Las terapias para gays según Monasterio. ¿Fake News?

0
424

La Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia fue aprobada por la Asamblea de Madrid en 2016. Entró en vigor con el apoyo de todos los grupos parlamentarios líderes por aquel entonces, incluídos PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. Pero, como era de esperar, no agradó a todos.

Entre los opositores se encuentran Rocío Monasterio (actual dirigente de VOX en Madrid), Mariano Clabuig (diputado de VOX en la Asamblea de Madrid) y también Lourdes Méndez (exmiembro del PP y ahora en las filas de VOX). Con el apoyo de asociaciones civiles, católicas, familias numerosas y padres separados crearon ‘La Plataforma por las libertades’, que llegó a desarrollar un manifiesto.

En el texto defendían “el derecho a la autonomía del paciente y la libertad individual ante leyes que prohíban someterse a una terapia de reorientación de la inclinación sexual cuando se trate de revertirla a la heterosexualidad”.

En concreto, pedía que no se prohibieran las conocidas como terapias de conversión que buscan modificar la orientación sexual de una persona. “Se consideran infracciones ‘muy graves’ y pueden ser sancionadas con una multa de hasta 45.000 euros y otras penas como la inhabilitación temporal o prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad por un periodo de hasta tres años.

Como consecuencia, Monasterio ha relanzado la polémica publicando en su cuenta de twitter uno de los puntos recogidos en el manifiesto.

Por otro lado, Ciudadanos y PP se burlan de la homofóbia de Monasterio en plena negociación. Marta Rivera, diputada de Ciudadanos por La Coruña, compartió la noticia a través de sus redes sociales y aprovechó para criticar a Rocío Monasterio.

El candidato al Ayuntamiento de San Sebastian por PP, Borja Sémper, crítico con la deriva que el PP tomó antes de las elecciones generales y con los pactos con VOX, también se ha burlado del manifiesto.

En conclusión de las declaraciones, Monasterio ha defendido que nunca ha hablado de que los niños homosexuales tengan que ir a terapia y ha aclarado que lo que sí fundó fue una plataforma que defiende la libertad de la educación de los hijos según sus valores, en este sentido, que los padres puedan elegir el centro que más les guste y se respete el programa que se da en el mismo.

En una entrevista con Europa Press se ha referido a esta noticia como una “fake news más” y ha asegurado que no hay “afirmación” de ella en ese sentido.

Por eso, proponen el “cheque escolar”, un sistema que, como ha explicado, “da una asignación al niño para gastarlo en el colegio que más le guste, el que quiera, religioso o no religioso, budista o no budista, con ideología de género o sin ideología de género”. De ahí su plataforma por las libertades, porque lo que defiende Vox es la libertad. “Yo no me meto en la cama de nadie y no quiero que nadie se meta en mi casa para decir cómo educar a mis hijos”, ha lanzado.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta