Vence la rancia homofobia, el racismo y el machismo en USA

0
1204

Human Rights Campaign, el grupo de defensa LGBTI más grande de los Estados Unidos, ha emitido un comunicado tras conocer la noticia de que Donald Trump se va a convertir en el Presidente Electo número 45 de los Estados Unidos. “Este es un momento crucial para nuestra nación y para el movimiento LGBTI. La elección de un hombre que se opone a nuestros valores más fundamentales nos ha dejado atónitos. Durante los últimos 18 meses, Donald Trump y Mike Pence han sembrado deliberadamente el miedo y la división con objetivos políticos cínicos. Ahora se enfrentan a una decisión sobre si también gobernarán de esa manera. Las derrotas que hemos sufrido esta noche demuestran que nuestras futuras victorias nos obligarán a profundizar y trabajar más para seguir doblando el arco moral del universo hacia la justicia y la igualdad. Debemos luchar para proteger nuestro progreso y para limitar el daño que Donald Trump ha prometido”, ha subrayado Chad Griffin, presidente de la CDH.

Por su parte el Grupo global LGBTI, AllOut, envió un correo electrónico a sus partidarios diciendo: “Es un resultado totalmente vergonzoso. Creemos que pone en riesgo a millones de ciudadanos estadounidenses, incluyendo a las personas LGBTI”.

La plataforma republicana a la que Trump hizo campaña rechaza el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre el matrimonio igualitario, apoya la prohibición de que las personas transexuales utilicen el baño que se alinea con su identidad de género, legitima la denominada “terapia de conversión gay” y alienta a las empresas que niegan servicios a los estadounidenses LGBTI.

Hasta el momento, Trump ha logrado 278 asientos superando los 270 necesarios para ganar. Clinton ha tenido que asumir la derrota. En el discurso de su victoria a sus partidarios en Nueva York, Trump alabó a Clinton por librar “una campaña muy reñida y por haber trabajado mucho y muy duro en su carrera política”. Sin embargo, Trump dijo que no aceptaría los resultados electorales si no ganaba. El multimillonario estadounidense ha combinado ignorancia, racismo y machismo en la mayoría de sus intervenciones e incluso demostró ser un misógino recalcitrante que desprecia a las mujeres cuando llamó “Miss Piggy” (Miss cerdita) a una ex Miss Universo latina.

En su discurso como vencedor, Trump usó un tono más moderado y dijo haciendo alarde de su característico cinismo frases como las siguientes: “Desde el principio, lo nuestro no fue una campaña sino un movimiento increíble y grande formado por estadounidenses de todas las razas, religiones, antecedentes y creencias, que quieren y esperan que nuestro gobierno sirva al pueblo y sirva a la gente que quiere”.

Aquí tenéis el recopilatorio de las frases que han coronado a Donald Trump como el prototipo de racista, xenófobo, machistas, homófobo o violento con las que ha conseguido llegar a la Casa Blanca:

“Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos” y añadió que podría cometer un atentado en el centro de Nueva York sin preocuparse por perder apoyos.

“Restablecería el ahogamiento simulado para los sospechosos de terrorismo” (defendiendo el llamado waterboarding practicado por la CIA, que fue definido como tortura por la ONU).

“Pido el bloqueo completo y total a la entrada de musulmanes en EEUU” (fomentando que se odiara más en USA a personas de esta creencia).

“Si gano las elecciones, devolveré a los refugiados sirios a casa” (todos los que sean musulmanes son el blanco de la sospecha del futuro presidente norteamericano, al igual que todos los candidatos republicanos).

“Un muro en la frontera con México nos ahorraría muchísimo dinero” (como Trump se define como constructor pretende reproducir la Gran Muralla China entre EE.UU. y México. Descabellado, racista, xenófobo y delirante. La fijación de Trump con los mexicanos ha protagonizado su campaña).

“Este es un país en el que hablamos inglés, no español” (a Trump no le va la multiculturalidad en un país que hace gala de eso).

“A Kelly le sale sangre de los ojos y de todos los sitios” (comentario machista y fuera de lugar de Trump cuando la periodista de Fox News Megyn Kelly le reprochó algunos de sus comentarios y le exigió explicaciones).

“Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (…) Cuando eres una estrella puedes hacer cualquier cosa. Agarrarlas por el coño, lo que quieras” (las salidas de tono con las mujeres son una constante en el discurso de Trump y muchas las mujeres le han denunciado por supuestos abusos sometidos por el multimillonario pero Trump presume de ello).

“¡Qué mujer tan asquerosa!” (refiriéndose a su rival, Hillary Clinton. Sin palabras).

“Si yo llego a estar al mando, dudo que los terroristas del 11S hubiesen entrado al país” (miedito nos da porque Trump se propone armar el país hasta los dientes y ya no sólo será legal tener un arma en casa sino que dotará a los norteamericanos de “bazookas” para defenderse de un enemigo invisible)

En una entrevista que Trump realizó para la cadena Fox News se retrató a sí mismo. Un reportero incisivo le pregunto qué contestaría a una mujer lesbiana o a un hombre gay casados que quieran saber qué tiene de tradicional casarse tres veces, y ahí Donald Trump titubeó para culparse a sí mismo al trabajar mucho, pero quedando en evidencia como el analfabeto social que es. Acabó diciendo que él apoya el matrimonio tradicional, pero no entiende que es mucho más tradicional un matrimonio lleno de amor que uno lleno de dinero, da igual el sexo de los novios.

¿Qué será de los derechos esenciales conquistados en USA por las minorías sexuales, los latinos, los emigrantes y todas las personas que no encajen con el patrón de “norteamericano de bien” que pretende ensalzar Trump?

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta