ADI LGTBI+ CONDENA LAS PALABRAS DE ALEJANDRO BLANCO (COE) Y DEFIENDE LOS DDHH DE LAS PERSONAS TRANS EN EL ÁMBITO DEL DEPORTE

ADI LGTBI+ CONDENA LAS PALABRAS DE ALEJANDRO BLANCO (COE) Y DEFIENDE LOS DDHH DE LAS PERSONAS TRANS EN EL ÁMBITO DEL DEPORTE

Con motivo de la presentación del borrador para la aprobación de una Ley integral para las personas Trans en España y en respuesta a las afirmaciones realizadas por el presidente del COE D. Alejandro Blanco, la Agrupación Deportiva Ibérica LGTBI+ declara que los derechos humanos y constitucionales al libre desarrollo de la personalidad, a la igualdad de trato y no discriminación de las personas trans son un avance para toda la sociedad sin suponer merma alguna en los derechos fundamentales de ninguna otra persona. Estos derechos, reconocidos por la ONU y los Principios de Yogyakarta, y ya están protegidos en Dinamarca, Malta, Luxemburgo, Bélgica, Irlanda y Portugal, y no pueden estar sujetos a consideraciones de índole ideológica.

“Para aclarar definitivamente esto y llegar a un consenso científico y deportivo es necesario impulsar la investigación y el diálogo entre la ciencia y el deporte y poder desterrar de esta forma este tipo de prejuicios como los que revelan las palabras de Blanco y que se encuentran tras la regulación tránsfoba de World Rugby”, señala Víctor Granado, presidente de ADI LGTBI+.

La principal crítica reside en la afirmación de que las mujeres trans cuentan con una ventaja deportiva absoluta frente al resto de las personas que compiten en categoría femenina. Esta afirmación descansa sobre otra que postula la absoluta superioridad física de los varones sobre las mujeres, por tanto, en todas las modalidades y habilidades implicadas en la práctica deportiva. Esto es algo que carece de evidencia científica que lo avale y revela un prejuicio machista. Sospechar que las mujeres trans en el deporte hacen trampas, adulteran la competición o ponen en peligro la integridad física de las demás personas es simplemente falso.

La legislación autonómica para la protección de los DDHH de las personas trans existente en España ya consagra desde hace años el reconocimiento del derecho a la identidad de género libremente manifestada, la no discriminación por motivos de identidad de género, expresión de género o características sexuales y la participación igualitaria y sin discriminación por motivos de identidad de género, así como la promoción de un deporte inclusivo libre de transfobia. “La existencia de estas leyes no ha supuesto un problema en la igualdad o justicia de las competiciones, tampoco un aumento de las lesiones en la práctica deportiva, y, menos aún, una disminución del número de licencias federativas ni en la visibilidad de las mujeres en el deporte ni de las competiciones en categoría femenina”, afirma Ana Valenzuela, responsable de Personas trans y deporte en ADI LGTBI+. El número de mujeres Deportistas de Alto Nivel (DAN) ha aumentado durante los últimos años hasta alcanzar las 2001 y suponen un 37,5% del total. En España más de 21 millones de personas practican algún tipo de actividad física semanalmente (2015), de ellas 4 millones lo hacen de forma federada, 908 mil de ellas son mujeres, según datos del Anuario del deporte 2019.

Las 6 leyes trans y las 11 leyes contra la discriminación a las personas LGTBI+ en cambio sí dan protección, seguridad y libertad a las personas trans sin perjudicar ni limitar los derechos de nadie. “Si la ley protege el derecho a la autodeterminación de género, las regulaciones deportivas no pueden vulnerar ese principio ni retrotraernos a prácticas patologizantes”, argumenta Granado.

El COE no debería dificultar que el deporte cumpla con esta función de transformación social sino difundir los valores del respeto y la diversidad, protegiendo a las personas LGTBI+ y trabajar por la igualdad efectiva de todas las mujeres en términos de remuneración, visibilidad y posibilidades para desarrollar una carrera profesional en el ámbito del deporte.

Las declaraciones del Sr. Blanco suponen una banalización de las situaciones de violencia y discriminación social a las que tienen que enfrentarse cotidianamente las personas trans, espacialmente las mujeres trans y “dejan clara evidencia de su absoluto desconocimiento de las realidades trans, y se suma con ellas a discursos falaces que crean un problema que no existe, difunden mensajes de odio, exclusión y linchamiento social hacia un colectivo históricamente vulnerado. Me pregunto por qué le produce tanto estrés que las personas trans vean garantizados sus DDHH según lo exigido por la legislación internacional, como lo exige por ejemplo el Consejo de Europa desde 2015”, reflexiona Valenzuela.

Las afirmaciones del representante del COE revelan una visión del mundo absolutamente contraria a los valores olímpicos y del deporte y merecen la repulsa de las entidades y deportistas que forman parte de ADI LGTBI+ y Deporte y Diversidad. Por ello, desde ADI LGTBI+ solicitamos una rectificación y una reunión urgente con el COE para abordar este asunto con la seriedad de la que adolece el pronunciamiento público del Sr. Blanco. ADI LGTBI+ invita a todos los agentes institucionales y económicos vinculados con el ámbito de la actividad física y deportiva a mantener un debate sosegado y constructivo sobre cómo adaptar estructuras, tradiciones y espacios deportivos a las legítimas demandas del colectivo LGTBI+ que nos obligan a repensar a todes cuestiones complejas relativas al deporte DAN, que supone el 0,14% del total de todas las personas federadas en España en el año 2019.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín