Eurovisión sale del armario

0
173

Mañana, sábado 18 de mayo se retransmite el festival del año, ‘Eurovisión’ que se lleva celebrando desde 1956.

Actualmente, algunos de sus ganadores sirvieron para reivindicar el certamen europeo como un festival abierto, moderno y tolerante, conformando un icono para el colectivo LGTBI.

La Unión Europea de Radiofusión, organizadora del certamen, se pregunta por qué Eurovisión tiene tanta expectación entre el colectivo LGTBI.

Abunda la purpurina, música pop y un público masivo detrás. El año pasado, el certamen europeo logró un récord de audiencia al reunir siete millones de espectadores por televisión.

Si durante el inicio del certamen europeo, en la década de los cincuenta y sesenta, las canciones eran más convencionales, desde los setenta la competición se ha convertido en un fenómeno más llamativo.

Las celebrities como Izhar Cohen, ganador en 1978 que reconoció años más tarde que era homosexual, han abierto el camino para que otros y otras después hicieran lo mismo. Como en 2013 con la actuación de Krista Siegfrids que cerró su actuación besando a una de sus bailarinas sobre el escenario. Y, por supuesto, Conchita Wurst, que con su barba y lentejuelas hizo historia.

No se trata de apariencia, si no de declaración, aceptación y tolerancia.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta