¿Es posible la reconciliación entre un padre y un hijo después de tres años sin hablarse por ser gay?

0
792

Todos sabemos que salir del armario nunca fue una tarea sencilla y que te arriesgas a que amigos, familiares, en el trabajo, tus propios padres y la gente de tu entorno no se lo tomen como esperabas. Por eso, hay muchas personas que les cuesta dar el paso o que se “armarizan” en un entorno social hostil para no sufrir. La máxima que deberíamos tener en nuestra vida es: “Sé tú mismo sin pensar en el qué dirán” pero una historia de reconciliación es siempre algo a celebrar.

Un usuario del marcador social Reddit ha contado su experiencia personal de salida del armario frente a su padre que es toda una lección de amor. Padre e hijo se reconciliaron después de tres años sin dirigirse la palabra lo que demuestra que independientemente del tiempo, el amor es capaz de superar cualquier obstáculo en la vida.

“Mi padre no se tomó bien mi salida del armario”, explicó un usuario de Reddit, pidiendo consejo en ese momento. “Algunas de las cosas que me dijo me hicieron mucho daño: “¡Eres la peor pesadilla para un padre!” “¡Ojalá fueras drogadicto, esquizofrénico o asesino! Cualquiera de esas cosas los podría haber soportado” “¡Me das asco!” “¡No eres un hombre!” “Solo tengo un hijo” (somos dos hermanos) “¡No eres mi hijo!” “¡Eres un pervertido!” “¡Morirás de sida!”…”

Evidentemente el joven dejó de hablar con su padre pero continuó visitando a su madre. Pidiendo consejo a los usuarios de Reddit, el joven explica: “Han pasado tres años, y ella dice que va a venir. Me gustaría que viniera a almorzar un día. Ella dice que nuestro enfado le ha hecho daño (comprende que mi padre me lastimó también) y él ha estado bastante deprimido durante los últimos tres años”.

El joven asegura que los años de separación de sus progenitores han sido tristes y quiere cambiar las cosas: “Quiero darle un paso”, asegura, “Pero he estado luchando últimamente con mi propia aceptación, tener novio y seguir adelante. Tengo miedo de que si algo sale mal, me volverá a meter en un lugar oscuro. Me encantaría tener a mi padre en mi vida, pero ¿alguien que haya tenido una reacción tan horrible? ¿Podré recuperar alguna vez a un padre que ha tenido conmigo una reacción tan horrible?…”.

Un mes después de escribir este post, el joven decidió darse una oportunidad de reconciliación con su padre: “Mi madre quería que viniera a la casa pero no me sentía cómodo con eso (y pensé que no sería la idea más inteligente, como algunos de vosotros señalásteis también), así que nos encontramos en un restaurante. Llegué allí antes de ellos y me senté con el corazón encogido y muy nervioso. No sé por qué estaba tan nervioso. ¡Mi corazón saltó a la garganta cuando mis padres entraron. Honestamente quería ser un poco frío e impersonal con él para empezar, solo para protegerme a mí mismo y mis sentimientos. Pero de inmediato rompí a llorar cuando le vi y él también se desgarró (una visión rara) y luego me dio un abrazo muy largo (que hizo que mi madre simplemente repitiera: “¡Es tan bueno verte!” Fue muy dulce”.

Su padre fue el primero en hablar después del lacrimógeno reencuentro inicial. Entonces se sentaron y el padre hizo algo que no esperaba el joven en absoluto: “Mira, no voy a dar vueltas por las ramas, no reaccioné como debería cuando me dijiste que eras gay. Estaba sorprendido y seguí pensando lo peor. Hubiera sido de ayuda si no me lo hubieras soltado de golpe pero, de todos modos, debería haber sido más comprensivo… Y las cosas que dije, sabes que no me refería a ti. Estaba enfadado. Siempre serás mi hijo. Solo, ya sabes, se toman las cosas con calma. Tu madre me dice que tienes una relación pero no creo estar listo para conocer a esa persona todavía”.

La disculpa del padre sorprendió al hijo: “Le dije que todo estaba bien y que no esperaba que se encontrara con mi pareja a corto plazo y que yo seguía siendo la misma persona. Ahora mi padre bromea sobre los chicos con los que debería salir. Fuimos a un partido de baloncesto hace unas semanas y él señaló a un chico y preguntó,” ¿Qué hay de él? Yo estaba confundido, ¿Qué hay de él qué, papá? Le pregunté. Parece un buen tipo, trajo a su madre a ver el partido. No tiene tatuajes. No tendré que revisar su móvil cada tres minutos. Tiene un bonito cabello ¿Por qué no te interesa un tipo así? ¡Me morí de la risa!”

Desde entonces, su pareja y él han roto y la relación entre padre e hijo ha seguido mejorando.

¡Toda una lección de amor!

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta

  • Responsable
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.loottis.com/politica-privacidad/.