Olvida el mito de que los jueguetes sexuales son para disfrutar en soledad

Olvida el mito de que los jueguetes sexuales son para disfrutar en soledad

Aunque la cultura popular ha enseñado que los juguetes sexuales se usan en contextos individuales, este tipo de elementos también son perfectos para usar en la intimidad de pareja. Incluso pueden ser muy positivos para mejorar el erotismo y la comunicación entre ambos.

Las alternativas son muchas. Podrás encontrar desde vibradores y dildos, hasta lencería erótica y aceites afrodisiacos perfectos para dar un masaje a tu pareja. Además, este tipo de juguetes son adecuados para usar a cualquier edad y en todo tipo de relaciones: monógamas, abiertas, heterosexuales, homosexuales, bisexuales, etc. 

Fortalecen la comunicación y la complicidad

Los juguetes sexuales son mucho más versátiles de lo que piensas. De hecho, muchos de ellos se pueden usar en pareja frecuentemente o estando solo mientras él/ella está en la oficina. Esto se debe a que permiten estimular distintas zonas erógenas, así como la imaginación y la picardía dentro del acto sexual.

También es incorrecto pensar que este tipo de productos se usan solamente cuando algo va mal en la relación o “cuando la llama del erotismo se apaga». Los juguetes sexuales son adecuados para integrarlos en la intimidad de pareja incluso cuando no falta la pasión.

En los sex shop online puedes encontrar opciones perfectas que te ayudarán a mejorar la comunicación con tu pareja y darán un toque diferente a los encuentros eróticos. Este tipo de juguetes te permiten descubrir formas de placer que quizás nunca has experimentado. Al mismo tiempo, refuerzan el vínculo afectivo con el otro.

Cómo ofrecerlos a tu pareja

Por más cliché que parezca, la respuesta es simple: La comunicación es la base de todo. Si quieres probar juguetes sexuales con tu pareja, debes ser directo y preciso. Habla con naturalidad, como si se tratara de ir a un paseo en el parque. En efecto, esta es la mejor manera de combatir el tabú que hay alrededor de los juguetes sexuales. 

  • Hazle saber a tu pareja que la deseas y que usar un juguete sexual no implica que ya no te guste.
  • Muestrale diferentes opciones y comenta el uso que se le puede dar a cada una (ya lo veremos más adelante).
  • Si es necesario, enséñale que este tipo de productos existen desde hace mucho. Dile que no tienen nada de malo y que los prejuicios retrógrados en su contra son una tontería.
  • Pregúntale qué piensa al respecto, cuál le gustaría probar y cómo se siente con tu propuesta. 

Hay alternativas para todo tipo de parejas

No a todo el mundo le tienen que gustar los mismos juguetes sexuales (al menos no desde el principio). Los sexólogos recomiendan empezar con alternativas más sencillas, como lubricantes eróticos y pequeños juguetes. Después, si la pareja desea, pueden ir probando otras opciones. Es cuestión de creatividad y curiosidad.

Vibradores, dildos y masturbadores

Están fabricados con materiales especiales hipoalergénicos y mecanismos de vibración para que puedas estimular de manera intensa el ano, el clítoris y vagina. Además, los masturbadores generan una sensación de placer completa en el pene.

Lencería erótica y comestible

Podrás encontrar trajes de enfermera, colegiala sexy, policía, y muchos más. Los mejores modelos vienen con accesorios para que puedas jugar un poco con tus pareja y divertirte en el acto sexual. También hay lencería fabricada con materiales completamente comestibles, como los candy tanga o candy bra.

Sales de baño, aceites y lubricantes

Hay juguetes y productos que sirven para dar cariño a tu pareja y hacerle sentir en un spa. Los lubricantes de sabores y aceites especiales son adecuados para dar masajes en distintas partes del cuerpo. Además, su composición química te permite usarlo en los genitales sin peligro de alergias. 

Cómo escoger el adecuado

Si quieres ahorrar más tiempo y hacer tu compra de forma más privada, lo más recomendable es buscar en tiendas online especializadas en este tipo de productos.

  • Mira todas las alternativas y lee la descripción del producto. Tendrás una idea clara de su uso.
  • Es imprescindible que ambos comentéis qué os llama la atención y qué no.
  • Si sois una pareja que disfruta mucho el juego previo y los masajes, los lubricantes, sales de baño y geles son una excelente alternativa
  • Para quienes se sienten un poco cansados de la monotonía o les gusta echar a andar la imaginación, también hay disfraces e indumentaria erótica para realizar juegos de roles y fantasías.
  • Si buscáis algo más extremo, también podéis usar arneses, esposas y artículos de BDSM (indicado para expertos y las mentes más abiertas).

Por último, recuerda que no es necesario que os adaptéis a todos los tipos de juguetes al primer uso. Podéis probar distintas opciones de diferentes maneras y descubrir juntos lo que más os gusta. De esta manera, tendréis nuevas formas de placer que mantendrán vivo el deseo en la relación.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email