Matrimonios “Nyumba ntobhu” en Tanzania: Bodas entre mujeres como alternativa a la ablación y el maltrato

0
1949

Bordeada por países como Uganda, Malawi y Kenia, donde la homosexualidad tanto masculina como femenina está tipificada con cadena perpetua, Tanzania no es tampoco un país LGBTIfriendly. El mes pasado, la ministro de Salud de Tanzania, Mwalimu Ummy, decidió prohibir los lubricantes íntimos en el país con la esperanza de que los hombres desistan de tener relaciones íntimas con otros. Sin embargo, en un pueblo remoto en la zona norte de Tanzania, los matrimonios del mismo sexo entre mujeres están aumentando y es una práctica muy habitual.

Es el caso de la tribu Kurya, una comunidad ganadera con una población estimada de 700.000 habitantes distribuidos por el norte de Tanzania, con una larga tradición en ver como una norma habitual que las mujeres se casen. Es una práctica conocida como “Ntobhu nyumba” y una estructura familiar alternativa y consolidada cuyo origen se desconoce.

De acuerdo con la revista Marie Claire, las mujeres Kurya se casan con otras con el fin de mantener el control sobre sus posesiones en ausencia de los maridos cuando enviudan o cuando ellos le abandonan. La independencia también les da más poder y libertad sobre su estilo de vida.

Según ley de la tribu Kurya, sólo los hombres pueden heredar bienes. Por eso, cuando una mujer sin hijos es viuda o su marido la ha dejado, se puede optar por casarse con otra mujer. El vínculo que se establece entre las dos mujeres es similar a la de cualquier pareja casada: Ambas cuidan del hogar, viven juntas, trabajan, crían a los niños y duermen juntas. Sin embargo, ellas no practican el sexo.

La costumbre es diferente de los matrimonios del mismo sexo en Occidente porque el lesbianismo está estrictamente prohibido. De hecho, la mayoría de la gente Kurya ni siquiera saben que existe el sexo gay en otras partes del mundo, sobre todo, entre las mujeres.

A ambas mujeres que tenga este tipo de acuerdo consensuado y bien visto por toda la comunidad se les consiente que tengan amantes masculinos y en base a la ley de la tribu, si naciesen  hijos  de estas relaciones heterosexuales serían reconocidos como del matrimonio femenino.

“Nyumba ntobhu” está experimentando una especie de “renacimiento moderno” de la cultura patriarcal polígama de Kurya, donde los hombres usan las vacas como moneda para comprar varias esposas. Cada vez más mujeres Kurya eligen casarse entre sí en lugar que con hombres. Es la combinación perfecta que incluye todas las ventajas de consolidar un hogar estable y la posibilidad de poder tener la libertad de elegir a los compañeros sexuales masculinos.

Además, según la periodista tanzana, Dinna Maningo, “Estos matrimonios no sólo ayudan a prevenir el abuso doméstico, sino también el matrimonio precoz y la mutilación genital femenina que son costumbres habituales en su comunidad. Las mujeres más jóvenes son más conscientes y se niegan a tolerar este tipo de tratamiento. Las mujeres en los matrimonios del mismo sexo están protegidas de la violencia masculina y la ley de la tribu tiene reglas estrictas ya que los autores de cualquier maltrato deben pagar una multa con ganado a las mujeres para reparar cualquier daño que le hubiera infringido a la mujer agrabiada”, indica la reportera.

Autonomía dentro de los hogares del mismo sexo también significa que hay más niñas que se libran de matrimonio precoces y que pueden prepararse en la vida para cursar estudios.

Los matrimonios “nyumba ntobhu” se rigen sólo por el derecho de la tribu y no las leyes de Tanzania. Por eso, los hombres que engendrar hijos con mujeres casadas con otras tienen derechos parentales legales oficialmente. Sin embargo, la mayoría de los hombres Kurya no se atreven a desobedecer a los ancianos de las tribus que apoyan las uniones del mismo sexo y optan por cumplir con la costumbre y renunciar a sus derechos.

De acuerdo con los ancianos Kurya, hay 120 comunidades en un país que tiene 55 millones de habitantes, de los cuales, alrededor del 10 al 15% de los hogares están formados por parejas de mujeres.

Puede leer el artículo completo, que incluye historias de diferentes mujeres en la edición en versión inglesa de Marie Claire.

Y es que aunque el matrimonio “nyumba ntobhu” parezca una costumbre insólita que tiene muchas ventajas, en el mundo hay otras formas de entender la sexualidad que pueden resultar sorprendentes.

Foto de portada: Charlie Shoemaker / Marie Claire

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta