El príncipe Harry censura los ataques “machistas y racistas” a su novia, Meghan Markle

0
2073

No cabe duda de que el príncipe Harry vuelve locos a los gays británicos por ser atrevido y sexy. En 2012 aparecía en unas imágenes jugando al rugby sin camiseta, mostrando unos pectorales bien definidos, con gafas de sol y cabellos despeinados que volvieron locos a los fans gays británicos cuando estaba en plena misión en Afganistán. Tanto es así que ese año colocaron un gran mural de un Príncipe Harry con el torso desnudo en la parte superior del club gay de Londres Charing Cross en la que, al estilo de Andy Warhol y sobre un fondo de una gran bandera británica, había una foto del nieto de Isabel II, obra del artista homoerótico Mikes Bliss. La revista “QX” nombraba al príncipe: Icono Gay del Año 2012. Precisamente esta cercanía ha hecho que la vida íntima del príncipe Harry se sitúe en el ojo del huracán mediático y, esta vez, con desagradables comentarios sexista y racista de su nueva relación.

Después de semanas de especulaciones en los tabloidea, el príncipe, actualmente el quinto en la línea del trono, confirmó que está saliendo con Meghan Markle, una modelo y actriz afroamericana de 35 años de edad conocida por interpretar el papel de Rachel Zane en la serie americana de temática legal, Suits, y a la agente especial Amy Jessup del FBI en el thriller de ciencia ficción de la FOX, Fringe.

En una salida sin precedentes del protocolo real, el príncipe lanzó unas mordaces declaraciones criticando a algunas de las respuestas contrarias y con tintes fanáticos contra el romance.

Reproducimos íntegramente la declaración emitida por el secretario de comunicaciones del príncipe, que dice lo siguiente: “El príncipe Harry es consciente de que hay una curiosidad significativa sobre su vida privada. Nunca se ha sentido cómodo con esto pero ha tratado de desarrollar una coraza sobre el nivel de interés que despierta en los medios.

Rara vez ha tomado medidas legales sobre la publicación de historias de ficción que se escriben sobre él y ha trabajado duro para desarrollar una relación profesional con los medios de comunicación, centrado en su trabajo y las cuestiones que le preocupan.

Pero la semana pasada ha visto como la línea se ha cruzado. Su novia, Meghan Markle, ha estado sujeta a una oleada de abuso y acoso. Algo de esto ha sido muy público: Los matices raciales de los comentarios de los artículos, el sexismo de los medios sociales y los comentarios de los artículos en la red.

Mientras que ha sido ocultadas al público las batallas legales nocturnas para mantener historias difamatorias fuera de los tabloides. Su madre (en referencia a Lady Di) tuvo que luchar contra fotógrafos que quería llegar a su puerta principal; los intentos de reporteros y fotógrafos de obtener entradas ilegales a su hogar y las llamadas a la policía que siguieron; los sustanciales sobornos ofrecidos a su ex novio; el bombardeo de casi todos los amigos, compañeros de trabajo y seres queridos a lo largo de su vida.

El príncipe Harry está preocupado por la seguridad de la señora Markle y está profundamente decepcionado de que no haya podido protegerla.

No es correcto que por llevar unos meses de relación con él, la Sra. Markle debe ser sometida a una tormenta. Sabe que los comentaristas dirán que esto es “el precio que ella tiene que pagar” y que “todo esto es parte del juego”. Pero está muy en desacuerdo. Esto no es un juego: es su vida y la de ella.

Él ha pedido que esta declaración se emita con la esperanza de que aquellos en la prensa que han estado conduciendo esta historia pueden hacer una pausa y reflexionar antes de que se haga más daño.

Sabe que es inusual emitir una declaración como esta pero espera que la gente justa comprenda por qué ha sentido la necesidad de hablar públicamente”, concluye el escrito del príncipe Harry.

La labor del príncipe, sobre todo en el último año, ha sido abordar el estigma social en temas como el VIH. Tanto es así que el miembro de la Casa Real Británica se realizó una prueba de VIH y lo colgó en un vídeo en directo de Facebook. Al parecer, el príncipe Harry quiere retomar el trabajo que realizó su madre, Lady Di, visitando en 2016 numerosas clínicas donde se trabaja para combatir esta terrible enfermedad.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta