Los “Jesuses”, la pareja gay de “Casados a primera vista”: ¿Conseguirán salvar su matrimonio?

0
1994

No contentos con los resultados desastrosos de Alberto y José Ramón, la primera pareja gay de ‘Casados a primera vista’, que daba por finalizada su relación en marzo de 2016, Antena 3 ha vuelto una temporada más con este reality que saca nuestro lado más marujón ¿Por qué nos atraerá tanto hurgar en la vida de los demás?. Confesadlo, no os va las parejas con final feliz sino aquellas que se sacan los ojos ¿Por qué le llamarán experimento sociológico en vez de cotilleo puro y duro? Y si se trata de reflejar la diversidad social, no podía faltar una pareja gay. Por eso, y tal vez para darle “chispa y salseo” al programa, surgió la pareja de los andaluces Jesús Carrillo y Jesús Macías, conocidos como los “Jesuses” y que representan algunos de los manidos estereotipos que nos atribuyen a los gays: llorones y con pluma.

Para darle más intriga a la cosa se buscaron a un gitano gay, Jesús Carrillo, de 24 años. Un educador social residente en Málaga aunque nacido en Córdoba que cree en el matrimonio ya que lo considera una reafirmación del amor y que soñaba con una boda con toque flamenquito que se vio empañada porque su familia no aceptan su condición (de hecho, su madre no asistió a la boda aunque les dio su bendición en vídeo) y, por el otro, Jesús Macías, de 32 años (apodado Jesuli, para distinguirlo). Un peluquero gaditano, alegre, pasional y muy llorón que esperaba encontrar a un hombre con sentido del humor para formar una familia y ser padres.

Jesuses de Casados a primera vista de 2017 2

Después de ocho capítulos de este culebrón podemos ya confirmar que ambos se han equivocado de programa para encontrar el amor. Los Jesuses no funcionan. Ya en el capítulo anterior el cordobés se llevó a su marido a visitar un pueblo lleno de cuestas, lo que provocó una discusión, casi un panpurrio del gaditano y la fea expresión del cordobés hacia su marido: “Tu no eres precisamente modelo ni ‘sírfide’, que te pareces a Winnie the Pooh”. Hay que reconocer que Jesús tiene una actitud algo negativa con Jesuli. Al volver, Jesús Carrillo intentó congraciarse con su marido y se dirigió al mercadillo a comprarle unas zapatillas ‘animalprín’ y una camisa de cuadros, pero Jesuli estalla: “No estoy seguro de que esto vaya a salir bien”. Nosotros tampoco.

A todo esto hay que sumar que, desde el minuto cero, la familia del cordobés desconfió del nuevo marido, Jesús Macías, por ser mayor que él. La desconfianza se trasladó a una vieja superstición gitana. Carrillo aseguró que le quemaba el dedo por la alianza, como si fuese un mal presagio. Ese nerviosismo continuó cuando ya estuvieron solos en la noche de bodas porque el cordobés aseguró que no tenía experiencia. La inexperiencia le llevó a confesar a su marido que tenía miedo de desnudarse delante de él o de dormir en la misma cama. Vamos que aún se mantienen castos aunque compartan cama.

A pesar de todo Jesuli, el gaditano, se empecina en salvar su relación. Jesús Carrillo piensa que su pareja es egocéntrica, que se cree pijo y superior y que actúa como si fuera su padre. “Me da coraje tu risa”, le dice. En el último programa, la sexóloga les propuso solucionar sus problemas de pareja “con la técnica ojo izquierdo” que consiste en que ambos se mirasen uno al otro con ese ojo. El único resultado evidente es que entre la especialista y Jesús hicieron llorar a Jesuli por el ojo izquierdo y también por el derecho.

La estrategia de negarse a tener relaciones sexuales de Jesús Carrillo está funcionando muy bien porque, efectivamente, no las está teniendo pero lo que no sabemos es si Jesuli aguantará mucho más tiempo está situación. No hay pasión en esta pareja y no hablamos precisamente de esa de hacer el amor apasionadamente sin acabar de quitarse la ropa, de sudar juntos hasta el mundo se acabe, de darse placer hasta que ambos pierdan el sentido… Hay más pasión cuando te presentan al funcionario de prisiones que te va a llevar a la celda.

Ha quedado más que demostrado que hacer test de compatibilidad (como marca la dinámica del programa) falla más que una escopetilla de plomillos y sino ¿Qué pareja ha salido victoriosa y siguen juntos después de pasar por “Casados a primera vista”? Ninguna pero ¡lo que nos entretiene y da para hablar este reality!

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta