Pepón Nieto y Alejo Sauras sobre su foto en un bar franquista: “Ideologías homófobas representan lo peor de este país y pedimos perdón”

0
993

La citada foto está publicada en redes en noviembre de 2015 pero es ahora cuando ha levantado ampollas después de que en su página de Facebook los responsables del restaurante El Cangrejo, similar al Casa Pepe que hay en Despeñaperros de cuyas paredes cuelgan retratos de Franco y banderas con el símbolo preconstitucional por todo el local, pusieran la imagen en la que se ven a los dos actores junto a los camareros del establecimiento acompañado del texto: “Nuestros grandes amigos Pepón Nieto y Alejo Sauras disfrutando de una buena comida en nuestro restaurante previa a la presentación en La Solana de su nuevo trabajo El Eunuco, una de las comedias más laureadas del momento”.

No ha sido hasta ahora cuando la imagen se ha viralizado, lo que ha provocado que los actores pidan disculpas a través de sus respectivos perfiles en Instagram. Ambos aseguran que antes de comenzar la función de El Eunuco en el teatro de la localidad ciudadrealeña de La Solana entraron en el bar más cercano para tomar algo sin percatarse de los símbolos que lucían en las paredes y que se hicieron la foto con los camareros por educación y por miedo a las consecuencias de una negativa. Tanto Nieto como Sauras niegan que sean clientes del local, ni que comieran en el establecimiento.  

Así lo explicaba en su Instagram Pepón Nieto acompañado de una imagen con la frase “A todo se acostumbra uno, yo no”.

Hace dos años, durante la gira de El Eunuco mis compañeros y yo entramos en el único bar que había cerca del teatro de La Solana (Ciudad Real) para tomar un café antes de la función. El local estaba lleno de banderas preconstitucionales y símbolos fascistas. Nos fuimos inmediatamente de allí pero antes de hacerlo dos de los camareros nos pidieron una foto a Alejo Saura y a mí y por educación y reconozco que un poco por miedo a que nos pudieran decir algo si decíamos que no, nos la hicimos. Ahora dos años después los responsables del bar están utilizando la foto como reclamo y diciendo que cenamos allí. No es cierto y no podemos hacer nada para impedir que la utilicen. Quiero pedir perdón de corazón a todos los que se hayan podido sentir mal por verme en ese local. Me avergüenza que esa foto este circulando y que los que la utilizan mientan diciendo poco menos que somos clientes del local. Los que me conocen saben que no puedo estar más lejos de ese tipo de ideologías xenófobas homófobas y racistas que representan lo peor de este país. Siento de corazón que mi imagen se relacione con ese tipo de personas y de ideologías. Todo esto me desborda y solo se me ocurre pedir PERDÓN a todo el que se pueda haber sentido ofendido.

A photo posted by Pepon Nieto (@peponnieto) on

En este mismo sentido se expresa en las redes sociales, Alejo Sauras:

Suscribo las palabras de mi amigo y compañero @peponnieto: Hace dos años, durante la gira de El Eunuco mis compañeros y yo entramos en el único bar que había cerca del teatro de La Solana (Ciudad Real) para tomar un café antes de la función. El local estaba lleno de banderas preconstitucionales y símbolos fascistas. Nos fuimos inmediatamente de allí pero antes de hacerlo dos de los camareros nos pidieron una foto a Alejo Sauras y a mí y por educación y reconozco que un poco por miedo a que nos pudieran decir algo si decíamos que no, nos la hicimos. Ahora dos años después los responsables del bar están utilizando la foto como reclamo y diciendo que cenamos allí. No es cierto y no podemos hacer nada para impedir que la utilicen. Quiero pedir perdón de corazón a todos los que se hayan podido sentir mal por verme en ese local. Me avergüenza que esa foto este circulando y que los que la utilizan mientan diciendo poco menos que somos clientes del local. Los que me conocen saben que no puedo estar más lejos de ese tipo de ideologías xenófobas homófobas y racistas que representan lo peor de este país. Siento de corazón que mi imagen se relacione con ese tipo de personas y de ideologías. Todo esto me desborda y solo se me ocurre pedir PERDÓN a todo el que se pueda haber sentido ofendido.

A photo posted by @alejosauras on

Ha habido reacciones de todo tipo a las disculpas, desde internautas que le mandaban este mensaje a Pepón Nieto: “Las disculpas se piden cuando ofendes a alguien sin querer. Cuando entras a un local abiertamente fascista y no solo no te largas sino que aceptas hacerte una foto junto a varios retratos de un genocida y banderas fascistas sabiendo que tu foto se usará para ensalzar el franquismo y convirtiéndote por ranto en complice de ello, la disculpa y aquí no ha pasado nada no vale. Se impone una petición humilde de perdón, un propósito de enmienda y aceptar lo que te caiga, así que Pepón, cállate y aguanta que la has cagado pero bien”.

Otros que opinaban que: “Aunque detesto el fraquismo (cómo todas las dictaduras de derechas o izquierdas), triste época nos está tocando vivir en la que hay que pedir disculpas continuamente para no herir sensibilidades… Ahora vivimos bajo la dictadura de lo políticamente correcto, se habla de la defensa de las libertades, pero lo cierto es que cada vez vivimos con menos, y no podemos decir lo que pensamos, vivimos una época de intolerantes que dicen que son progresistas”… hasta un usuario que escribía: “¿Debería yo pedir perdón porque en la mesa de mi casa siento gente de un lado y otro político? Pues él, menos. Estamos llegando a unos extremos de imbecilidad alucinantes”.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta