Alicante Entiende se solidariza con la pareja gay detenida por alquilar el vientre a una mujer en España

Alicante Entiende se solidariza con la pareja gay detenida por alquilar el vientre a una mujer en España

Ya están en libertad con cargos los tres detenidos por la Guardia Civil: una pareja de peluqueros gays residente en la localidad de Vícar, en Almería, y la mujer de 28 años que dio a luz al bebé hace un mes supuestamente a cambio de percibir 10.000 euros, residente en la localidad gaditana de Villamartín aunque nacida en San Pedro de Alcántara, Málaga. Los tres están imputados por realizar una práctica que es ilegal en el estado español aunque esta técnica es legal en algunos estados de USA y territorios de Canadá, en Ucrania, Rusia, Grecia, Portugal, Georgia, Mexico, Kazajistán, Bielorusia, Camboya, Bielorrusia o Armenia por un mínimo de tres veces más esa cantidad.

Más de un millar de niños españoles nacen cada año en el extranjero a través de madres subrogadas. Sin embargo, la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, a finales del mes de agosto se oponía a la inscripción en el Registro Civil español de los niños nacidos en otros países por esta técnica. Sin embargo, un informe de la Fiscal General del Estado del pasado mes de septiembre daba luz verde a las tesis de regulación a favor de esta técnica de fecundación: la Dirección General de Registros y Notariado garantiza los derechos constitucionales y la filiación de los hijos de españoles a través de una instrucción técnica.

Desde asociaciones como Son Nuestros Hijos se pedía que “no se frivolice con la paternidad” y la necesidad de regulación estos procedimientos para garantizar no solo la inscripción de una manera garantista sino también la adaptación de una ley que queda obsoleta por los avances sociales. Y esta tendencia viene avalada por el colectivo profesional independiente de la SEF que también propone la regulación en su memoria anual.

En el mes de marzo pasado  fue tumbada la Proposición No de Ley (PNL) presentada por Ciudadanos en la Asamblea de Madrid sobre la gestación subrogada. El PP defendía que la gestación subrogada era “ir contra natura” y el Tribunal Supremo dijo que era incompatible con las relaciones familiares, la dignidad de la persona, la protección de la infancia, además de favorece la comercialización de la maternidad. Pero no todo está perdido porque Toni y Pablo, una pareja que viven en Valencia, lograron un hito en julio pasado: Que un tribunal les reconozca la filiación a ambos de sus gemelos nacidos en México gracias a un vientre de alquiler.

Asociaciones como ALICANTE ENTIENDE defienden la postura de la pareja gay y la mujer de Andalucía y exigen que el Gobierno español regule el sistema de gestación subrogada: “Está reconocido en otros países desde hace más de 30 años, pero en España sigue perseguido por la Ley, con lo que muchas personas y matrimonios que no pueden tener hijos, no pueden optar por este sistema. Esto afecta, sobre todo, a las parejas homosexuales, que por naturaleza no pueden formar familia biológica, y la gestación subrogada podría ser una oportunidad para ello por lo que negarlo puede tener un trasfondo contrario a la igualdad. Hay que entender la gestación subrogada como un gesto de solidaridad y debe de ser regulada, como ya existe regulación en temas como la donación de sangre, médula ósea o los trasplantes de órganos. Siempre atendido y controlado a través del Sistema público de Salud, que garantice todo el proceso y su legalidad”, apunta Chus Arroyo, portavoz de la entidad.

La ralentización de la adopción, el matrimonio homosexual y la visibilización de las familias han incrementado el interés por la subrogación en España. EE UU es el país más garantista y donde el proceso es más caro (llegando a costar unos 120.000 euros) y está claro que no todas las parejas se lo pueden permitir.

La gestación subrogada es una técnica a la que han recurrido rostros muy famosos como Miguel Bosé, Ricky Martin, Kike Sarasola, Torito, Jaime Cantizano, Miguel Poveda o Kiko Hernández, entre otros. Son personas que se pueden permitir pagar cantidades que oscilan entre 80.000 a 120.000 euros pero que, evidentemente, no está al alcance de parejas o mujeres y hombres solos que han decidido afrontar la paternidad y tienen que pedir créditos y endeudarse para poder cumplir su sueño. De hecho, en junio de este año se presentó en Madrid una plataforma con 24 entidades LGBT reclamando el debate de la regulación en España.

En Villamartín poca gente sabía que la joven estaba embarazada. Una mujer con dos hijos de dos relaciones anteriores que necesitaba el dinero ya que es usuaria de los servicios sociales municipales que, según el Instituto Armado, planeaba volver a alquilar su vientre.

Foto: Shutterstock

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín