Como despacho de abogados en Madrid, con una experiencia de treinta años de ejercicio, tenemos la ambición de satisfacer y solucionar los problemas que se les generan a nuestros clientes en sus sectores de actividad.

Ya sean persona física, jurídica, autónomos, no residentes. En las áreas de practica de Derecho societario (mercantil), fiscal (plusvalía, herencias), penal (económico), administrativo (recursos), civil (contratos), laboral (despidos), familia (parejas de hecho, adopciones, divorcios).

Una relación de confianza está fundada en el respeto y la discreción, la voluntad por nuestra parte, de generar una una vinculación a largo plazo, y un acuerdo económico establecido y entendido por el cliente.

 

Contacto con el propietario