El vicepresidente electo de USA, Mike Pence, ¿ex estrella del porno gay?

0
2539

El escándalo está servido. En la red social del pajarito muchos son los que han tuiteado una foto del recientemente designado vicepresidente electo de los Estados Unidos, el republicano y conservador Gobernador de Indiana y lugarteniente de Donald Trump, Michael Pence, de 57 años de edad, junto a la foto de un joven con el que tiene un parecido asombroso y que corresponde a la de un famosa estrella mundial del porno gay. Muchos se preguntaban si Pence se había dedicado en su juventud a la industria del porno para adultos homosexuales.

“Nada permanece en el pasado” (“Nothing ever stays in the past”). Esta frase junto con el montaje fotográfico se viralizaba en la red.

Sin embargo, el joven de la fotografía de la derecha es la estrella porno gay Brad Patton (cuyo nombre real es Joel Mangs). Un actor nacido en Australia, de nacionalidad sueca, y patinador artístico que fue descubierto en 2003 por el productor para cine de adultos y transformista, Chi Chi LaRue, y que dejó el negocio en 2008. Patton ganó dos medallas de oro en los VI Gay Games y dos medallas de plata en los World Outgames de 2006 en Montreal. También ha trabajado con Disney on Ice. Tuvo una relación sentimental con la también ex estrella del porno, Brian Hansen. La pareja vivió en Amsterdam, Países Bajos, donde actualmente reside Patton a sus 44 años de edad. En el cine para adultos hizo papeles de activo y de pasivo en varias películas.

Si bien hay ciertamente similitudes faciales entre los dos hombres, la semejanza termina allí ya que los dos tienen opiniones políticas muy diferentes. Pence apoya la terapia de conversión, como una forma de “cambiar el comportamiento sexual”. Una práctica peligrosa y perjudicial condenada por prestigiosas organismos dedicados a la salud en todo el mundo. Votó por la enmienda de protección al matrimonio en 2006, una ley que habría vetado la igualdad a nivel nacional y dijo que ser gay es una “opción” y que impedir que las parejas homosexuales se casen no es discriminación, sino un medio de hacer cumplir la “idea de Dios”.

En 2007, Pence votó en contra de la Ley de No Discriminación de Empleo que pretendía prohibir la discriminación en el lugar de trabajo basada en la orientación sexual. Dijo que la ley “hace la guerra contra la libertad y la religión en el lugar de trabajo”.

Estamos convencidos que a Brad Patton no le hará ninguna gracia que le saquen un parecido razonable con un homófobo impenitente como Pence.

Por cierto que la elección a presidente de EE.UU. nunca había dividido tanto al país y había provocado manifestaciones como está pasando en la actualidad. El último abucheo es el que le regalaron los espectadores del musical Hamilton a Mike Pence este pasado viernes en Broadway. El actor Brandon Dixon fue el encargado de leer desde el escenario un mensaje dirigido al futuro nuevo vicepresidente de Estados Unidos. “Nosotros, señor, somos la diversa Estados Unidos que está alarmada y preocupada de que su nueva administración no nos proteja. En verdad esperamos que el espectáculo lo haya inspirado a defender nuestros valores estadounidenses y trabajar en nombre de todos nosotros. Realmente agradecemos por compartir esta historia estadounidense maravillosa contada por un grupo diverso de hombres y mujeres de diferentes colores, credos y orientaciones”, dijo el actor Brandon Dixon.

El presidente electo Donald Trump respondió al incidente en Twitter, exigiendo una disculpa de parte del teatro.

“El teatro siempre debe ser un lugar seguro y especial”, escribió Trump en el tuit. “El reparto de Hamilton se comportó muy irrespetuosamente con un hombre muy bueno, Mike Pence. ¡Pidan disculpas!”

En un primer tuit, Trump describió cómo su compañero había sido hostigado en por el elenco. “Nuestro magnífico V.P. (vicepresidente) Mike Pence fue hostigado anoche en el teatro por el reparto de Hamilton, las cámaras disparando. ¡Esto no debería ocurrir!” pero la lectura de Dixon fue celebrada con aplausos de la audiencia en el Teatro Richard Rogers.

Pence fue abucheado cuando entró en el teatro y la puesta en escena fue detenida en varias ocasiones debido a las burlas.

Pero Pence no es el primer político de alto perfil en asistir a la aclamada por la crítica y muy popular obra Hamilton, que cuenta la historia de Alexander Hamilton, uno de los fundadores de EE.UU., Barack Obama vio el musical el año pasado y se unió al reparto entre bastidores después de la actuación.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta