Rifirrafe con el alcalde popular de Alcorcón: Quiere demandar a Arcópoli por acusarle de LGBTIfobia

0
1023

Con los votos de PSOE, Ganar Alcorcón, Ciudadanos e Izquierda Unida, el pleno del Ayuntamiento de Alcorcón, al sudoeste de Madrid con 170.000 habitantes, ha reprobado al alcalde del Partido Popular, David Pérez, por sus reiterados incumplimientos de las proposiciones aprobadas en materia LGTB. Se trata del primer regidor a quien se ha aplicado una moción de este tipo en la Comunidad de Madrid, y posiblemente en España, por su persistente LGTBIfobia.

David Pérez, que gobierna en minoría con 10 concejales frente a los 17 de la oposición, veta o ignora reiteradamente cualquier resolución favorable a los derechos de las personas LGTB de la localidad madrileña. En el pasado mes de junio se presentó una moción, aprobada por unanimidad por todos los grupos con representación municipal incluyendo al PP, instando a colocar la bandera LGTB y a realizar acciones por la visibilidad. Sin embargo, nunca se colgó la bandera y nunca se llevó a cabo acción alguna. Según la concejala popular Susana Mozo, el PP fue vetado en la manifestación estatal del Orgullo y por lo tanto “no podemos ceder a los intolerantes que piden tolerancia”. Afirmó también que ya se atiende al colectivo “desde los Servicios Sociales, que están a disposición de todas las personas, sin favoritismos y en igualdad de condiciones, no hay que englobarse en ningún colectivo para tratar las materias, no hay que encasillarse ni ponerse una etiqueta”.

Tras ser reprobado por su actitud LGTBfóbica por parte de toda la oposición en el Pleno municipal celebrado el pasado 29 de julio, David Pérez ha demandado a Arcópoli, una de las entidades que conforman FELGTB.

Jesús Generelo, presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), le ha mandado una carta al alcalde de Alcorcón, David Pérez, que reproducimos íntegramente:

“Señor D. David Pérez, Alcalde de Alcorcón:

Con sorpresa y consternación hemos recibido la noticia de que piensa demandar a la asociación Arcópoli por haberle acusado de “homofobia, transfobia y bifobia”. Es difícil comprender que un representante público no admita una crítica por parte de una organización que trabaja en defensa de los derechos del colectivo LGTB, además dice poco de su talante democrático, de su respeto por la libertad de expresión y la participación política de la sociedad civil.

La asociación Arcópoli no sólo está en su derecho de juzgar su trabajo como Alcalde de Alcorcón y diputado de la Asamblea, sino que está en su deber. Si usted no está de acuerdo con la calificación que hace de sus políticas puede demostrar que no son ciertas llevando a cabo algunas de esas medidas pro-igualdad que, según Arcópoli, brillan por su ausencia en su localidad.

Además, repasando su trayectoria más cercana, no parece que el juicio de Arcópoli sea exagerado:

– En el mes de junio usted se ausentó de la Asamblea de Madrid para no votar la Ley por la igualdad LGTBI que, finalmente, se aprobó por unanimidad y que puede ser una herramienta muy eficaz frente a la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

– En los últimos meses, se ha negado a ejecutar diversas resoluciones a favor de la igualdad del colectivo LGTB aprobadas por mayoría en el Ayuntamiento de Alcorcón.

– A las diversas demandas del colectivo Arcópoli y el Observatorio Madrileño contra la Homofobia de reunión para trabajar frente a los delitos de odio por orientación sexual o identidad de género en su localidad, usted ha dado la callada por respuesta.

– Cuando Arcópoli lo apeló vía Twitter para obtener esta reunión, usted se limitó a bloquear la cuenta de esta organización.

– Tampoco ha respondido cuando desde la sociedad civil se le han requerido explicaciones por estas actitudes, como poco, escasamente dialogantes.

Tras este historial, que su gestión como alcalde y diputado pueda ser calificada de homófoba, insistimos, no parece algo descabellado.

Independientemente del análisis que, en su derecho a la libertad de expresión, cada cual pueda hacer de esta cuestión, resulta toda una bravuconería utilizar el poder que le otorga estar al frente del Ayuntamiento de una ciudad tan importante como Alcorcón para intentar amedrentar a una ONG defensora de los Derechos Humanos. Especialmente chocante es la sensibilidad que demuestra frente a la acusación de “homofobia” cuando usted no ha tenido reparos en calificar públicamente a todos los concejales de la oposición como “cuatro politicastros.

Nos consta que ningún juez puede hacer caso a este absurdo intento de judicializar el derecho constitucional a la libertad de expresión, pero, en cualquier caso, ante un ataque semejante debemos manifestarle que Arcópoli cuenta con todo el apoyo de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, así como de todas las organizaciones que pertenecen a ella, y que no vamos a tolerar en ningún modo que se coarte su trabajo con amenazas de ningún tipo.

Dicho esto, consideramos que una reunión con Arcópoli para negociar medidas que pongan coto en su localidad a una lacra tan terrible como son los delitos de odio por orientación sexual o identidad de género sería una solución más inteligente, sensata y razonable”, concluye la carta.

Desde la FELGTB y Arcópoli se le recuerda a la  concejala popular de Alcorcón, Susana Mozo, que “nadie ha vetado la presencia del Partido Popular en ningún acto. Si el PP quería salir en la cabecera de la manifestación sólo tenía que declarar que apoyaba las reivindicaciones de la misma. ¿O tiene usted la costumbre de manifestarse para pedir cosas con las que usted no está de acuerdo? Además, nos resulta curioso que una señora del PP hable de “las etiquetas” y de que no hay que encasillarse. Lo dice el mismo partido que hablaba de que la etiqueta “matrimonio” no podía aplicarse a maricones y bolleras, porque la íbamos a ensuciar. De su referencia a los servicios sociales, casi mejor ni hablamos porque deja muy claro su clasismo y que no le interesan los derechos ni la igualdad. Para usted, los derechos del colectivo LGTB son algo así como una limosna. Por cierto, estamos encantados de que nos expliques eso del favoritismo porque no terminamos de pillarlo. ¿Si se hubiera invitado al PP a la manifestación ya no habría favoritismos para el colectivo LGTB? ¿Para qué quiere ir a una manifestación como esa si a usted no le gustan las etiquetas? Debemos ser muy tontos, porque no entendemos nada. Claro que a lo mejor es porque no dice la verdad y se lía dando explicaciones, pero sólo es una suposición”, le escriben a la concejala sobre sus comentarios en el pleno del pasado 29 de julio.

Alcalde de Alcorcón y la Presidenta de la Comunidad de Madrid

La FELGTB recuerda que David Pérez, como diputado de la Comunidad de Madrid, fue uno de los dos diputados sancionados por el partido al ausentarse de la votación de la ley contra la LGTBfobia de Madrid, que fue respaldada por la unanimidad de todos los presentes. Así como una larga lista de propuestas aprobadas y no ejecutadas por la Junta de Gobierno de Alcorcón, en materias como los desahucios, la pobreza energética, la paralización del proceso de desfuncionarización o la desprivatización de la tala de árboles y de servicios generales  a los que el primer edil hace caso omiso, según Arcópoli.

Para Yago Blanco, coordinador de Arcópoli, “si un alcalde no trata de corregir las discriminaciones hacia un importante grupo de habitantes de su ciudad, y no muestra ningún interés por el aumento de las agresiones homófobas en nuestra comunidad, no es válido para ejercer el gobierno. Hoy se ha demostrado que la ciudadanía alcorconera, representada por la mayoría absoluta del Pleno, quiere que el Gobierno Municipal trabaje contra la LGTBfobia y reprueba esta forma de gobierno que ignora deliberadamente las necesidades de la población. Desde Arcópoli nos volveremos a poner en contacto con la Concejal de Asuntos Sociales, tal como hicimos al terminar el acto, para ofrecernos una vez más a colaborar porque, a pesar de todo, nos gustaría poder trabajar por los derechos del colectivo LGTB en Alcorcón y apoyarlo en una ciudad con total ausencia de medidas y campañas específicas contra la homofobia, transfobia y bifobia“.

La demanda anunciada por el alcalde de Alcorcón contra Arcópoli la puedes leer íntegramente pinchando en este enlace.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta