Plantearse la propia muerte no suele ser habitual, al menos hasta que se tienen hijos.

Es entonces cuando nos planteamos qué podría llegar a suceder con los hijos, en caso de ser menores, si los dos progenitores fallecieran.

¿A quién se le asignaría la custodia y el cuidado de los hijos en caso de darse el fallecimiento de ambos progenitores? ¿Hacer testamento garantiza que se respetará la decisión de los padres? Como abogados matrimonialistas en Barcelona, desde BPM Abogados explicaremos qué sucedería con la custodia de los menores en caso de fallecimiento de los padres, tanto si hay como si no hay testamento. En caso de haber testamento… Si los progenitores fueron previsores antes de fallecer y redactaron testamento designando quién deberían ser los tutores legales de sus hijos en caso de darse su fallecimiento, se respeta prácticamente siempre su voluntad.

BPM Advocats

La persona o personas designadas deberán ocuparse de cuidar al menor o menores y tendrán que velar por su educación, salud, etc. En definitiva, ocuparse de cubrir sus necesidades y cuidados. Es importante que la persona que designes para ocupar un lugar tan importante en la vida de tus hijos esté capacitada y conozca bien a los pequeños.

Es recomendable nombrar un tutor alternativo, por si se diera la circunstancia de que la primera persona designada no aceptara esa responsabilidad. Si no hay testamento… Si el fallecimiento de los progenitores se da sin que estos hayan dejado designado a la persona que ocupará el lugar de tutor/a de sus hijos, un juez lo designará. Familiares o amigos podrán postularse para ocupar el cargo de tutor/a y el juez, en base a pruebas y evidencias, decidirá quién es la persona más apta para cuidar al menor o menores. Si nadie se postula, el juez decidirá entre los familiares más cercanos, abuelos y tíos.

¿El tutor designado se encargará también de administrar los bienes de los menores? No. En principio, el tutor designado en testamento o a posteriori por un juez únicamente se encargará del cuidado de los niños. Para administrar los bienes de los pequeños, será necesario nombrar a un albacea. Se recomienda de forma encarecida que la persona no sea la misma. Puede ser, o no, la misma persona, eso ya dependerá de la voluntad del difunto. Se deje o no la administración de bienes a la misma persona que ejerce de tutor, se pueden hacer constar en el testamento limitaciones en la administración, que es una forma de controlar que no puedan actuar o aprovecharse de la situación en beneficio propio. Si has decidido hacer testamento o necesitas asesoramiento sobre tema herencias, contacta con los abogados de herencias en Barcelona, BPM Abogados. Escucharemos tus inquietudes y te ayudaremos con la redacción del testamento para que quede todo bien atado.