia la igualdad nombrando a una activista lesbiana casada con una ex monja, nueva ministra

0
4931

En mayo de 2015 Irlanda se convertía en el país número 20 en aceptar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Era un gran paso teniendo en cuenta que es una nación con una gran mayoría de católicos practicantes. Además, se convertía en el primer país del mundo en legalizar el matrimonio homosexual a través de un referéndum popular. El Partido Laborista fue el principal impulsor de esta iniciativa y este respaldo se hace también palpable entre sus votantes, ya que un 80% estaba a favor de la legalización. Esta votación acontecía cinco años después de que en 2010 se aprobara la ley de Relaciones Civiles que concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo. En ese proceso de visibilidad, Irlanda ha dado un paso más con la elección de la feminista, lesbiana, teóloga y activista, Katherine Zappone, de 62 años, como Ministra de la Infancia y Juventud en Irlanda.

Senadora desde 2011, Katherine se convirtió en la primera miembro abiertamente lesbiana del Oireachtas (Parlamento irlandés) y la primer miembro con una relación del mismo sexo reconocida. En febrero de 2016, también se convirtió en la primera lesbiana declarada de la Teachta Dála (Cámara Baja del Parlamento de Irlanda) en la 32ª legislatura. Este pasado 6 de mayo de 2016, después de un retraso en la formación del gobierno, Zappone se convirtió en la primer ministro del gobierno abiertamente lesbiana de Irlanda cuando Enda Kenny le otorgó la cartera de Ministra de la Infancia y de la Juventud.

Katherine Zappone está casada con Ann Louise Gilligan, quien dejó los hábitos de monja hace varios años. Ambas son dos comprometidas activistas para conseguir el matrimonio igualitario en Irlanda, y una de las primeras en casarse.

Zappone y Gilligan, son co-fundadoras de An Cosán, la mayor organización de educación de la comunidad de Irlanda para familias en peligro de exclusión social que cuenta con un centro de educación y cuidado de la primera infancia y otros servicios para mujeres de las zonas desfavorecidas. Actualmente, la organización atiende a más de mil familias al año.

En noviembre de 2004, el Tribunal Supremo admitió una demanda interpuesta por Zappone y Gilligan porque pretendían que se les reconociera su unión civil celebrada en septiembre de de 2003 en Vancouver. La sentencia fue denegada en diciembre de 2006 pero entonces la Constitución irlandesa sólo contemplaba el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Zappone fue una destacada activista de la campaña a favor del Sí en el referéndum por la igualdad de los matrimonios en Irlanda ayudando al YesEquality como asesora voluntaria y participando en los debates televisivos. El 22 de mayo de 2015 pronunció un discurso en el que dijo que los irlandeses debían “Votar sí por la igualdad, por una República de iguales, una República de amor”. El 23 de mayo de 2015, Zappone le pidió a su esposa Ann Louise Gilligan en la televisión nacional y en prime time que volviera a casarse con ella en Irlanda ahora que era posible la celebración del matrimonio. Su declaración la describió cómo que sentía “emocionada desde la parte superior hasta los dedos de mis pies”.

Últimos establecimientos o servicios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta