No fue una agresión fue un ASESINATO, #justiciaparaSamuel

No fue una agresión fue un ASESINATO, #justiciaparaSamuel

Hay que hablar claro, Samuel no sufrió una agresión estando de fiesta de madrugada, fue apaleado y asesinado por homofobia. ¿Y aun alguien cuestiona por qué existe el día del Orgullo? Pues por esto, entre otras muchas cosas.

Samuel era un chico de 24 años, auxiliar de enfermería en una residencia de ancianos que había sufrido en primera persona la crudeza de esta pandemia y que, lo único que quería era salir a disfrutar de la noche gallega con sus amigos pero, por desgracia, un homófobo de más o menos su edad decidió truncarle la noche.

Samuel acudió con varios amigos a una discoteca del paseo marítimo de Riazor (A Coruña), en un momento dado salió, junto con su amiga Lina a fumar y a hacer una vídeollamada a la novia de ella, Vanesa. Estaban tan emocionados contándole las anécdotas de la noche anterior a su amiga que giraron el móvil para enseñarle por donde fueron andando ese día justo cuando pasaba una pareja y el chico les increpó diciendo que no le grabaran. Cuando quisieron explicarle que solo estaban haciendo una videollamada que en ningún momento era su intención grabarle a él, el chico dirigiéndose a Samuel le soltó:  “O paras de grabar o te mato, maricón” y le asestó un fuerte puñetazo en la cara. Tras varios golpes, un chico de color consiguió separarles y salvar momentáneamente a Samuel porque solo 5 minutos después el agresor volvió a por él con 12 personas más que lo rodearon y lo asesinaron a golpes.

Hoy, 5 de julio, hay convocadas manifestaciones contra la violencia LGTBI y pidiendo justicia para Samuel en todas las ciudades de España y, sobre todo, en Galicia.

Deje un comentario
Comentario
Nombre
Email

Suscríbete
close slider
Suscríbete a nuestro boletín