Albanta es un palacete árabe ideado y diseñado por su propietario, Fernando Ríos, con la ayuda de un amigo arquitecto, José Ramón Maciá, y un reputado decorador árabe, Rachid Benmaach, con la intención de que cada rincón sea un lugar único y convertirse, de esta forma, en un placer para los sentidos.

Rachid Benmaach ha trabajado en muchos palacios, villas y hogares, no sólo en Marruecos, sino también en otros países, incluyendo el Palacio del Príncipe Al Rachid en Ryadh, Arabia Saudí, o el Palacio del Príncipe Salman en Tanger.

Los Espacios

Cada espacio en Albanta es único. Cada rincón del Palacete te hará esbozar una sonrisa. Sus acogedoras Suites, el imponente salón de dos alturas, la entrada con luz natural cenital, los tres preciosos baños, su amplísima y coqueta cocina, el porche frente a la bella fuente nazarí y su jardín, la singularidad de su piscina con un banco en el que degustar, mientras disfrutas del baño, de una cerveza o un café , el cenador junto a la barbacoa o la tetería dispuesta en su planta superior.

La Suit Azul

Recibe su nombre de la luz azul que entra por sus vidrieras al atardecer. Tiene su propio vestidor y un gran baño donde puedes relajarte con tu pareja en su gran bañera. Está situada en la planta baja.

161038455

La Suit Roja

Situada en la planta superior, tiene como techo una de las cúpulas que jalonan Albanta. Dispone de chimenea y vistas al salón de dos alturas. Dispone de baño propio con una zona de ducha que te transportará a otra época.

161038463

El Salón

Con una decoración árabe espectacular, y dividido en dos zonas, una de relax y otra destinada al placer de la comida.

161038447

La Cocina

Con espacio suficiente para que todos los visitantes comáis allí o charléis animádamente tomando una cerveza mientras se finaliza la comida. Una de sus puertas da paso a un conqueto patio donde se puede escuchar el rumor de su fuente mientras se disfruta del aperitivo.  Tiene todos los electrodomésticos que puedes esperar.

161038428

Los detalles

Muchos de los detalles que adornan Albanta fueron expresamente traídos de Marraquech y Estambul. Puertas y cabeceros en madera labrados a mano, lámparas artesanales de gran tamaño, cortinas de seda, alfombras y cojines turcos, mucarnas de Marruecos, lavabos en latón, cuadros temáticos, etc

Contacto con el propietario