España concedió asilo a 77 homosexuales marroquíes desde 2015

España concedió asilo a 77 homosexuales marroquíes desde 2015

En medio de la cólera suscitada por la violenta agresión homófoba de Beni Mellal,  el diario marroquí Assabah informa, citando fuentes de Kifkif (Asociación para la Integración de Lesbianas, Gays, Bisexuales y transexuales Refugiados y Migrantes) y el Gobierno de Melilla, que España concedió protección a 77 marroquíes demandantes de asilo por orientación sexual y/o identidad de género desde 2015. Marruecos es uno de los todavía 77 países del mundo se considera un delito ser homosexual.

Según Kifkif  estos solicitantes de protección se enfrentan a muchos problemas  a la espera de la ansiada carta de asilo. “Durante mucho tiempo  los casos de asilo por orientación sexual y/o identidad de género de personas procedentes de Marruecos han estado en stand by, España no quería entorpecer con ello a sus de por sí accidentadas relaciones con Marruecos”, explica Samir Bargachi, presidente de Kifkif.

La entidad, cuenta con pocos medios para poder atender todas las demandas de ayuda. “De repente nos han empezado a llegar muchos casos y nos vemos desbordados”, se lamenta Bargachi.

Kifkif cuenta con un local en el centro de Madrid donde se realizan varias actividades de acogida para los refugiados LGBT, especialmente los procedentes de los países de mayoría musulmana.

La cruda realidad de los refugiados LGBT en Europa
La Unión Europea asiste desde hace meses a la llegada de miles de refugiados procedentes mayoritariamente de países del norte África y Medio Oriente. Grupos europeos de gays y lesbianas han denunciado que “la tragedia alcanza cotas de tortura difícilmente imaginables” en el caso los homosexuales y transexuales. “Much@s no se atreven a denunciar por temor a que suponga una influencia negativa en sus expedientes de solicitud de asilo. La desinformación, el pánico y las denigrantes condiciones de supervivencia en campos de refugiados, son el caldo de cultivo idóneo para todo tipo de abusos”, señala en su página web Gayles TV.

Por ejemplo, en España, dos cameruneses y un magrebí fueron agredidos físicamente por sus compañeros al revelar su orientación sexual, una situación que, según la misma fuente, se agrava en los países de centro y norte de Europa.

En el mes de febrero pasado, voluntarios holandeses informaban del abuso regular a homosexuales en un campo que alberga a más de 3000 personas. “Amenazas, excrementos y basura en las camas son el día a día de gays y lesbianas en el campo cercano a Nijmegen”, explican. También Dinamarca ha informado sobre diez casos de abusos, mientras se informa que en Finlandia, un individuo ha sido condenado a 3 años y medio de prisión por la violación de otro inmigrante en un centro de acogida. También cuentan que en Suecia, un solicitante de asilo intentó ahogar a un compatriota en el centro de acogida de Jönköping. “La homosexualidad de la víctima fue el motivo del ataque”, cuentan los pro refugiados LGTBI. “La mayoría de abusos son silenciados y quedan impunes”, añaden.

Países como Finlandia han creado instalaciones aisladas para acoger a los refugiados homosexuales. También en Berlín se inauguró recientemente el segundo centro de acogida destinado a personas LGTBI. Se trata de un inmueble de cuatro plantas, con capacidad para 122 refugiados gays, lesbianas y transexuales que se distribuyen en 29 apartamentos. El primero se inauguró el 1 de febrero en Nuremberg y sólo tiene capacidad para albergar a 8 personas y ya se había quedado pequeño.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín