¿Qué pasaría con los eurofans gays si el chulazo cantante ruso gana Eurovisión 2016?

1
3817

Rusia podría ganar el Festival de Eurovisión este año, por primera vez desde que el país presentó su Ley contra la propaganda gay. Como si de la Final de la Champions se tratase, las casas de apuestas echan humo a medida que se acerca la fecha de la gran final que se celebrará en Estocolmo el 14 de mayo y la candidatura rusa se muestra como la mejor valorada. Con los 43 participantes confirmados, los siguientes favoritos son los representantes de Suecia (cantante: Frans con “If I were sorry”), Australia (cantante: Dami con “Im Sound of silence”) y Croacia (cantante Nina Kraljić con “Lighthouse”) pero una victoria de Rusia podría a los organizadores en una posición incómoda.

Rusia ha tenido una tumultuosa relación con el concurso que tiene una gran cantidad de fans homosexuales dentro del enorme país. Los legisladores rusos han pedido en repetidas ocasiones  boicotear un espectáculo porque a su entender representa a ‘Sodoma en Europa’. Una petición que tomó mayor impulso después de la victoria de Conchita Wurst, la representante austriaca en 2014. Por eso, es sorprendente que el representante ruso, Sergey Lazarev, parta como favorito.

Lazarev es muy famoso en su país y presenta al festiva su himno dance-pop en inglés “You are the only one” (“Eres único”) en el que no se han escatimado gastos en el vídeo. El hecho de ser la mejor valorada hace que muchos sientan la curiosidad de saber cómo suena. Así que aquí la tienes:

Rusia lleva acariciando la victoria de Eurovisión desde hace unos años. Es más, en la última edición del Festival, el tema A milion voices de Polina Gagarina quedó en segunda posición con 303 puntos. Lazarev no es ajeno a la presión sobre el malestar que provoca en Europa la política homófoba de su país. ¿Cuál es la Rusia que van a dar a conocer al público?.  La tradición dicta que el país ganador se le ofrece la oportunidad de ser anfitrión y acoger la organización y celebración de la siguiente edición lo que puede romper las esperanzas de asistir al espectáculo en directo a miles de aficionados homosexuales.

Una cosa es segura, si Rusia gana en Eurovisión será un espectáculo impresionante. La última vez que Rusia fue anfitriona de Eurovisión en Rusia en 2009 es recordado como uno de los más caros en la historia del concurso ya que no escatimó gastos en la transformación del Estadio Olímpico de Moscú y la construcción de un conjunto de gigante pantallas LED fuera del recinto para que pudiera ser seguido por los espectadores que se quedaron sin entrada.

Pero el sentimiento anti-LGBTI se ha endurecido desde 2009 con la introducción de una ley de “propaganda homosexual” en 2013 que prohíbe la promoción de las “relaciones sexuales no tradicionales”. La ley pondría a la Unión Europea de Radiodifusión en una posición incómoda ya que puede alterar las normas de libertad de expresión  que tiene el concurso y afectar al ocio nocturno de los locales de moda rusos que, con toda seguridad, dejarán de percibir los ingresos de los eurofans homosexuales que no acudirán. A medida que el extremismo anti-gay también va en aumento, los aficionados también pueden enfrentarse a la amenaza de la violencia callejera.

No está claro qué camino tomaría la UER en caso de una victoria rusa, aunque las fuentes insisten en que la seguridad de los aficionados siempre será de suma importancia.

El estado también podría tratar de dar ‘garantías’ para que los aficionados no estén sujetos a la Ley anti-gay, como lo hizo para los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014 pero esto puede radicalizar a los legisladores dentro del país. Incluso si se dan garantías, la UER se enfrentaría a fuertes críticas en occidente como lo hizo el Comité Olímpico Internacional.

No es probable que hay una solución fácil e imaginamos que algunos peces gordos de Eurovisión tienen sus dedos cruzados para que Lazarev “pinche” en la gala final.

¿Y que pasa con España? La apuesta de Barei, Say yay, se encuentra en el número 19 de 43 posibles candidatos. Es decir, un cinco raspado.

Y aunque su posición tampoco sea destacada, un tema que está dando mucho que hablar en las redes sociales y que es un verdadero torbellino de energía y optimismo es el que representará este año a Francia. Amir, con J’ai cherché, podría ser la gran sorpresa de esta edición con un tema fresco, pegadizo, bilingüe y que podría acompañarnos en cualquier viaje en coche por una carretera de playa:

Últimos establecimientos o servicios

1 Comentario

Dejar respuesta