Peris y Ruiz Abogados
Compromiso, cercanía, rigor a tu servicio

Peris y Ruiz Abogados cuenta con más de 25 años de experiencia, siendo la prioridad ofrecer un servicio profesional, dando un trato personalizado y buscando la mejor solución para nuestros clientes, con unos honorarios muy competitivos.

Disponemos de un equipo formado por abogados especialistas, cohesionado y unido, desarrollando nuestro trabajo desde un punto de vista constructivo y generando valor añadido a nuestra intervención en el ámbito de la abogacia.

Ofrecemos un servicio de máxima calidad, basado en el rigor a la hora de estudiar los asuntos y en un trato cercano y personalizado. Somos un bufete de abogados conscientes que para el cliente su asunto es el más importante, por ello nuestra prioridad como abogados es conseguirle la mejor solución posible, manteniéndolo informado durante el desarrollo de nuestra actuación.

Prestamos nuestros servicios como abogados en las siguientes áreas del derecho:

Derecho concursal y segunda oportunidad
Procesos judiciales, mediación y arbitraje
Derecho bancario
Reclamación de deudas
Contratación civil y mercantil
Sucesiones y herencias

Abogados especialistas en segunda oportunidad y derecho concursal

Desde Peris y Ruiz Abogados preparamos la solicitud adecuada a cada caso y te asesoramos durante toda la gestión. Ya sea un concurso de acreedores, deudas con el banco, préstamos o avales…podemos ayudarte.

Si tu empresa atraviesa una situación financiera difícil, te ayudamos a negociar una reestructuración de deudas con los bancos y resto de acreedores, y si fuera necesario preparamos la solicitud de concurso voluntario de acreedores y te defendemos en todo el proceso judicial y te damos soporte jurídico.

Si mantienes deudas por préstamos, avales, tarjetas, o de cualquier otra naturaleza, y piensas que no vas a poder pagarlas nunca, como abogados especialistas en la ley de segunda oportunidad, te ayudamos a conseguir el finiquito de todas tus deudas para que puedas empezar de nuevo.

La segunda oportunidad y el sueldo o pensión – Peris y Ruiz Abogados

La Ley 25/2015, de 28 de julio de 2015, comúnmente conocida como “Ley de Segunda Oportunidad” ha supuesto incorporar al Derecho español, por primera vez en su historia, una limitación a la responsabilidad patrimonial universal de las personas naturales. Hasta ese momento, las deudas ya reclamadas, les podían ser exigidas hasta su fallecimiento, siendo asumidas posteriormente por quienes aceptaban sus herencias, fueran hijos, cónyuges u otros.

Perdón de deudas, con la ley de 2ª oportunidad es posible

Con motivo de esta nueva Ley, es posible obtener del Juez la llamada “exoneración del pasivo insatisfecho”, o perdón de las deudas. Para ello, es necesario desarrollar dos hitos fundamentales:

El primero, consiste en intentar negociar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores a través de un procedimiento específico de mediación, que tiene una duración máxima de tres meses desde el nombramiento del mediador, figura que va a intentar propiciar un convenio en virtud del cual, se pague la deuda con una quita o rebaja y una espera o plazo no superior a diez años, siempre y cuando sea aprobado por los acreedores con una serie de mayorías que prevé la Ley, en función de la clase de acreedor de que se trate; es decir, si cuenta con garantías hipotecarias o no, si es un acreedor de Derecho público (Hacienda o Seguridad Social), u otros.

Si el acuerdo es aceptado, las deudas se deberán pagar por los importes y en el plazo que se haya acordado en el proceso de mediación, acudiéndose en caso contrario y de manera ineludible, al segundo de los hitos, que es el concurso de acreedores, que tendrá por objeto liquidar la totalidad de los bienes y derechos del deudor y pagar hasta donde alcancen los créditos contra el deudor.

Cuestiones esenciales para saber si te interesa y puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad – Peris y Ruiz Abogados

Hasta la entrada en vigor el 30 de julio de 2015 de la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, en España no existía ninguna herramienta legal que permitiera a una persona natural exigir que le liberaran de sus deudas una vez liquidado ordenadamente su patrimonio, pues el deudor respondía de sus obligaciones con todos sus bienes, presentes y futuros, es decir, que aun habiendo vendido, subastado o liquidado todos sus bienes, los acreedores podían esperar y continuar con sus reclamaciones por si en el futuro el deudor tenía nuevos bienes que embargar.

Esta rigidez de la regulación anterior a la Ley de mecanismo de la segunda oportunidad, hacía que aquellas personas que habían contraído deudas importantes que no podían pagar, se vieran destinadas a mantenerse en la economía sumergida para el resto de sus vidas, de forma que no podían tener bienes a su nombre, ni saldo en las cuentas bancarias, y si accedían a un trabajo, prestación o pensión, ésta se podía embargar por sus acreedores.

Con la publicación de la Ley de segunda oportunidad, este estricto régimen que se venía aplicando en España durante siglos, se ha flexibilizado permitiendo ahora que el deudor pueda obtener el finiquito y cancelación de todas sus deudas, si cumple determinados requisitos y si antes pasa por el procedimiento establecido en este novedoso mecanismo.

Contacto

Dirección:

C/ Joaquín Costa, nº 48-4º-9ª 46005-Valencia

GPS:

39.46425837450663, -0.3658447816158059

Telefono:
Contacto con el propietario