“Piso coqueto, acogedor estudio o cocina vintage”: algunos de los eufemismos de los anuncios de pisos que deberías saber detectar

1
294

Son muchos los términos que particulares y agencias suelen utilizar para describirnos las bondades de sus propiedades, ¿pero es realmente como lo pintan? Seguramente que en algún momento de tu vida te has tenido que enfrentar al tedioso proceso de buscar piso. En ciudades grandes como Madrid y Barcelona la tarea se complica aún más, con una gran oferta pero también una excesiva demanda. Te sientas delante del ordenador, buceas por varios portales de búsqueda de vivienda y notas como te recorre un sudor frío por la espalda al sentirte absolutamente desbordado por el aluvión de anuncios y de citas que vas a tener que concertar cada día.

Pero, ¿realmente cómo puedes adivinar si los anuncios que estás leyendo y las fotos que estás viendo se corresponden con la realidad? A muchos nos pasa que no tenemos el suficiente tiempo como para ir a ver todos los pisos que nos gustaría, por lo que debemos ser muy cuidadosos a la hora de seleccionar. Miguel Teus Balta, fundador de la boutique inmobiliaria del sector lujo MTB Gestión Inmobiliara, nos da una serie de tips para no caer en la trampa de anuncios un tanto engañosos que lo único que nos van a aportar es un buen cabreo por tener que haber ido hasta allí en vano. Aún así siempre hay que verle el lado el lado positivo a las cosas, pero si no quieres que te la ‘den con queso’ ten en cuenta este pequeño glosario de términos para no perder tiempo, ni dinero. Otra de las mejores opciones para que no te pase esto es poder contratar servicios personalizados y de asesoramiento inmobiliario, como el de Personal Shopper que realiza Miguel Teus desde MTB Gestión Inmobiliaria.

Aquí os recopilamos un pequeño glosario de términos muy utilizados en la mayoría de las descripciones de viviendas, pero vamos un poquito más allá. Una cosa es lo que se dice y cómo se dice, y otra muy distinta es la realidad:

  • Coqueto apartamento… que seguramente será muy pequeño. Pero dicen que la felicidad está en las pequeñas cosas, ¿no?
  • Necesita actualización… o quizá una reforma integral. Puede ser una bonita manera de empezar de cero.
  • Cuenta con telefonillo… por lo que seguramente no cuente con portero físico. Igualmente ya sabemos la fama que tienen los porteros…
  • Posibilidad de parking en el edificio… lo que quiere decir que no tiene plaza propia. ¿Para qué? Coge el transporte público, el medio ambiente te lo agradecerá.
  • Entre-planta… osea que es un bajo. Mira el lado bueno, así no tienes que coger el ascensor o subir escaleras.
  • Propiedad en una zona animada y mucha vida nocturna… o lo que es lo mismo, jaleo y ruido. Nunca está de más un barrio con ambiente. Así si tienes insomnio puedes bajar a tomarte algo y unirte a la fiesta.
  • Necesita luz artificial… es muy oscuro y sin luz natural. No hay problema, las lámparas de diseño están de moda.
  • A la propiedad se accede subiendo la escalera… así que no tiene ascensor. Compensa los días que no vas al gim con la subida de unos cuantos pisos diarios.
  • Cocina años 80… que posiblemente sea muy antigua. Pero lo vintage ¡está de moda!
  • Dormitorio para el bebé o despachito… lo que quiere decir que ese dormitorio es muy pequeño. Todo es cuestión de saber organizarlo y aprovechar el espacio.
  • Acogedor estudio… todos sabemos que el término ‘acogedor’ luego resulta ser un espacio minúsculo. Pero tanto si es para ti solo como si sois una pareja, cuanto más juntos mejor.

Últimos establecimientos o servicios

Compartir