Silvia Medina – Nuestra Filosofía

Silvia Medina es un proyecto que desde sus inicios ha basado su filosofía en dos conceptos clave, entrega máxima a cada cliente y orgullo del trabajo bien hecho. Estos dos pilares son los que fundamentan nuestro trabajo diario y dan sentido a lo que somos, una marca que no solo representa un centro de estética, Silvia Medina es una apuesta firme por la belleza real, creemos en la calidad de los productos y tratamientos que vendemos porque nosotros mismos comprobamos su eficacia.

BELLEZA REAL
Nuestro concepto de belleza real es muy sencillo, queremos llegar a todas las personas que quieran atravesar nuestra puerta para poder ofrecer un tratamiento completamente personalizado y eficaz, con el que consiga los resultados que ha venido a buscar. Nos gusta aconsejar a nuestros clientes con un trato familiar y de confianza sin ninguna otra intención que la de conseguir que salga feliz de cada cita, porque la belleza es una actitud y nosotros sabemos lo importante que es sentirse bien con uno mismo.

SIN PRISAS
Siempre nos aseguramos de ofrecerte el tiempo que necesites y por eso planificamos nuestras citas con tiempos suficientes para dedicarnos a ti por completo en cada sesión.
La experiencia nos ha enseñado que lo más importante es conocer y cuidar a cada cliente como si fuera de tu misma familia porque nuestras cabinas y camillas se convierten muchas veces en las de un consultorio donde salen todo tipo de temas y lo cierto es que nos encanta poder escuchar cada historia porque es una parte muy importante de nuestro trabajo.
Nuestro equipo está formado únicamente por profesionales con una trayectoria de entre 10 y 20 años en el sector de la Estética porque creemos que la experiencia es fundamental para poder aconsejar correctamente a nuestros clientes. Además nos ocupamos de estar completamente al día en los últimos avances y técnicas en estética para ofrecer siempre los mejores productos y tratamientos que nosotros mismos probamos para asegurarnos siempre de su eficacia real.

Contacto con el propietario