Los masajes prostáticos: Una práctica muy aconsejable para hombres gays y heteros

0
726

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud Prostática. ¿Sabías que el masaje de próstata ayuda a reducir el riesgo de inflamación prostática, de las probabilidades de padecer cáncer de próstata, evitar dolor genital y síntomas de disfunción eréctil y reduce las micciones nocturnas?. Destierra el tabú de que los hombres heteros no es aconsejable que se hagan masajes prostáticos.

Cada año se detectan en España cerca de 30.000 nuevos casos de cáncer de próstata, según la Sociedad Española de Oncología Médica, el tumor más frecuente entre los hombres y es la tercera causa de mortalidad por tumores en varones en España por detrás del cáncer de pulmón y del de colon. Es la patologías más frecuente del aparato genitourinario en el varón que afecta a más del 50 por ciento de los hombres de 50 años y puede alcanzar una prevalencia del 88 por ciento a los 90 años por lo que el cuidado de la salud prostática es indispensable; cuidado que engloba el conocimiento, la prevención y el tratamiento.

A partir de los 50 años los hombres deben estar más atentos a estas manifestaciones como orinar con más frecuencia (si ya no aguanta 5 o 6 horas sin orinar y tiene que ir cada dos horas o dos horas y media al baño); si notas que en vez de levantarte una vez por las mañanas ahora empieza a levantarte dos o tres veces para acudir al baño o si la micción pierde fuerza. Otros más graves son presencia de escozor al orinar o de sangre en la orina.

Los factores que son modificables para prevenir el prostatismo es evitar el estreñimiento, así como la restricción en la ingesta de líquidos por la noche y las micciones programadas, dejar el hábito tabaquismo y reducir la obesidad aumentando el ejercicio físico. Se recomienda evitar los alimentos picantes, moderar o evitar la ingesta de bebidas con cafeína o alcohol debido al efecto diurético e irritante que poseen a nivel vesical. No hay evidencias científicas que avalen que se puede prevenir con un cambio de alimentación, aunque sí se sabe, basándonos en los pocos estudios que se han realizado al respecto, que el cáncer de próstata se vincula más con el consumo de grasas saturadas.

Al igual que la mujer tiene interiorizado su visita anual al ginecólogo, los hombres deberían adoptar este hábito y acudir al urólogo periódicamente a partir de los 50 años.

Leloo, la reconocida marca de juguetes eróticos de lujo, hace una serie de recomendaciones para acabar con este tabú entre el género masculino y evitar nuevos casos y uno de ellos es el masaje y estimulación de la próstata. “Los beneficios de la estimulación prostática son enormes, los orgasmos que se alcanzan son explosivos y las ventajas en términos de salud son aún mayores”, señala Alberto Gooding, responsable de comunicación de Lelo.

La próstata es la glándula que almacena el semen. Tiene la forma de una castaña, y se encuentra enfrente del recto, bajo la vejiga urinaria. Cuando se masajea, los restos de semen se liberan y la próstata se limpia. Sin embargo, cuando no se le presta la atención debida, el semen se queda estancado generando una acumulación progresiva de bacterias, que pueden provocar la inflamación de la glándula y sus temidas consecuencias.

Un masaje de próstata puede hacer que los hombres experimenten orgasmos intensos y largos, a veces incluso múltiples, que pueden venir acompañados de eyaculaciones copiosas. Algunos clichés han llevado a la mayoría de los hombres a centrarse únicamente en los puntos de placer externos. “Entre los heterosexuales suele imperar la norma no escrita que dice que su trasero es, ha sido y será un lugar donde nunca brilla el sol, manteniéndose en la ignorancia de obviar el punto donde se encuentra el centro fisonómico de su placer”, indica Gooding.

En este sentido, los masajes prostáticos no solo ofrecen beneficios saludables, también placenteros. Según indican desde Lelo, este tipo de estimulación proporciona orgasmos más largos e intensos. Sólo la estimulación del Punto P –versión masculina del Punto G- activa orgasmos en el hombre que serían inalcanzables con la simple fricción del pene.

Lelo ofrece masajeadores de próstata que se adapta a la anatomía masculina, como es el caso deBILLY, el masajeador para caballeros de Lelo que explora las formas más sofisticadas del placer. Billy se presenta en forma curva y silicona suave, con un aro de seguridad en la base que asegura el máximo placer.

Lelo es la marca número uno del mundo en el diseño de productos para la vida íntima y la salud sexual. Creada en 2003, Lelo es célebre por haber protagonizado una transformación radical de la manera de entender los masajeadores personales, su aspecto, su funcionamiento y las sensaciones que transmiten.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta