¿Por qué las mujeres hetero prefieren excitarse con películas de porno para lesbianas y gays?

0
7498

Buzzfeed y Pornhub, dos de los sitios de contenido XXX más populares del mundo, han vuelto en 2016 a unir fuerzas para ver las preferencias el público heterosexual femenino en sus gustos de consumo de pornografía. Y el resultado no ha variado con respecto a la encuesta que realizaron en 2014: Hay un 132% de más posibilidades de que una mujer hetero busque contenido lésbico que un hombre y las hetero prefieren las películas de sexo para adultos para lesbianas y gays, por este orden. Estos resultados vienen a ratificar un estudio realizado por la revista ‘Marie Claire’, que decía que hay una gran diversificación en el contenido pornográfico que consumen las mujeres en Internet. Tras analizar las respuestas de 3.000 féminas descubrieron que tan sólo el 63% de ellas buscan relaciones heterosexuales mientras que un 44% se decanta por el sexo lésbico.

La encuesta de Buzzfeed y Pornhub se realizó en la mayor parte del hemisferio occidental, incluyendo a las mujeres del continente americano y las de los países europeos. La escritora y psicóloga, Lauren Rosewarne, explicó que esta tendencia es común debido a que la pornografía hetero, a menudo, se centra en satisfacer más las fantasías de los hombres que el de las mujeres: “Un pene entrando y saliendo de la vagina a menudo no es tan atractivo ya que aunque las mujeres heterosexuales pueden apreciar el papel del pene en las prácticas sexuales, no necesariamente lo encuentran excitante en acción, sobre todo, porque los penes muy rara vez se nombran como la parte más atractiva de un hombre por parte de las mujeres”.

Por el contrario, la pornografía para lesbianas las mujeres hetero la encuentran placentera: “En el porno lésbico hay realmente un enfoque en la estimulación oral del clítoris. Y puesto que esto es normalmente lo que consiguen la mayoría de las mujeres de todos modos, no es de extrañar que esto es lo que le gusta ver en la pantalla”, afirma la terapeuta sexual, Megan Flemming.

Según la encuesta realizada Buzzfeed y Pornhub, la segunda categoría del porno más popular entre las damas es el gay masculino. La doctora Rosewarne sugiere que “esto se debe a que el porno gay hace lo que nunca hace el porno para heteros, que sexualices el cuerpo masculino”.

Por eso, blogs populares para lesbianas como FoxyGirls recomiendan a sus fans los sitios de pornografía gay como Cockyboys y una gran cantidad de relatos que cuentan como mujeres heterosexuales fantasean con relaciones del mismo sexo interpretando roles de personajes masculinos.

Lo que hace esto aún más notable, es el hecho de que Pornhub encontró que el porno gay es la séptima categoría más popular entre los hombres heteros.

Un estudio de 2015 realizado por la Universidad de Essex, explicaba que todas las féminas son lesbianas o bisexuales, pero nunca “heteros”. Para llegar a esta sorprendente conclusión, el equipo de investigadores, dirigido por el doctor Gerulf Rieger, monitoreó a 345 mujeres mientras veían videos de hombres y mujeres desnudos.

Los investigadores monitorearon las sensaciones de las participantes como la dilatación de sus pupilas o su excitación genital. Como cabía esperar, las mujeres que se autodenominaron como lesbianas mostraron fuertes respuestas físicas con los vídeos de dos mujeres practicando sexo y ninguna reacción cuando intervenía un hombre en la escena.

Pero lo que realmente les sorprendió es que aquellas que se identificaron como heterosexuales mostraron la misma excitación sexual al ver imágenes protagonizadas por mujeres que en las que aparecían varones. Las mujeres se mostraron abiertas a la posibilidad de cambiar su etiqueta sexual en algún momento y fueron más propensas a definirse como bisexuales

Según los datos recogidos, las mujeres se mostraron tres veces más abiertas a la posibilidad de cambiar su etiqueta sexual en algún momento de la vida que los hombres y además fueron más propensas a definirse como bisexuales que ellos.

Las mentes de muchas mujeres están desconectadas de lo que ocurre en la parte inferior de sus cuerpos. El objetivo de Rieger y su equipo era observar nuevas conexiones entre las lesbianas y los varones heterosexuales, pero por el camino se toparon con que la mayoría de las mujeres respondían a los mismos estímulos sexuales que ellos: “Si una mujer me dice que es ‘hetero’ no voy a desacreditarla, aunque estoy seguro de que no lo es”, concluía Rieger.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta