Reverendo Kevin Robertson, el primer obispo anglicano gay casado y con hijos de Canadá

0
1353

Es un gran paso la elección del primer obispo abiertamente homosexual de la tercera confesión religiosa con más fieles del país del norte del continente americano. El reverendo Kevin Robertson, de 45 años de edad, es el primer alto cargo de la diócesis de Toronto que se declara homosexual y que ha sido recientemente elegido obispo. Robertson está casado con Mohan con el que tiene dos hijos en común. Son padres de dos gemelos muy activos, Kiran y Anya. A los dos les encanta el ciclismo, Netflix y pasar tiempo en la casa familiar que tienen en la bahía de Georgia, en Ontario. Cuando se publicó la foto familiar del nuevo obispo en el Facebook de la Iglesia de Cristo de Deer Park, en Toronto, de la que Robertson es titular, se recibieron multitud de comentarios muy positivos felicitando a la pareja.

De acuerdo con la publicación Christian Today, Robertson fue ordenado diácono y sacerdote en 1997 después de obtener su “Maestría en Divinidad” (lo que se correspondería a realizar la carrera de teología para los católicos) en el Trinity College de Toronto.

“Estoy muy abrumado. Yo no esperaba estar aquí pero estoy profundamente honrado. Soy consciente de que es un día histórico en la vida de nuestra iglesia. No es ningún secreto que soy el primer obispo electo homosexual casado de la diócesis y tal vez de la iglesia de Canadá. Sé que para algunas personas esto es un verdadero reto y para otros es el cumplimiento de lo que hemos estado esperando y rezando  durante mucho tiempo”, dijo Robertson.

Pero el nuevo obispo gay no viene con ideas de confrontación sino para acercar posturas: “La paz y la unidad de la Iglesia es muy importante para mí y voy a trabajar para continuar que la paz y la unidad como obispo”, subrayó.

La Iglesia Anglicana de Canadá comenzó a aceptar las uniones del mismo sexo hace más de una década, en 2002. Fueron los pioneros, antes de que el país legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2005.

El viaje hasta la elección del nuevo obispo Robertson a no estuvo exento de obstáculos. La reverenda Catalina Sider Hamilton, de Riverdale Saint Matthew, en Toronto, emitió una protesta oficial contra la inclusión de “un candidato cuyo estilo de vida es, a lo mejor de mi conocimiento irregular de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia con respecto a la castidad y el matrimonio”, dijo.

Robertson describió su elección como un nuevo “momento crucial” para la iglesia para ir hacia la plena inclusión de las personas LGBTI: “Creo que el clero y los laicos LGBTI, naturalmente, podrían buscar en mi persona el liderazgo en torno al tema de la plena inclusión. Pero me veo como un obispo para toda la iglesia, incluyendo a las personas que tienen una visión muy diferente de las cosas a como yo las veo.. Soy su obispo también”, ha querido dejar claro.

El Arzobispo Johnson comentó que la elección de Robertson puede provocar reacciones negativas, pero también podría ser utilizado como una oportunidad para cambiar las cosas: “Kevin no es ciertamente el primer hombre gay que se convierte en obispo en lacomunidad anglicana pero su elección probablemente traerá una reacción negativa en algunos sectores y una reacción muy positiva en los demás. Estamos en una etapa ,uy temprana de esta nueva experiencia. Creo que en muchas partes del mundo no lo entienden, por lo que será un reto para ellos, pero será una oportunidad para nosotros explicar cómo y por qué hemos hecho esta elección”.

Ojalá en el seno de otras Iglesias como la católica pensaran de la misma forma. La evolución del pensamiento humano es algo natural y condenar a los creyentes al aislamiento y a que se sientan apartados dice muy poco de la caridad católica.

Foto principal del Facebook de la Iglesia Cristiana de Deer Park

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta