Tony Hamilton, de agente secreto en “Camuflaje” a actor gay marginado que murió por complicaciones del sida

0
6342

En Loottis queremos rescatar de la memoria a todos aquellos actores y actrices de los años 80 y 90 que protagonizaron famosas series de televisión y que murieron a consecuencia del sida. Hoy queremos rendir homenaje Antony Hamilton (nacido en Liverpool, Inglaterra, el 4 de mayo de 1952 y fallecido el 29 de marzo de 1995, a los 42 años de edad, en West Hollywood, California). Fue actor, modelo, bailarín y coreógrafo de origen británico-australiano, conocido artísticamente como Tony Hamilton, que se dio a conocer para la audiencia por ser el nuevo coprotagonista de la accidentada serie de televisión Camuflaje, emitida durante los años 1984 a 1985 y que tenía muchos fans españoles gracias a su emisión en Televisión Española.

Tony Hamilton 5

Tony, que había forjado su carrera de actor en torno a su imagen de aspecto muy viril, era especialmente conocido por su torso perfecto, unas más que atractivas facciones y una constante mirada seductora que podría derretir a cualquiera. Sin embargo, llevó en secreto para en gran público su verdadera orientación sexual aunque en Hollywood era vox populi.  Llegó a disfrutar de una gran fortuna pero murió en la indigencia y de una neumonía por complicaciones derivadas de la enfermedad del sida que padecía.

En su tiempo libre Tony frecuentaba al volante de su descapotable Mercedes Benz 450SL negro, el circuito de clubs nocturnos de ambiente gay en West Hollywood.

La vida de Tony estuvo cargada de obstáculos que logró superar. Adoptado con tan sólo dos años por un matrimonio australiano formado por el Coronel de las Fuerzas Aéreas Australianas Donald Smith y su esposa Margaret. Creció en una pequeña granja de ovejas en la localidad australiana de Adelaide. Allí acudió al Colegio Escocés donde demostró sus dotes para la danza y el ballet.

Tony Hamilton 3

Con el apoyo de su padre, en 1967 Tony entró en la Escuela de Ballet Australiana en Melbourne y formó parte del elenco de la Compañía por sus dotes. Mientras estaba de gira con “Gemini” en Moscú, el afamado fotógrafo Vladimir Bliokh quedó impactado por su belleza y arte. Tony siguió la gira durante dos años más antes de renunciar a la compañía en 1973 para mudarse a Londres e iniciar su carrera como modelo animado por Bliokh.

Trabajó durante diez años para diseñadores como Gianni Versace y fue portada de revistas como “Vogue” y “GQ”. Era el favorito de fotógrafos como Richard Avedon, Skrebneski, y Bruce Weber. También tuvo su incursión en la publicidad con un anuncio de la pasta de dientes “Close-Up” y para la marca de medias Hanes haciendo un giro a lo Fred Astaire. Ese año, 1979, Tony probó suerte en el cine con un papel en una película sobre vampiros, lo que le animó a dar el salto a Hollywood.

En las clases de interpretación Tony coincidió con Jon-Erik Hexum, ambos dos eran muy atractivos y tenían un físico imponente. En 1984, Tony fue elegido de entre doscientos actores para interpretar el papel de Sansón, mientras que Jon-Erik lo fue para el papel de Mac Harper en la serie Camuflaje, un ex militar que se convertía en agente de una organización secreta del gobierno y que trabajaba en equipo con Danielle Reynolds, interpretada por Jennifer O’Neill, que era la protagonista femenina de la serie. Para ocultar esta profesión, Danielle, se camuflaba como una prestigiosa fotógrafa y Mac era su modelo masculino favorito, de modo que en medio de las sesiones fotográficas se ocupaban de resolver complejos casos de espionaje y terrorismo.

Tony Hamilton 6

En octubre de 1984 con la muerte de Jon-Erik, cuando tan sólo había rodado los siete primeros episodios, al sufrir un inesperado accidente tras bromear con sus compañeros de rodaje al apuntarse y dispararse en la sien con una pistola de fogueo. Lo que obligó a los guionistas a “matar” a Mac Harper que era reemplazado por un nuevo agente pero Tony prefirió hacer otro papel en Mirror (por respeto a su amigo fallecido). En 1985 se le ofreció un papel de nueva creación, el de Jack Striker como sustituto del personaje interpretado por Jon-Erik.

La serie fue cancelada en el episodio veinte por baja audiencia en Estados Unidos pero con notable éxito en otros países, como sucedió en España. El tema central para su banda sonora fue una versión interpretada por Elizabeth Daily del Holding Out for a Hero que había hecho famosa Bonnie Tyler.

Tony Hamilton 4

Fue un año complejo para Tony porque alternaba los rodajes de las dos series: Camuflaje y  Mirrors y se le llegó a poner un helicóptero a su disposición para poder llegar a tiempo al set de rodaje contrario: “…me levantaba a las cinco de la mañana para “Mirrors”, estaba en el set todo el día, empezaba a trabajar en Camuflaje a las 7 y no terminaba hasta las 2 de la madrugada y luego a comenzar el ciclo otra vez. En un momento, llamé a mi padre a Australia para quejarme de este agotador horario. Papá dijo: “Déjame contarte una historia de guerra: En la batalla de Inglaterra contra la Luftwaffe todos los días luchábamos desde las 3 hasta la medianoche. Mi asistente me tenía que levantar después de dormir dos horas. Así que no te quejes, hijo”. Dejé de quejarme”, dijo en una ocasión Hamilton.

Se barajó que Hamilton fuera James Bond en la película 007 Alta Tensión. Aunque los productores se mostraron muy satisfechos con su casting, se le descartó y pusieron como excusa que el público no aceptaría un “James Bond rubio” pero la verdadera razón de fondo para despedirlo en el último momento fue su orientación sexual.

 

Tony Hamilton 1La vida personal de Tony era totalmente opuesta al estilo de vida del personaje de James Bond: un rompecorazones mujeriego. Los productores, entre ellos Albert R. Broccoli no sabían cómo iba a reaccionar el gran público con un actor que vivía abiertamente su homosexualidad al frente de ese papel. Tiempo atrás ya habían sufrido una tormenta en los grandes medios de comunicación de todo el mundo cuando se descubrió que la actriz Tula Cossey, había nacido hombre. Todo se redujo a una cuestión de homofobia.

Tony Hamilton 7

Hamilton seguiría alternando su carrera de actor con la de modelo, interviniendo en algún que otro anuncio de televisión. Después de intervenir en 1988 en el film de Serie B “Howling 4″ (Aullidos 4), entre 1988 y 1990 interpretó durante las dos temporadas que estuvo en antena al agente secreto Max Harte del “remake” de la mítica serie de la década de 1960: Mission: Impossible (1988), donde compartió reparto con el veterano Peter Graves (que retomó su papel de Jim Phelps) y la actriz Jane Badler, conocida por interpretar a “Diana” en la serie V (1984). En 1991 intervino como secundario en el thriller erótico “Fatal Instinct” (sin edición en DVD). Ese mismo año realizó su último trabajo televisivo en el episodio piloto de la serie “Contacto en California” (protagonizada por Connie Sellecca) y en dos capítulos más de dicha serie.

Entonces la enfermedad comenzaba a hacer mella en su cuerpo; su rostro iba adquiriendo un aspecto demacrado y su cuerpo se fue volviendo cada vez más delgado. Signos físicos que delataban que al parecer estaba en las etapas avanzadas del SIDA. Por ello, cuando su porte falló, perdió su capacidad para trabajar. Para él su carrera de actor lo era todo.

Tony Hamilton 8

No pasó mucho tiempo antes de que el rumor se pusiera en marcha, y en poco tiempo, expertos de la industria fueron muy conscientes de su preocupante problema de salud. Directores de casting dejaron de llamarle para las audiciones y pruebas, y los productores y ejecutivos de los estudios que una vez le cantaron alabanzas, lo evitaban. Al verse que no volvería a trabajar en la profesión que amaba, acabó tirando la toalla.

Su último trabajo fue en el año 1992, a partir de ahí, vivió de lo que le quedaba ahorrado de cuando trabajó durante las dos temporadas de Misión: Imposible (1988) y de los pequeños royalties que estaban por serle pagados. Durante su vida, casi había gastado más dinero del que había ganado: estaba en la ruina. Mientras estaba hospitalizado, su piso fue embargado por el banco. Ya a principios del año 1994, desesperanzado sólo quería morir. Durante ese año, cayó una y otra vez enfermo, a pesar de que sus amigos intentaron animarle; hacer que saliera y le decían que luchase por su vida, pero fue en vano: ya se había rendido.

Por desgracia, los antirretrovirales no existían y los profesionales de la sanidad recomendaban evitar cualquier contacto con los enfermos debido al temor a contraer el virus asesino.

La idea de que el sida era un castigo divino imperaba en aquellos terribles años y lo natural era limpiar la sociedad de “basura, homosexuales y consumidores de drogas”. Una política que incitaba al miedo, el odio y la discriminación.

Durante su último año de vida, Tony prácticamente pasó más tiempo en el hospital que fuera de éste. Falleció a la temprana edad de 42 años, el día 29 de marzo de 1995 en California, a consecuencia de una neumonía derivada de las complicaciones causadas por el virus del VIH-SIDA en su sistema inmunitario. Sus restos fueron cremados y sus cenizas esparcidas en una de las playas de la costa de Malibu. Sus padres, Donald y Margaret Smith, y su hermana Penelope pidieron que se realizasen aportaciones en nombre de Tony al Proyecto Sida de Los Ángeles.

¿Os acordáis de él?. En Loottis no dejaremos que la historia de actores como Hamilton se olviden. D.E.P, Tony.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta