80 años sin Federico García Lorca: Sus amores y sus pasiones por un poeta y un crítico de arte

80 años sin Federico García Lorca: Sus amores y sus pasiones por un poeta y un crítico de arte

Ayer se cumplieron 80 años del asesinato del insigne poeta y escritor granadino. El régimen franquista nunca reconoció que se trató de un crimen por su orientación sexual cuando tan sólo tenía 38 años. Una de las mentes más privilegiadas de la generación del 27 se autoproclamaba como un hombre con ideas contradictorias porque era al mismo tiempo comunista y anarquista, era tradicionalista y libertario, era comunista pero se declaraba monárquico y, sobre todo, dicen que se definía como católico.

Y es que haber servido como funcionario durante la República y que fuera homosexualidad fueron argumentos válidos para que el régimen de Franco le condenara a ser fusilado en la madrugada del 18 de agosto de 1936. El paradero de su cuerpo sigue siendo un gran misterio a pesar de que se han invertido esfuerzos y dinero removiendo ese paraje de Fuente Grande, en el Barranco de Víznar, junto a la carretera que conducía a Alfacar, donde vio por última vez la luz junto a otros dos compañeros que también fueron fusilados con él: Los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Juan Arcoyas Cabezas y el maestro de escuela Dióscoro Galindo.

La gran victoria del poeta es que a pesar de todos los esfuerzos que el régimen realizó para enterrar su recuerdo es uno de los autores más leído y traducido en el mundo. A pesar de escribir desde pequeño, alcanzó su madurez intelectual en la etapa de los años de 1924 a 1927, cuando escribió su “Primer romancero gitano”. Tampoco pudo ver publicado su insigne “Poeta en Nueva York” que apareció cuatro años tras su muerte.

La homofobia y la censura le persiguieron a lo largo de toda su vida. En sus poemas dejaba mensajes ocultos que se interpretan como de carácter homosexual. Es el caso de los 11 “Sonetos del amor oscuro” que no aparecieron publicados hasta la década de los años 80 firmados bajo pseudónimo y publicados por su hermano Francisco en 1984 y que veladamente hablan sobre las muestras de afecto hacia un hombre con títulos como “Soneto de la dulce queja”, “Llagas de amor” o “¡Ay voz secreta del amor oscuro!”.

Según Ian Gibson, biógrafo de Lorca, uno de los grandes amores del poeta fue Rafael Rodríguez Rapún, encantado por el genio creativo de Federico  Aunque en una novela de Manuel Francisco Reina, el escritor apunta a que los “Sonetos del amor oscuro” estarían dedicados al periodista y crítico de arte llamado Juan Ramírez de Lucas. Dicen que tenía documentos de su frustrada relación.

Rafael Rodríguez Rapún era poeta como Lorca. Se conocieron a mediados de 1932, en el grupo de teatro de La Barraca, impulsado por Lorca durante la República en su etapa universitaria, y se quiebra en la madrugada del 17 al 18 de agosto de 1936, cuando fue fusilado. Pero su historia es trágica porque da la coincidencia que un año después Rodríguez Rapún moría desangrado en el Hospital Militar de Santander tras ser herido de gravedad en el frente. El amor entre los dos poetas fue a la deriva, entre encuentros y desencuentros pero siempre desde la discreción porque estaba vetado que un hombre amara a otro. A su muerte, sus familiares han conservado fotografías, poemas y otros recuerdos que Lorca le dejó a Rapún.

Rapún, estudiante de Minas y Derecho nacido en Madrid en 1912. Era un joven muy apuesto, 14 años menor que Lorca, que se declaraba bisexual y que no soportó la desaparición de su amor y se alistó en el ejército. Fue como dejarse matar. Le gustaba el fútbol y fue uno de los juveniles del Atlético de Madrid.

Pero no es la única relación que se le atribuye al poeta, Juan Ramírez de Lucas es el rubio albaceteño al que se refieren los sonetos de Lorca. Federico le escribió una carta que le decía: “Juan: es preciso que vuelvas a reír. A mí me han pasado también cosas gordas, por no decir terribles, y las he toreado con gracia”.

Ramírez de Lucas nación en Albacete en 1917 y moría en Madrid en 2010. Fue un conocido escritor y crítico de arte. Fue crítico de la revista “Arquitectura” de Madrid, trabajó también para el diario ABC y para la revista “Arte y Cemento” de Bilbao. Pero también escribió libros sobre arquitectura y obtuvo numerosos premios. En 1986, el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España le nombró Colegiado de Honor.

Se considera que Juan Ramírez de Lucas fue la inspiración para que el poeta granadino compusiera “Sonetos del amor oscuro” y fue la persona a la que le escribió su última carta fechada el 18 de julio de 1936, donde le propone que ambos se fuguen a México.

Según Vicente Aleixandre, estos sonetos versaban de la pasión maltrecha y no correspondida aunque Aleixandre reconoce que no es posible entender la obra de Lorca sin su homosexualidad.

Foto publicada en el ABC de Lorca y Rapún

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín

Otro año más estamos en Fitur Gay

 

Ven a visitarnos a Fitur Pabellón 3, Stand 3b18,3b20 y 3c33.

Pásate por nuestro Stand y participa en nuestros sorteos, catas...

Podrás conseguir tu Agenda Magazine 2022

Holler Box