Las películas LGBT más interesante de 2016

0
2305

De King Cobra a Moonlight, ¿ha aumentado el número de películas queer este año? No cabe duda que vivimos un época de oro de films realizados desde el punto de vista LGBTfriendly. Desde Pride, pasando por Carol y La chica danesa, en los últimos años se ha producido una serie de películas que ofrecen premios dignos a personajes gays. Sin embargo, las grandes producciones protagonizadas por personajes lésbicos y trans han sido tristemente escasas este año.

Aquí tienes algunas de las que a nosotros nos parecen dignas para estar en este listado:

Other People (Otra gente)

Escrita y dirigida por Chris Nelly. Es un drama sobre el joven escritor gay David (Jesse Plemons), que vuelve a casa para cuidar de su madre moribunda afectada enferma de cáncer (una fabulosa y vivaz Molly Shannon hasta el final amargo). s películas de Hollywood sobre la muerte a menudo tratan de reinventar la historia confiando demasiado en el humor o evitando la emoción excesiva para alejarse del cliché. Sin embargo, Otra gente es honesta y está llena de amor.

Holding the Man (Sosteniendo al hombre)

La última adaptación de las memorias de los últimos 90 años de Tim Conigrave, sobre  la experiencia del VIH de su compañero a finales de los años 80 y principios de los 90,  es maravillosamente de buen gusto. Lanzado en 2015 en su Australia natal, pero haciendo su impacto en Europa este año, esta exquisita historia de amor lo cuenta con una impresionante amplitud y profundidad. Primero nos encontramos con Tim y John, interpretados por Ryan Corr y Craig Stott, respectivamente, como colegiales de los años 70. Salen del armario y disfrutan de un amor apasionado durante décadas. Desafían a los padres, amigos homofóbicos y los diagnósticos de VIH. La distancia y el tiempo impuestas cuando la vida arrastra dos mitades de una pareja en diferentes direcciones. Sin embargo, cuando Craig contrae cáncer como resultado de su VIH, su salud se deteriora rápidamente. De aquí en adelante, Tim rara vez se aparta de su lado y la devoción absoluta por el hombre que tiene está impresa en su actuación.

King Cobra

Su filmografía LGBTI incluye a Milk, Howl y I Am Michael. Pero el siempre ambiguo James Franco se libera a sí mismo en este drama pornográfico fantástico que fue probablemente la película LGBTI más esperada del año. Ganó notoriedad cuando la estrella porno Brent Corrigan (Sean Lockhart) alcanzó la fama en el mundo del porno gay aunque el actor rechazó la historia y dijo que no era un biopic en absoluto. Sin embargo, en la cinta Brent sale muy bien parado siendo el único personaje agradable que se salva desde el punto de vista moral. La ex estrella de Disney, Fearless Garrett, hace de Clayton, un protagonista magnéticamente sexy. Christian Slater ofrece un peso dramático como su mentor solitario haciendo el papel del productor de pornografía Bryan Kocis. Mientras tanto, Franco interpreta a su rival derrotado, Joe. La película tuvo un rendimiento pasable, obteniendo críticas negativas y positivas a la par. Pero cualquier hombre gay que sea incluso remotamente consciente de la existencia de Corrigan lo encontrará convincente. Nos encantó su ritmo ágil de presentar la industria del sexo.

El Pase (The Pass)

Russell Tovey, un actor británico abiertamente gay. Su impresionante actuación en el drama deportivo íntimo The Pass, donde interpreta a un futbolista de la Premier Ligue profundamente encerrado en el armario, es muy convincente. La película refleja tres diferentes etapas de su vida descubriendo que en el mundo del deporte hay todavía demasiada homofobia por erradicar. Su partner, Arinzé Kene, está igualmente asombroso como compañero de equipo y amigo, Ade. En la primera parte, en el espacio de una noche, es compañero de habitación de Joe, competidor, amigo y, en última instancia, amante. Reunidos diez años más tarde (en un hotel mucho más llamativo, debido a la brillante carrera de Joe), Ade está trabajando como fontanero y está comprometido con otro chico. Joe es toda una estrella del fútbol encerrada en el armario. En esta peli no hay escenas de sexo. Sólo en un momento la cámara explora los cuerpos entrelazados y desnudos de los chicos en un conmovedor y triste momento.

Looking, The Movie (Buscando La película)

Tovey, de nuevo es el protagonista de un drama inteligente y sensible que cuenta la historia de Patrick (Jonathan Groff), un hombre despreocupado de San Francisco y sus amigos guapos y complicados. El autor cuestionó el acercamiento casual a las cuestiones LGBTI cuando empezó. Y sigue siendo cierto que los problemas de los personajes sólo se aplican a un grupo específico y privilegiado. La película no es perfecta pero realista. A medida que Patrick, Agustín y Dom dan sus últimos pasos ​​hacia la felicidad, nos queda una profunda curiosidad de saber cómo estos hombres van a estar en el futuro y el desesperado deseo de que estén bien. Y entonces recordamos que no son reales.

The Handmaiden (La doncella)

Esta épica visionaria sobre un romance secreto entre lesbianas es el antídoto artístico de Looking. El magnífico opus del director surcoreano Park Chan-wook (cuyo thriller de 2013 en inglés Stoker fue escrito por Wentworth Miller y protagonizada por Nicole Kidman). Equilibra perfectamente el romance, la erótica, el misterio, el crimen, la comedia, el horror e incluso un toque de melodrama. Y todo ello con una pizca de política, En la Corea ocupada por los japoneses en los años 40, nos encontramos con la carterista inteligente Sook-hee (una encantadora Kim Tae-ri) que es contratada por el Conde Fujiwarato (el atrevido Ha Jung-woo) para posar como una humilde criada para una heredera, Lady Hideko (la enigmática Kim Min-hee). La astuta pareja conspira para que el Conde se case con la dama, que la declaren loca y se queden su dinero. Pero las cosas no son todo lo que parecen. Y las cosas se complican cuando Sook-hee y Lady Hideko se enamoran. Las escenas de sexo gay más explícitas de las películas de esta lista aparecen aquí. En su mayor parte, son elegantemente hermosas y seductoras.

Moonlight (Claro de luna)

La última vez que una película LGBTI disfrutó de la gloria Oscar fue Brokeback Mountain hace casi 12 años. Pero ¿podría Moonlight triunfar donde incluso Brokeback fracasó, al ganar la mejor película? Es posible. Esta película es una obra maestra, y al igual que The Pass, se compone de tres retratos de un hombre que lucha por llegar a un acuerdo con su sexualidad. Estas diferentes etapas de la vida son interpretadas por diferentes actores. Escrita y dirigida por Barry Jenkins y ambientada en un barrio empobrecido de Miami, este drama sensible se refiere a un joven introvertido, aparentemente afeminado, interpretado por Alex Hibbert.

Sacado de la pobreza por su madre soltera preocupada pero cariñosa (Naomie Harris),  encuentra consuelo en la casa del distribuidor de droga Juan (Mahershala Ali) y su pareja Teresa (una irresistible Janelle Monae). La acción entonces avanza y vemos a Chiron como un adolescente (Ashton Saunders) corroído por la adicción a las drogas y la prostitución de su madre, además de su propia homosexualidad floreciente. Un encuentro profundamente romántico con su único amigo Kevin que le conduce al desastre. En la tercera parte es adulto (Trevante Rhodes), convertido en un traficante de Atlanta. Su identidad masculina es abrumadora. Sin embargo, regresa a Miami en busca de amor y redención. Todos los actores que interpretan a Quirón y Kevin son impecables. Lo que hace que Moonlight sea tan válida es la empatía con la que se trata a su protagonista. “He estado fuera desde que tenía 15 años. A veces, he luchado para entender por qué cualquier adulto elegiría ocultar su sexualidad”, dice en la cinta. Tan sutil es el mensaje sobre aceptar quién eres, que se filtrará en tu alma sin que te des cuenta.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta