Sacerdotes anglicanos homosexuales desafían a la Iglesia y revelan que se han casado en secreto

0
1852

Una docena de ministros homosexuales revelarán que se han casado con personas de su mismo sexo en contra de la línea oficial de la Iglesia de Inglaterra. Así lo han anunciado a The Guardian los firmantes de una carta abierta que será enviada a la Cámara de Obispos el próximo mes de septiembre. Después de que Inglaterra y Gales legalizaran los matrimonios para parejas homosexuales en marzo de 2014, la reacción de la Iglesia Anglicana fue ordenar a los clérigos homosexuales que no debían casarse bajo la amenaza de que los que lo hicieran no serían ordenados.

Entre los firmantes figura el reverendo Andrew Foreshew-Caín, que se casó con su pareja, Stephen Foreshew, en junio de 2014, convirtiéndose así en uno de los primeros sacerdotes en desafiar abiertamente doctrina de la Iglesia.

Dice que a pesar de la prohibición, un número creciente de miembros del clero así como  laicos se casan con personas del mismo sexo, mientras que muchos anglicanos heteros apoyan mayoritariamente apoyar estas relaciones.

“Nuestros matrimonios son legales, celebrados y ampliamente aceptados en la sociedad. Sin embargo, la Iglesia de Inglaterra se comporta mal e impone sanciones a los clérigos y se niega a reconocer los matrimonios de los que desean hacer un fiel compromiso para toda la vida. Esto tiene que parar y el elemento del miedo y la hipocresía sobre nuestros matrimonios tiene que terminar”, le dijo el sacerdote anglicano a The Guardian.

En opinión de Foreshew-Caín: “Hay una necesidad clara y apremiante de seguir un camino hacia delante que reconozca la nueva realidad de cómo los cristianos piensan de este problema en Inglaterra. Esas parroquias y comunidades que deseen celebrar y apoyar a parejas lesbianas y homosexuales deben ser capaces de hacerlo sin temor”.

A diferencia de canónigo, Jeremy Pemberton, quien también se casó en 2014, Foreshew-Caine tiene revocado su permiso para oficiar aunque sigue siendo vicario de dos iglesias al norte de Londres.

En la carta, los firmantes también piden a los obispos que presionen en el sínodo general del próximo mes de febrero para que se introduzca un servicio especial para bendecir los matrimonios de parejas homosexuales. En opinión de Foreshew-Caín: “Nosotros no estamos pidiendo un cambio completo en la doctrina de la iglesia pero sí instamos a dar un paso audaz. Simplemente estamos pidiendo medidas para respaldar la retórica de los Obispos sobre la acogida y aceptación de las personas LGBTI”.

Steve Jenkins, portavoz de la Iglesia de Inglaterra, asegura que en los últimos dos años, más de 1.300 miembros habían tratado el tema como parte de un proceso llamado conversaciones compartidas: “Cuando las convicciones profundas han sido debatidas y compartidas, las diferencias profundas se entiende mejor. Tenemos la esperanza de que lo que se ha aprendido a través de las conversaciones desarrolladas permita a la Iglesia a ser más tolerante en el futuro”,  explicó Jenkins a The Guardian.

Aunque la carta aún no se ha enviado, los firmantes ya han sido objeto de críticas. Andrea Williams, directora ejecutivo de Christian Concern, dijo al Sunday Times: “Ellos [los firmantes] están tratando de socavar la autoridad de la enseñanza de la iglesia”.

Esta claro que la alta jerarquía de la Iglesia Anglicana como la Católica cierra los ojos ante la realidad y no están dispuestos a admitir que los tiempos cambian y las sociedades avanzan.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta