Víctimas de Orlando: Christopher y Juan Ramón, una pareja gay que pensaban casarse serán enterrados juntos

0
5771

Detrás de las frías cifras de una tragedia se esconden las pequeñas historias, las vidas y futuro roto y el rastro que deja de las familias destruidas. A medida que pasan las horas tras el atentado en el club Pulse de Orlando, donde Omar Mateen acabó con la vida de 49 personas (todos con edades comprendidas entre los 18 a los 50 años), la conmoción va dejando paso al dolor con nombres y apellidos y cuyo listado ya está publicado en la web oficial del Ayuntamiento de Orlando. Es el caso de Christopher Andrew Leinonen, de 32 años de edad y Juan Ramon Guerrero, de 22 años. Ambos se amaban y tenían planificado casarse.

Cuando las noticias sobre la matanza de Orlando se iban sucediendo, uno de los muchos momentos desgarradores fue la llamada desesperada de Christine Leinonen, una mujer que trataba de tener noticias sobre el paradero de su hijo. No sabía nada de él desde el día anterior, pero sabía que había estado en el club nocturno de Pulse. “No sé dónde está mi hijo”, dijo a WESH a las puertas de un hospital local. “Yo sé que él estaba sentado al lado de su novio y su novio fue llevado en ambulancia con múltiples disparos. No podemos obtener información sobre él”.

Ahora se ha confirmado que su hijo, Christopher Andrew Leinonen, de 32 años, fue uno de los muertos del salvaje ataque de Omar Manteen. Tampoco se pudo salvar el novio de Leinonen, Juan Ramón Guerrero, de 22 años de edad. La revista Time ha revelado que ambos vivían juntos y llevaban saliendo desde hacía dos años. Guerrero hacía sólo unos meses que había desvelado a su familia su orientación sexual, de acuerdo con el testimonio de uno de sus primos recogidos por Associated Press. Trabajaba como teleoperador y en los últimos meses había comenzado a estudiar en la Universidad Central de Florida, algo que junto con una reciente relación sentimental le hacía feliz. “Era como un hermano mayor para mí y no era el tipo de personas que está siempre de fiesta, al contrario, solía estar en casa cuidando de sus sobrinos”, ha declarado su primo Roberto.

Aryam Guerrero, hermana de la víctima, dijo: “Estaban sinceramente muy enamorados. Eran almas gemelas. Usted lo podía decir por la forma en que se miraban el uno al otro. Es un poco reconfortante saber que murieron juntos”.

Por su parte, el padre de Guerrero explicó que estaban pensando celebrar una gran fiesta de cumpleaños porque en breve, Juan Ramón cumplía los 23: “Mi esposa iba a cocinar toda la comida que le gusta. Era un niño hermoso, muy trabajador, amable y una dulce persona. He perdido parte de mi vida”, dijo un abatido Ramón Guerrero.

Las familias han decidido celebrar un funeral conjunto y que ambos sean enterrados juntos. Fue Christine, la madre de Christopher quien tuvo la idea. El padre del joven latino, que se llama igual que su hijo, dijo que es lo que su hijo le hubiera gustado: “Creo que mi hijo quería hacer eso. No me importa lo que la gente piense. No me importa. Ahora van a tener un funeral pero pensaban celebrar su boda juntos”.

La muerte de Guerrero fue confirmada ayer por la mañana, después de que fuera evacuado en camilla por los servicios de emergencia en la madrugada del sábado al domingo. La muerte de Leinonen se confirmó horas después ayer por la tarde.

Foto de portada del Facebook de Aryam Guerrero

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta