Violencia intragénero en España: Una lacra invisible al margen de la legislación

0
229

La violencia intragénero es aquella que se produce dentro de las relaciones, ya sean matrimoniales o no, entre personas del mismo sexo, y suponiendo un ejercicio de poder o control sobre la víctima. Una realidad invisible que sufren muchos gays y lesbianas en nuestro país, y que generalmente no se denuncia y no se contabiliza, siendo las tasas de violencia en hogares gay-lésbicos comparables o incluso superiores a los hogares heterosexuales. En la violencia intragénero pueden existir variables desde el nivel económico, la salud, la edad, la procedencia, el lugar de residencia, el nivel socio-cultural y, en muchos casos, la propia visibilidad como pareja homosexual en la sociedad. No se puede culpar a uno sólo de ellos como el causante, lo que hace aún más difícil su erradicación.

Para visibilizar y sensibilizar a la población y a las administraciones sobre esta realidad, Colegas, junto al Observatorio Español contra la LGTBfobia y el bufete de abogados Patón & Asociados acaban de lanzar una campaña bajo el lema ‘Hay Amores que Matan’ para poner el punto de mira en la urgente necesidad de dar una rápida y eficaz solución a esta lacra invisible y tabú.

Colegas lleva años demandando al Ministerio de Interior la recopilación de estadísticas de todas las intervenciones policiales de violencia entre parejas LGBTI con la idea de  contabilizar el fenómeno, visibilizarlo y luchar de forma efectiva.

Además, han pedido una reunión con el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y con el secretario de estado de Seguridad, José Antonio Nieto, para que implementen un protocolo de actuación ante los casos de violencia intragénero y promuevan la formación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ya que, según han expuesto, han detectado casos de hombres homosexuales víctimas de esta violencia que al acudir a denunciar han recibido la “mofa” como respuesta.

Campaña Hay Amores Que Matan de Colegas

“La violencia doméstica o intragénero entre parejas de gays y lesbianas, no puede seguir considerándose de segunda categoría. Exigimos las mismas medidas y recursos que actualmente son ofrecidos a las mujeres víctimas de violencia de género, ni más ni menos. No queremos estar más tiempo discriminados y desprotegidos. ¿Cuantas más muertes debe haber en el seno de las parejas LGBTI para que se haga algo? ¿Cuantas más quieren los políticos para ponerse a legislar y protegernos? Es necesario una ley que incluya mismas medidas de protección y los mismos recursos que las administraciones ponen a disposición de las mujeres víctimas de sus parejas hombres (actual Ley de Violencia de Género)”,  declaraba Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

Por su parte, Víctor Martínez Patón, director del Área Penal de Patón&Asociados, explicaba: “La violencia en parejas del mismo sexo existe y es muy frecuente, por lo que es necesario que nuestro legislador ampare a sus víctimas. Puesto que se han demostrado tan buenos resultados con las herramientas proporcionadas a las mujeres víctimas de violencia machista, y que son imprescindibles para erradicarla, ¿por qué no proveer de las mismas a quienes tengan una pareja del mismo sexo? Pero esa protección social debe ir más allá, y para terminar con las situaciones de silencio y discriminación se deben publicar también las estadísticas de estas víctimas, como ocurre en los Estados Unidos o Canadá. Por eso es tan necesario un Día Nacional que nos sirva para crear conciencia y dar visibilidad a esta lacra para erradicarla”.

Precisamente, en el marco de la campaña, que se difundirá a través de las redes sociales con el hashtag #HayAmoresQueMatan, sus impulsores van a elaborar un informe con encuestas masivas para corroborar estos datos. Asimismo, pegarán carteles con el lema ‘Hay amores que matan y no hacen distinción de género’. En el ámbito político, ya han entablado conversaciones con PSOE y Ciudadanos y tienen previsto reunirse también en los próximos meses con el resto de partidos.

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial entre 2007 y 2014, el 1% de todas las muertes que se produjeron en el ámbito de la pareja fueron en parejas LGTBI. Si bien, las víctimas no solo son aquellas asesinadas sino todas las que sufren en silencio el maltrato físico o psicológico cada día. No se trata de quitar derechos a nadie sino de implementarlos.

En el caso de la violencia intragénero se da el caso del “outing”. Supone un tipo de chantaje en el que uno de los miembros de la pareja, a modo de controlar y continuar con su rol de dominación, amenaza a su pareja con descubrir su condición sexual, ya sea a familiares, amigos o en el entorno laboral. El más típico: “si me dejas, les digo a todos que eres gay”.

Se dan además, en algunas ocasiones, el fenómeno de ataques homófobos o lesbófobos dentro de las parejas homosexuales, al amenazar constantemente a la pareja que “a los homosexuales nadie les quiere, que no tendrá apoyo en ningún sitio o más te vale que te quedes conmigo”. También puede manifestarse a través de comentarios despectivos acerca de su aspecto físico y de la propia condición sexual.

En muchas ocasiones el maltratador se vale de que la víctima haya sufrido anteriormente, en su infancia o adolescencia, humillaciones, insultos, amenazas o ataques, llegando a interiorizar aún más la víctima que se merece ese trato, pues fuera de la relación la situación va a ser la misma.  

También existe otro tipo de amenaza y es la de revelar que se padece VIH, suponiendo no solo una amenaza constante y de control de la víctima.

Según el último estudio realizado por Richard Carroll de la Universidad Northwestern de Chicago (publicado en Septiembre de 2014), indica que entre un 25 y un 75% de las parejas homosexuales son víctimas de violencia doméstica, comparable y superior a los estudios que fijan un 25% de mujeres víctimas de violencia de género por parte de sus parejas masculinas.

Si quieres conocer más información de la campaña “Hay Amores Que Matan”, pincha sobre este enlace.

Foto de portada: Facebook de Colegas LGBT

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta