Una pareja de lesbianas burla la ley y se convierte en la primera pareja del mismo sexo que se casa en Rusia

1
2604

Una pareja de lesbianas han burlado las prohibiciones legales para casarse en Rusia. Las recién casadas se llaman Sofía Grozovsky y Lynne Reid. Contrajeron matrimonio el pasado sábado, 19 de marzo, en la oficina del registro civil de Tagansky, en Moscú. Más de 40 amigos y familiares estaban allí para celebrar la boda. ¿Cómo lo han logrado? Sofía Grozovsky está legalmente inscrita como hombre. Por este motivo, los funcionarios de la oficina del registro civil no tuvieron más remedio que entregarles el certificado de matrimonio.

Pero llegar hasta el edificio no fue tarea fácil porque tanto la pareja como los invitados lucían la bandera arco iris en banderas, lazos e incluso Lynne Reid, una de las contrayentes, llevaba una corbata multicolor como símbolo de protesta por los inexistentes derechos LGBTI en Rusia. La madre de Reid también estaba allí para mostrar su apoyo a la pareja.

En un primer momento, los funcionarios del Registro Civil se negaron a dejarles entrar después de comprobar que se trataba de una pareja del mismo sexo. Es más, a Grozovsky se le dijo que se le negaba la entrada a menos que ella se vistiera conforme a como se le identifica en su pasaporte. Es decir, como un hombre. Los legisladores rusos están estudiando un proyecto de ley en el que obligarán a las parejas a usar “un traje en consonancia con el género tradicional” cuando se casan. Pero Sofía (de pantalón blanco) y Lynne (de pantalón negro), han logrado burlar la ley antes de su aprobación definitiva.

Los funcionarios del registro llamaron a la policía para echar a los invitados a los que se les acusó de “vandalismo” y se les recriminó por ir acompañados por un niño como testigo del enlace. Además, advirtieron a amigos y familiares que guardasen sus accesorios arco iris ya que podrían ser considerado “propaganda gay”.

Para colmo de males, los empleados del registro se atrincheraron en una oficina y se negaron a abrir la puerta. Después de largas negociaciones con los asistentes a la boda, acordaron retirar sus banderas del Orgullo, pero no así sus ropas con los colores arco iris, a cambio de tener un certificado de matrimonio. Ninguno de los invitados, ni siquiera a los padres de las recién casadas, se les permitió presenciar el momento en el que la pareja recibe el certificado.

En última instancia, la oficina del registro no pudo detenerlas de su derecho legal de obtener un certificado de matrimonio y Sofía y Lynne se intercambiaron los anillos frente a sus amigos y familiares como símbolo de su amor. “Íbamos a esperar para casarnos hasta el mismo día que el matrimonio para parejas del mismo sexo fuera legalizado en Rusia”, dijo una emocionada Reid, “pero todavía es extremadamente complicada para las personas trans cambiar sus documentos oficiales. Si la mujer que amo tiene un pasaporte que dice que ella es todavía un hombre, entonces significa que no había nada que nos detenga para hacer esto. Espero sinceramente que, en el proceso, cualquier homófobo estalle de rabia  e impotencia”, sentenció la recién casada.

Punto para la igualdad, CERO PATATERO para la homofobia de los legisladores y Gobierno de Rusia.

Como cualquier boda que se precie, Sofía Grozovsky y Lynne Reid, también tienen su propio video de todo lo que pasó en su enlace. Un bonito recuerdo porque, a pesar de las trabas y de los problemas, al final triunfó el amor:

¡Muchas felicidades, chicas!.

Últimos establecimientos o servicios

1 Comentario

  1. […] bajo el lema “¡Por la unidad de los eslavos y de la raza blanca!”.  Dos de los detenidos son Sofia Grozovsky y Lynne Reid, la pareja de lesbianas que amparándose en un vacío legal se casaron en Rusia en marzo de este […]