El olímpico Gus Kenworthy y el actor Matthew Wilkas hablan sobre su noviazgo y cómo fueron sus salidas del armario para Out

0
1323

Lo que nos pirran en Loottis las historias de amor con final feliz. El esquiador acrobático británico de 25 años de edad, Gus Kenworthy, se interesó por el actor Mathew Wilkas, de 38 años, después de verlo en la comedia romántica, Gayby, en la que interpretaba a un dibujante de cómics homosexual que tiene un hijo con su mejor amiga. Kenworthy todavía estaba en el armario y en los coletazos de una relación de cinco años cuando vio la película por primera vez en 2012. Así que el deportista olímpico encontró la cuenta de Instagram de Wilkas y entró en acción. “Le escribí este mensaje muy largo en Instagram”, recuerda el atleta en la edición anual que la revista para el público LGBT, Out, dedicada a las parejas que comparten y dan visibilidad a su amor.

Kenworthy cuenta lo que le dijo a su  actual novio en ese primer contacto: “Le dije: “Hey, creo que eres muy gracioso, pareces muy dulce, y me ha gustado seguirte en Instagram. De hecho, estoy en el armario ahora y voy a ir a New York en un par de semanas por si quieres tomar un café o algo así”.

Wilkas había roto recientemente con su pareja y no sabía realmente quién era Kenworthy pero aceptó el café. Tras ese primer encuentro durante otro año se vieron esporádicamente pero, a partir de ahí, los sentimientos afloraron rápidamente después de que se reunieron para cenar y celebrar el cumpleaños de Kenworthy. “La conversación fue muy fácil y nos besamos fuera del restaurante después de la cena. Luego me llevó de vuelta a mi hotel y siguió su camino”, recuerda Kenworthy.

“Nos enviamos mensajes de texto durante toda la noche y, al día siguiente, llegó al hotel para pasar el rato de nuevo. Yo estaba allí con mi madre pero ella estaba deambulando, así que Matt y yo nos pusimos en contacto por primera vez”. Luego tomaron una copa con su madre quien insistió en que un reacio Wilkas se les uniera para cenar. “Amó a Matt de inmediato”, explica Kenworthy sobre la impresión que le causó el novio de su hijo.

La relación pasó a un nuevo nivel cuando Wilkas estaba trabajando en una obra en Connecticut el año pasado. Kenworthy sorprendió al actor con una visita y fue entonces cuando se dijeron “te amo” el uno al otro por primera vez.

Wilkas explicó el momento en el que ambos se declararon su amor: “Estábamos en el sofá besándonos y había estado pensando en las palabras que iba a decirle durante mucho tiempo y la sensación que me causarían pero sólo dije: “Tengo algo que quiero decir pero estoy realmente asustado para decírtelo y comencé a llorar”.

Por su parte, Kenworthy recordaba el momento con estas palabras: “Podía sentir su corazón latiendo y sentía su energía. Sevió hacia mí y dijo: “Quiero decirte algo pero estoy asustado”. Y yo simplemente le dije: “Me encantas”. Y luego él se dio la vuelta y estaba llorando y yo estaba llorando, también. Fue muy dulce”.

Sobre el momento que descubrió que le gustaban los chicos, Kenworthy explicaba: “Me di cuenta de que era gay más o menos a la edad de 5 años. Mi amigo más cercano de la familia era una niña y siempre estaba emocionado de ir a su casa y usar su horno y jugar con sus muñecas Barbie. Todas las cosas que quería tener pero tenía Tech Decks y GI Joes. En la escuela secundaria me di cuenta que, en realidad, estaba con chicos y quería conectar con ellos, pero no era una opción en absoluto. Acababa de convertirme en profesional en el esquí, estaba de viaje, había niñas en los eventos”.

El esquiador de Freestyle también ha hablado sobre su salida tardía del armario: “Cuando cumplí los 18 años conocí a mi primer novio, Robin, que también estaba involucrado en la industria del esquí, trabajando en el cine y la fotografía. No sabía que era gay, no sabía que yo era gay, y nos hicimos amigos. Luego, después de una noche de beber, decidí hacer un movimiento. Lo preparé pero se asustó, simplemente le dije: “Lo siento mucho, bebí demasiado”, pero él respondió, y eso fue el comienzo de una relación de cinco años completamente en el armario. De hecho nos presentábamos como amigos. Fue triste. Nunca pensé que había llegado el momento de salir mientras estaba esquiando. Esta industria era homófoba, así que decidí que tendría mi carrera de esquí, y luego saldría con mis amigos y viviría con mis novios o me casaría, pero sería algo distinto. Pero llegué a un punto en que era perjudicial estar en el armario. Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba siendo un idiota, y que tenía que defenderme y dejar que todos lo supieran”.

Sobre sus vivencias personales, Wilkas, le ha contado a Out: “Crecí en Camden, una pequeña ciudad en la costa de Maine. Mi padre falleció cuando yo tenía 12 años. Tuve una infancia difícil porque yo era un poco afeminado y nunca realmente encajé. Tendía a salir con chicas, era el niño de mamá: me encantaba la decoración, dibujé mucho, y estaba obsesionado con las películas musicales antiguas… todos los clichés de un adolescente alegre. Entre en un programa de teatro de la Universidad de Boston donde me dieron una beca Era la primera vez que vivía fuera de mi casa familiar. Yo estaba rodeado por todos estos jóvenes creativos. Los estudiantes salían del armario y eso era impactante y emocionante. Fue mi momento de hacerlo también  muy dramáticamente. Cada viernes había una clase de tres horas en la cual, uno por uno, se levanta para expresar algo y yo hablé sobre cómo era gay”.

En Loottis le deseamos a la pareja que su amor les dure para siempre.

Foto de la portada: Revista OUT

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta