Padres gays de trillizos por subrogación: Un caso único en el mundo

0
3713

Una pareja gay de Sudáfrica, Christo y Theo Menelaou, son los primeros en el país y posiblemente del mundo en tener trillizos. Se da la extraña circunstancia de que dos de sus hijos son gemelos idénticos. Nacieron a través de una madre sustituta por subrogación. Otra de las circunstancias que les hacen tan especiales es que los bebés comparten el ADN de ambos hombres por lo que los tres son hijos biológicos de ambos.

Los nuevos padres conocieron a la madre de sus hijos durante el juicio por asesinato del atleta paralímpico sudafricano Oscar Pistorius. Eran vecinos y amigos de Pistorius y fueron llamados como testigos  en las vistas que tuvieron lugar en el que se juzgó al atleta por el asesinato de su novia Reeva Steenkamp, ​​en febrero de 2013. A raíz de los traumáticos sucesos, muchos se convirtieron en grandes amigos. Uno de los testigos clave del Estado presentó a Christo y Theo a su madre sustituta.

La noticia positiva es que los trillizos están ya en su nuevo hogar en Pretoria después de un tenso mes en el hospital, donde los bebés se debatieron entre la vida y la muerte. Nacieron prematuramente a poco más de 31 semanas de gestación el pasado 2 de julio (cuando un alumbramiento natural requiere de 40 semanas de gestación).

Josué fue el primer en nacer por cesárea con un peso de 1.82 kg y el más largo de todos los hermanos ya que midió 40 cms., después vino al mundo Zoe con un peso de 1,4 kg y, finalmente, le siguió Kate con tan sólo 1,3 kg. Desde su nacimiento permanecieron en cuidados intensivos con un aparato de respiración asistida y monitoreados constantemente hasta que los médicos consideraron que eran lo suficientemente fuertes para abandonar el hospital Sunninghill de Johannesburgo.

Aun así, se fueron a casa por separado. Joshua fue el primero en ser dado de alta el 22 de julio con tres semanas de vida; Zoe dejó el hospital 10 días más tarde, seguida de su gemela Kate el pasado 4 de agosto.

La pareja había perdido las esperanzas de ser padres: “Cuando eres gay siempre existe la idea de que simplemente puede no ser posible padre. No importa lo mucho que lo desees. Es muy difícil ser aceptado para una adopción y se nos dijo que siempre las madres prefieren parejas heterosexuales. Nunca pensamos que sería posible encontrar una persona que le gustaría ser madre sustituta para una pareja de homosexuales”, le ha dicho Christo Menelaou a Sky News.

La pareja fue a un banco de óvulos y eligió sus huevos antes de fertilizar el embrión con el esperma de Christo para que fuera implantado en el útero de la madre sustituta, junto con otro embrión fertilizado con el esperma de Theo (dos embriones es por lo general el límite de implantación para evitar peligrosos embarazos múltiples).

A las 10 semanas de embarazo, un análisis reveló que uno de los embriones se habían separado y la madre sustituta llevaba ahora trillizos, de los cuales, dos serían gemelos idénticos, un hecho extremadamente raro.

Los médicos aconsejaron a la pareja y a la madre sustituta que renunciaran a dos de los bebés para dar una mayor oportunidad de supervivencia al tercero pero finalmente encontraron a un ginecólogo que accedió a ayudarles para “salvar” a los tres.

La doctora Heidra Dahms, ginecóloga en el Hospital Sunninghill donde nacieron los bebés, le dijo a Sky News: “Es extremadamente raro nunca he oído hablar de esto antes”. De hecho, hay muy pocos datos de bebés por subrogación del mismo sexo y la probabilidad de que sean trillizos hace que sea aún más raro.

Un equipo formado por más de 20 cirujanos, enfermeras, anestesistas y los dos padres estuvieron trabajando para que los bebés nacieran a principios de julio con tres equipos médicos por separado para tratar a cada bebé.

Con los bebés con un peso de poco más de un kilo cada uno, sus pulmones necesitan ayuda para respirar en un primer momento y Theo dormían en el hospital junto a su incubadora durante tres semanas hasta que se hizo más fuerte. Aun así, hay retos por delante, Zoe necesitará cirugía por un defecto del corazón que debe ser llevada a cabo dentro de sus primeros seis meses de vida.

La pareja celebra su estrenada paternidad como nunca pensaron que lo harían: El cuidado de sus tres bebés en su propia casa con la ayuda de dos enfermeras que están con ellos día y noche. Cada bebé todavía está equipado con un monitor que suena una alarma cuando el bebé deja de respirar: “Tenemos que masajearles suavemente la espalda o hacerles cosquillas en los dedos de sus pies sólo para recordarles que deben respirar”, dice Theo, el flamante nuevo papá.

Christo y Theo Menelaou lo consiguieron y sus ojos se llenan de lágrimas cuando habla de sus hijos: “Nos sentimos muy agradecidos. Realmente lo hacemos”. Las leyes de Sudáfrica son muy estrictas sobre los vientres de alquiler. Tanto la madre, como el marido de ella y la pareja gay tuvieron que firmar por separado declaraciones juradas ante un juez en el que manifestaban que todos estaban de acuerdo con el proceso y dispuestos a participar en el alumbramiento sin que hubiera intercambio de dinero de por medio (a excepción de los gastos incurridos como consecuencia del embarazo).

¡Nuestra enhorabuena a Christo y Theo Menelaou!.

Foto de la pareja Christo y Theo Menelaou publicada en Sky News

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta