Condena ejemplar: Banquero despedido por ser gay recibe 3,1 millones de euros de indemnización

Condena ejemplar: Banquero despedido por ser gay recibe 3,1 millones de euros de indemnización

Un tribunal de Minnesota ha zanjado una agria disputa familiar después de que el banquero hiciera pública su homosexualidad. Stephen Habberstad asegura que sabía que era gay desde muy jovencito pero nunca se lo confesó a su familia y menos aún a su esposa cuando optó por casarse con una mujer. Sin embargo, se decidió a salir del armario a los 50 años, lo que le condujo a un amargo divorcio en 2007 y a que su familia le rechazara.

Habberstad trabajaba en la empresa familiar Country Bankers Inc., una sociedad holding del sureste de Minnesota. Es propietario de parte del Farmers and Merchants State Bank of Blooming Prairie y del Citizens State Bank of Hayfield (Banco del Estado de Agricultores y Comerciantes de Blooming Prairie y del Banco Estatal de Ciudadanos de Hayfield).

Mientras que los familiares aseguran que fue despedido por motivos de reajustes del negocios, Habberstad afirma que fue a causa de su orientación sexual. Un juez está de acuerdo con él. El Star Tribune reveló detalles de la sentencia, que fue dictada a finales del pasado mes de julio. En su 92 páginas, el  fallo del juez José Bueltel detalla con minuciosidad la aparente guerra y enfrentamiento familiar.

Habberstad poseía la mayoría de las acciones del banco, pero como parte de su acuerdo de divorcio con su ex esposa, le dio una parte de sus acciones, lo que hizo que perdiera el control de la mayoría. Posteriormente, su ex esposa y su hermana se unieron para dirigir la sala de juntas con la destitución de Habberstad.

La corte escuchó que una tía de Habbersta, también accionista de la empresa, había dicho que era “necesario para regresar al trabajo que vuelvas al armario”.

El juez Bueltel, en su fallo, dictaminó que: “Los accionistas y directores que participan en la decisión de terminar con la relación laboral sintieron que Stephen, como un hombre gay, era una carga para los bancos”.

“La gente puede tener sus propios puntos de vista sobre la orientación sexual pero ese no es el tema”, aclara la abogada de Habberstad, Leslie Lienemann, “El problema es que la gente tiene derecho a trabajar sin que ello afecte a su empleo y a su capacidad para ganarse la vida. La discriminación ocurre incluso entre las personas que usted piensa que son sus amigos y familiares que le apoyan. Es una realidad muy difícil para mucha gente”.

Por su parte, la familia de Habberstad se defiende y el abogado que actúa en su nombre, John Harper III, explicó que: “No podíamos estar más de acuerdo con el Sr. Habberstad que no se debe discriminar a nadie porque sean homosexuales o por cualquier otra razón. Y no lo hicieron. Nuestros clientes están decepcionados con la decisión del juez Bueltel y así piensan apelar para recurrir la sentencia”.

“Me despidieron por ser homosexual”, insiste Habberstad, que ahora tiene 61 años y reside en Florida y fue despedido hace tres años. El acuerdo de 3,1 millones de uros es la mayor sentencia en contra de la discriminación por la orientación sexual en la historia de Minnesota. Pero el juez ordenó que el pago se efectúe durante el tiempo que le reste de vida a Habberstad con el fin de disminuir el impacto financiero en el banco.

La sentencia dictamina que se le abone 798.733 dólares en concepto de salarios atrasados, 25.000 dólares para resarcirle por angustia emocional y al menos 100.000 dólares al año.

“Significa que puedo seguir con mi vida”, dijo un aliviado Habberstad, “Todavía estoy tratando de superar esto. … No tenía nada que ver con cómo se llevó a cabo nuestro negocio. Me despidieron por ser homosexual”.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín

Otro año más estamos en Fitur Gay

 

Ven a visitarnos a Fitur Pabellón 3, Stand 3b18,3b20 y 3c33.

Pásate por nuestro Stand y participa en nuestros sorteos, catas...

Podrás conseguir tu Agenda Magazine 2022

Holler Box