Eric Fanning, a punto de convertirse en el primer Secretario de Estado abiertamente gay del Ejército de USA

0
1200

En Yankilandia todavía los prejuicios hacia la homosexualidad son patentes y si no que se lo digan a Fanning. En el mes de septiembre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció la elección de Eric Fanning, un civil de 47 años abiertamente gay, como Secretario del Ejército de Tierra. Tres meses después, Fanning tomaba la determinación de dimitir como Secretario Interino del Ejército debido a que el Senado de Estados Unidos no confirmaba su candidatura que le ratificaba como el primer jefe abiertamente gay de uno de los cuerpos del ejército de Estados Unidos. Miembros republicanos del Congreso bloquearon la audiencia de su confirmación. Sin embargo, el Comité de Servicios Armados del Senado respaldó ayer el nombramiento de Eric Fanning para convertirse en Secretario de Estado del Ejército de Estados Unidos.

Fanning encabeza el ranking de los miembros abiertamente gays de más alto nivel del Departamento de Defensa. Ha sido Secretario interino desde que John McHugh dimitió el pasado otoño. Va a trabajar, al menos por ahora, en la oficina del Secretario de Defensa.

Fanning ha sido subsecretario de la Fuerza Aérea, subsecretario de la Marina y subdirector de gestión de la Armada. Recientemente, había estado trabajando en calidad de subsecretario del Ejército y es un asesor civil del secretario de Defensa, Ashton B. Carter.

Nacido y criado en Kalamazoo, en el estado de Michigan, Fanning se graduó de la Escuela Secundaria Centerville en Ohio en 1986, después de asistir a escuelas Cranbrook en Michigan, y se graduó en la universidad de Dartmouth en 1990. Su interés por el gobierno y la política comenzó cuando participó en el concurso de primaria de New Hampshire en 1988.

Fue miembro del Fondo de la Victoria Gay y Lésbica de 2004 a 2007. Está a favor de la adopción por el ejército de Estados Unidos de una política que prohíbe la discriminación sobre la base de orientación sexual. Fanning también apoya que las personas abiertamente transgénero puedan servir en el ejército también.

Fanning tiene por delante muchos retos al frente de la Secretaría de Estado del Ejército: La integración de mujeres a los cuerpos militares, la pérdida de moral o los recortes presupuestarios y de personal. Una fuerza que llegó a tener 570.000 soldados en activo ha perdido 80.000 efectivos y planea prescindir de 40.000 más.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta