Tamara Gorro se solidariza como María Teresa, la madre por gestación subrogada ‘atrapada’ en Rusia

1
3149

COLEGAS-Confederación LGBT Española y la FELGTB mostraban su satisfacción de que la Comunidad de Madrid volviese a incluir entre sus prestaciones sanitarias la cobertura de la reproducción asistida para las mujeres solteras y lesbianas a principios del pasado mes de febrero pero este asunto es espinoso porque aún se mantiene una discriminación absurda dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se resida.  La ley limita estas prestaciones sanitarias a aquellas mujeres que no hubieran podido quedarse embarazadas “tras un mínimo de 12 meses de relaciones sexuales con coito vaginal sin empleo de métodos anticonceptivos”. Peor es la situación de alegalidad de la gestación por sustitución o maternidad subrogada en España. Los efectos de esta situación los está padeciendo la ibicenca María Teresa Gregorio, soltera y de 47 años. Lleva ocho meses atrapada en Rusia y sin recursos económicos. Su hija nació el 7 de julio de 2015 pero el gobierno español no le reconoce la maternidad por ser madre por vientre de alquiler y le niegan el salvoconducto para regresar a casa por considerar que no está demostrada la filiación.

A María Teresa se le están agotando los recursos económicos y tiene un panorama poco alentador. O se arriesga a quedarse con su hija en Rusia y mendigar para sobrevivir en un país extraño y sin conocimientos del idioma o regresa y tiene que dejar a la pequeña en un orfanato en Rusia porque no le permiten viajar con ella. La historia de María Teresa ha conmovido a Tamara Gorro, también madre por gestación subrogada que recurrió a una agencia especializada en casos de maternidad por sustitución y tuvo a su hija en los EE.UU.

Ayer, Tamara Gorro publicaba en su Instagram este mensaje:

“Familia! Deciros que ya estoy en contacto con Teresa (la mujer que está atrapada en Moscú) os voy contando todo a través de mi snapchat tamara_gorro (por aquí es bastante complicado, es muy largo de explicar). Gracias por todo el apoyo, una vez más corroboro lo grandes que sois. Shaila y yo os deseamos un feliz domingo, no olvidéis que… OS QUEREMOS. Los que no tenéis snapchat os iré contando en el blog #mamamolona”.

María Teresa llegó a Moscú el 29 de junio de 2015 y unos días después nacía la niña. Tenía mucha ilusión de ser madre y todos sus intentos por adoptar no habían tenido éxito. Así que se puso en contacto con un gabinete de abogados especializado en casos de maternidad por sustitución que le buscaron la clínica en Moscú y el banco de donantes de óvulos y espermatozoides. Por razones médicas, no podía aportar material genético para el embrión, un elemento fundamental que se ha convertido después en uno de los escollos legales.

A todos los efectos en Rusia, María Teresa es la madre del bebé. No tuvo problemas ni con el hospital, ni con las autoridades, ni con la madre gestante e inscribió con sus apellidos a la pequeña. Pero cuando fue con el certificado de nacimiento a registrarla al Consulado español en Moscú y a solicitar un salvoconducto para poder viajar a España se lo negaron. María Teresa asegura que incluso insinuaron que estaba “robando una niña”.

Los abogados de María Teresa Gregorio han presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid pero hay dos cuestiones sobre los que se apoya el consulado para negarle la maternidad: Tiene que demostrar la filiación mediante una sentencia de un tribunal del país donde tuvo lugar el nacimiento, así como por el material genético, que en este caso procede de donantes.

María Teresa argumenta que hay el antecedente de una reciente sentencia de un Juzgado de primera instancia de Madrid, que reconoció la filiación de una madre española a pesar de no haber dado a luz ni aportado material genético, aunque en este caso el bebé sí tenía material genético del marido.

Mientras pasa el tiempo y María Teresa está atrapada en Moscú.

En nuestro país la gestación subrogada es ilegal o, mejor dicho, alegal: La Ley 14/2006, de 26 de mayo, de Técnicas de Reproducción Humana Asistida establece en su artículo 10 que “el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o tercero es nulo de pleno derecho”.

Como en otras ocasiones, la ley choca contra la realidad y la necesidad de la sociedad: se está negando a determinadas personas que ansían ser padres y/o madres, y no pueden serlo de manera natural, la posibilidad de tener hijos.

Por otra parte, se está infringiendo el principio de igualdad establecido en nuestra Carta Magna: al igual que otros procedimientos de reproducción humana asistida, como la inseminación artificial o la fecundación in vitro, la gestación por sustitución da respuesta a aquéllos que necesitan ayuda para reproducirse. Sin embargo, frente a quienes carecen de óvulos o esperma, o de ambos,  y reciben ayuda para engendrar el embrión que los convertirá en padres/madres, nos encontramos con otras personas que carecen de un útero en el que gestar ese embrión y que se ven abocados a vivir sin descendencia: La técnica les da la solución, pero la ley se la niega.

Esta prohibición expresa va en contra de la realidad y la necesidad de una gran parte de la sociedad, lo demuestra el hecho de que ello no ha sido óbice para que muchos españoles hayan alcanzado la paternidad/maternidad mediante la aplicación de la gestación subrogada acudiendo a países en los que dicha técnica no sólo está permitida sino que es ya algo habitual, como es el caso de diferentes estados de Estados Unidos y, en los últimos años, India. Sin embargo, esta vía sólo está abierta para aquéllos que gozan de una situación que les permite afrontar el alto coste de la técnica fuera de nuestras fronteras, lo que nos lleva de nuevo a la indeseada discriminación, esta vez por motivos económicos y socio-culturales.

La Asociación por la Gestación Subrogada en España ha elaborado una Iniciativa Legislativa Popular para que todas las técnicas de reproducción asistida tengan el mismo tratamiento en nuestra normativa. Si quieres leer el texto íntegro, pincha sobre este enlace.

Foto portada: Instagram de Tamara Gorro

Últimos establecimientos o servicios

1 Comentario

Dejar respuesta