Nacho Vidal a Hazte Oír: “Tenéis miedo a que vuestros hijos sean transexuales, ¿qué haríais con ellos?”

1
1983

El revuelo mediático del autobús transfóbico de Hazte Oír se materializaba este pasado viernes en la defensa de los niños transexuales en los dos programas de televisión más vistos en España: la final de “Tu cara me suena” en Antena 3 y Nacho Vidal en Sálvame Deluxe en Telecinco. Por un lado, Blas Cantó, excomponente de Auryn, compartió la mitad de los 30.000 euros que ganó como vencedor del concurso con Yolanda Ramos y la catalana lo destinó a la ONG Chrysallis, la Asociación Estatal de Familias de Menores Transexuales, responsable de la campaña a partir de la cual Hazte Oír sacó su autobús. Por otro lado, el empresario de la industria para adultos, actor porno y ex concursante de Supervivientes que, en diciembre habló abiertamente de su hija transexual de 9 años de edad: “Mi hijo Nacho ahora se llama Violeta” y anunciaba la campaña NoHayHuevos.org, cargaba con dureza contra la asociación ultracatólica Hazte Oír. Y no es para menos.

En la entrevista de este viernes con Jorge Javier Vázquez, Vidal catalogó el mensaje de Hazte Oír como una campaña de odio. “Están haciendo mucho daño a los niños transexuales como mi hija. Van de cristianos y para mí son los hijos de Satán. Tienen miedo de que en una de las ponencias en las que se explica la transexualidad en niños, uno de sus hijos se dé cuenta de que le pasa lo mismo que a otros muchos. Tienen miedo de que les salga un hijo transexual, por eso quieren esconder esto”. Preguntado por la situación en la que quedarían esos niños si fueran sus hijos añadía: “¿Les prenderían fuego? ¿Lo lapidarían? ¿Lo tirarían por un balcón? ¿Lo negarían como hijo? ¿Si yo no quiero que le hagan bullying a mi hija qué tengo que hacer? ¿Si con cuatro años te dice que no se viste más de niño, que es una niña, que harías?”.

Nacho aseguró que su situación familiar no fue fácil pero que eso no hizo que rechazara a su hija Violeta o dejara de quererla menos: “Al principio es muy duro, pero te lo comes con patatas y te das cuenta de que es algo maravilloso. La sociedad es mala, esta gente no tiene bondad, no tiene amor. Al final todos vamos a ser calvos y acabaremos bajo tierra, pasemos por eso lo mejor posible. Están poniendo más piedras en el camino, cuando los padres lo que estamos intentando es aliviarlo”.

E incluso Vidal respondía a aquellos que le han llegado a decir que tenía una hija transexual como “castigo” por ser actor porno y porque su mujer “se acostaba con otras”: “Lo que más me jode es que se denominen así cuando los cristianos no son así. Todos somos iguales a los ojos del señor”, decía el actor.

Mientras tanto, el presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, explicaba este jueves que van a retirar el mensaje ‘Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen’. En concreto, anunciaba que “van colocar un vinilo gigante para tapar la parte del autobús que lleva el polémico mensaje para lanzar otra frase”, pero ha insistido en que “el autobús seguirá circulando”.

La respuesta de asociaciones como Chrysallis no se ha hecho esperar: Coincide con la Sección de delitos de odio y de discriminación de la Fiscalía Provincial de Madrid, en que el mensaje inicialmente divulgado en un autobús y en una web vinculada a Hazte Oír (“actuall”), constituyen presuntamente un delito de incitación a la discriminación por razón de identidad sexual, y un delito de lesión a la dignidad de las personas por razón de identidad sexual. Y al entender que esta segunda campaña de la autocaravana es continuación de la anterior y que presuntamente supone incitar a la discriminación por razón de identidad sexual, y una lesión a la dignidad de las personas por razón de identidad sexual, en la tarde del mismo viernes 3 de marzo, interpuso denuncia contra Hazte Oír ante los Juzgados de Instrucción de Madrid. Afirman que presuntamente ambas conductas constituyen delitos, tipificados y penados en los números 1 y 2 del artículo 510 del Código Penal, alertando como respuesta: “Que no te engañen: es la misma campaña, pero en autocaravana”.

Imagen tomada de la denuncia interpuesta por Chrysallis

Desde Chrrysallis consideran que nadie contrata una campaña publicitaria para divulgar algo que cree obvio y, por tanto, no es una pregunta inocua o inocente interrogarse sobre si los niños tienen pene y las niñas vulva “sino que en el contexto descrito viene a tratar de imponer consecuencia para que se concluya que quienes no tienen pene, no puedan ser reconocidos como niños; esto es, que no son niños los que tienen vulva, niños transexuales, e incluso los intersexuales, aunque son niños porque su identidad sexual es la de niño, tengan lo que tengan entre sus piernas. Y el mismo planteamiento en el caso de la afirmación de las niñas tienen vulva; esto es, que no son niñas las que tienen pene, las niñas transexuales”, reflexiona la asociación en un comunicado.

 “Como ha declarado el Pleno de la Sala 1ª del Tribunal Supremo, “En el reconocimiento de la identidad de género a las personas transexuales debe primar el aspecto psicológico y psicosocial sobre el puramente cromosomático, gonadal e incluso morfológico””, explican en la asociación.

Chrysallis asegura que le constan varios incidentes sufridos tras la campaña de Hazte Oír como la bajada pública de pantalones a un niño trans por varios compañeros de su centro escolar “¿Se pueden imaginar el sentimiento del alumnado trans, que sin quererlo se ven inmersos en “debates de actualidad” en clase generados por esta campaña, en la que compañer@s suyos les niegan su identidad y los tachan de enfermos usando como argumentos los que expone Hazte Oír en su campaña?”, subrayan.

Desde Chrysallis se reafirman en que les mueve el amor por los menores transexuales mientras cuestionan las motivaciones de Hazte Oír y agradecen la respuesta social que han tenido.

Por otro lado, la  Plataforma Por Los Derechos Trans exije al gobierno la retirada de la consideración de utilidad pública de Hazte Oír y así se suma a la petición presentada la semana pasada en el Congreso de los Diputados por los grupos parlamentarios de Unidos Podemos y PSOE.

Ante la reincidencia de esta entidad de proseguir con la campaña transfóbica poniendo en circulación un nuevo vehículo tras la inmovilización del primer autobús dictada por el juez de instrucción nº 42 de Madrid que consideró que los mensajes contenidos pudieran ser lesivos para un colectivo humano por motivos de identidad de género, lo que consideran un acto de desobediencia y provocación.

“Siguen insistiendo con alevosía en dañar la dignidad de las personas trans, con especial gravedad a la infancia y la juventud, violando derechos constitucionales, la ley de protección a la infancia y  a pesar del amplio rechazo que la sociedad ha mostrado a sus mensajes estos días”, declara Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma por los Derechos Trans, quien añade, “Fomentar el odio hacia un colectivo ya de por si vulnerable,  no es de “utilidad pública”,  no es admisible que puedan  gozar de las ventajas fiscales que la legislación les ofrece, ni la sociedad apoya que con su dinero se financie la discriminación y pedimos a la la justicia celeridad en la resolución de estos hechos para esclarecer la constitución de delito”.

 

Últimos establecimientos o servicios

1 Comentario

Dejar respuesta