El Papa arremete contra la “ideología de género” en Polonia, país que vive un resurgir del “catofascismo homófobo”

0
1120

El pasado jueves 30 de junio vió la luz en Italia el libro “La prima pietra Io, prete gay, e la mia ribellione all’ipocrisia della chiesa” (“La primera piedra. Yo, un cura gay y mi rebelión ante la hipocresía de la Iglesia”) de Monseñor Krzysztof Charamsa. En octubre el año 2015 Charamsa, teólogo del Santo Oficio, publicó una entrevista sensacional en el “Il Corriere della Sera” (“El Mensajero de la Mañana”) en la que salió públicamente del armario, presentó a su pareja, el funcionario catalán, Eduard Planas, y acusó a la Iglesia católica de “homofobia paranoide“. Al parecer su libro no ha calado en el espíritu del Santo Pontífice porque en una reunión a puerta cerrada la semana pasada con obispos de Polonia, durante su primer viaje a ese país arremetió contra la “ideología de género”. El Vaticano difundió ayer martes una transcripción de unos comentarios hechos en privado por el Sumo Pontífice que demuestran que la Iglesia católica no sólo no da un paso en abrir sus brazos a la comunidad LGBT sino que mantiene su cruzada combativa.

El Papa Francisco lamentó que a los niños se les esté enseñando en la escuela que el género puede ser una opción, y agregó que su predecesor, Benedicto XVI, ha calificado los tiempos actuales como “la época de pecado contra Dios el Creador. Estamos viviendo un momento de aniquilación del hombre como imagen de Dios”. El pontífice dijo que quería concluir sus observaciones reflexionando sobre esto: “Hoy en las escuelas le están enseñando esto a los niños, ¡a los niños!, que cualquiera puede elegir su género”.

Sin especificar, culpó a los libros de texto suministrados por “personas e instituciones que donan dinero”. El papa Francisco lo atribuyó a una “colonización ideológica” respaldada por “países muy influyentes”, a los que no identificó, y agregó: “Esto es terrible”. Una de estas “colonizaciones”, señaló, “la diré claramente con su nombre y apellido: es el género”.

El tema de la “colonización” ha sido abordado antes por el pontífice, incluso durante un peregrinaje por Asia en 2015.

En esta ocasión, expresó que ha discutido el asunto de género con Benedicto XVI, quien ha vivido en el Vaticano desde que se retiró del pontificado en 2013: “Hablando con el papa Benedicto, quien está bien y tiene una mente clara, él me dijo: ‘Santidad, ésta es la época del pecado contra Dios el Creador’. ¡Él es inteligente! Dios creó hombre y mujer, Dios creo el mundo de esta manera, de esta manera, y nosotros estamos haciendo lo opuesto”, dijo el papa Francisco a obispos polacos poco después de su llegada a Cracovia, al inicio de un peregrinaje de cinco días.

El Santo Padre terminó diciendo a los obispos polacos que quería que ellos reflexionaran sobre esto: “Debemos pensar sobre lo que dijo el papa Benedicto: ‘Es la época de pecado contra Dios el Creador”’.

El ex sacerdote gay Krzysztof Charamsa conoce muy bien la realidad que se vive en su Polonia natal donde el nuevo gobierno católico fomenta la xenofobia y homofobia como valores nacionales. Lo hacen en nombre de la religión católica y con una activa participación de la conferencia episcopal polaca. “Es una vergüenza que la Unión Europea permita a Polonia, uno de sus países miembros, construir de forma sutil un estado confesional. Se puede hablar ya de un renacimiento del catofascismo polaco. Los gais son el primer grupo social discriminado, estigmatizado y perseguido por el estado conjuntamente con la iglesia. Hay una campaña de presentación negativa y de estigmatización de las personas LGBTIQ en medios de comunicación públicos. Se promueve la homofobia y se defiende a los homófobos en el sistema legal. Uno puede ofender a los gays y no es culpable porque ofendiendo expresa su propia libertad de consciencia y de religión. Los culpables son los gais por existir”, explica Charamsa.

Desde que el ultraconservador Andrzej Duda, del partido Ley y Justicia, fuese elegido con mayoría absoluta presidente de Polonia en 2015, la situación del colectivo LGTB se ha recrudecido considerablemente. Nada más llegar al poder, se encargó de vetar una nueva ley de identidad de género que había sido aprobada por el Parlamento polaco pero, claro está, estos temas no estaban en la agenda del Papa Francisco. Lamentable.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta